Clicky

10 cosas que debes saber antes de tu primer viaje a Madrid

¿Estás planeando tu primer viaje a Madrid? Aquí están las 10 cosas que debes saber antes de visitar la capital de España. Este post incluye información sobre las zonas, transporte, hoteles y atracciones que hay que ver durante una primera vez en Madrid.

10 cosas que hay que saber antes de ir a Madrid por primera vez
10 cosas que hay que saber antes de ir a Madrid por primera vez

Tanto si visitas un fin de semana como si estás de vacaciones, la capital de te cautivará con sus famosos museos, gastronomía y vida nocturna. Pero hay cosas que debe saber sobre el estilo de vida madrileño que hacen que la ciudad sea tan única. En este artículo, compartiremos 10 cosas que tienes que saber para preparar un primer viaje inolvidable a Madrid.

Lo que debes saber antes de tu primer viaje a Madrid

1. Cuándo viajar a Madrid

Las mejores estaciones para un primer viaje a Madrid son primavera y otoño. En particular, mayo y octubre son ideales, con temperaturas suaves y menos turistas que las temporadas altas. Durante estos meses, las temperaturas medias oscilan entre 16°C y 22°C. Así, podrás explorar cómodamente los atractivos de la ciudad.

Por el contrario, es preferible evitar julio y agosto debido a las temperaturas elevadas que a menudo superan los 30°C. Por otro lado, los madrileños suelen huir a cualquier lugar con playa durante el verano. Por lo tanto, habrá menos colas y aglomeraciones en lugares como el Museo del Prado, así que estos meses tienen su lado bueno.



2. Presupuesto general para un primer viaje a Madrid, España

Hacer un presupuesto para un primer viaje a Madrid implica mirar los costes de alojamiento, comida y transporte. En Madrid, el coste de los hoteles cambia drásticamente en función de la ubicación y la calidad. Un hotel de tres estrellas en los barrios céntricos oscila entre 60 y 100 euros por noche. Mientras que un hotel de cuatro o cinco estrellas puede costar entre 100 y 300 euros por noche.

Hablemos ahora del transporte. El coste de un billete sencillo de metro parte de 1,50 euros, mientras que un abono de diez viajes ronda los 12,20 euros. Los taxis tienen una tarifa inicial de 2,40 euros que aumenta en función de la distancia. Puedes comprar una tarjeta de metro ilimitada para un día por 8,40 euros. Este tipo de tarjeta permite visitar varios lugares a lo largo del día y te ahorrará dinero a largo plazo.

En cuanto a la comida, Madrid ofrece una amplia selección de cocina española a diferentes costes. Un desayuno puede ser un café y un bollo, y costar entre 3 y 5 euros por persona. Una comida puede variar desde bocadillos a 2-4 euros o tapas tradicionales a 1-6 euros de media. Una cena más elaborada puede costar entre 15 y 35 euros por persona, dependiendo del rango del restaurante.



3. Cómo llegar al centro de Madrid desde el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas está a unos 13 kilómetros del centro de Madrid. Desde el aeropuerto se puede llegar a los distritos centrales en metro, taxi o autobús.

Hay varias formas de ir del aeropuerto de Madrid al centro de la ciudad
Hay varias formas de ir del aeropuerto de Madrid al centro de la ciudad

La línea 8 del Metro de Madrid conecta el aeropuerto con la estación de Nuevos Ministerios, en el centro. Un viaje de ida dura unos 20 minutos y cuesta entre 4,5 y 5 euros, lo que incluye un suplemento de aeropuerto de 3 euros. Puedes adquirir los billetes en las máquinas situadas en la estación del metro.

Hay paradas de taxi designadas con colas fuera de las terminales del aeropuerto. Los taxis oficiales de Madrid son blancos con una franja roja y tienen contadores en su interior para cobrar a los pasajeros en función de la distancia recorrida. Según la normativa municipal de Madrid, se aplica una tarifa plana de 30 euros para los trayectos entre el aeropuerto y el centro de la ciudad.

También puedes reservar un transfer del aeropuerto de Madrid a tu hotel para evitar esperas o colas.

La línea 203 del Servicio Exprés de Autobuses es otra forma de viajar desde el aeropuerto al centro de Madrid. Este autobús funciona las 24 horas del día y para en todas las terminales antes de llegar a su destino en la estación de tren de Atocha. La tarifa es de 5 euros por pasajero, y los billetes se pueden comprar al conductor del autobús al subir. El autobús llega a Atocha en aproximadamente 40 minutos.


4. Sistema de transporte público en Madrid

El sistema de transporte público en Madrid es completo y eficiente. Este sistema incluye el metro, trenes que conectan con ciudades vecinas, autobuses, taxis y Uber.

El Metro de Madrid se abrió el 17 de octubre de 1919 y fue inaugurado por el Rey Alfonso XIII. Desde entonces, ha evolucionado hasta convertirse en una de las redes de metro más extensas del mundo. El metro cuenta con 12 líneas que recorren 293 kilómetros y llegan a los principales puntos de interés de la ciudad.

Por su parte, los trenes de Cercanías son operados por Renfe y forman una parte crucial de la red de transporte público de Madrid. Diez líneas (de la C-1 a la C-10) conectan la ciudad con los municipios colindantes y las áreas suburbanas.

Por otro lado, la red de autobuses cuenta con unas 200 rutas en la ciudad. Estos autobuses conectan con frecuencia zonas desatendidas por el metro. Además de los servicios de autobús normales, la empresa de autobuses EMT tiene rutas nocturnas llamadas “Búhos”.

También puedes contar con taxis y Uber u otras aplicaciones para moverse por Madrid como por cualquier gran ciudad.

Asimismo, Madrid es una ciudad muy amigable para el peatón. Y, con la mayoría de las atracciones en la zona centro, es posible que camines mucho durante tu estancia.


5. Qué visitar en un primer viaje a Madrid

  • Palacio Real
Vistas del Palacio Real de Madrid desde una azotea
Vistas del Palacio Real de Madrid desde una azotea

El Palacio Real de Madrid es una importante atracción histórica. Está situado en la parte oeste del centro de la ciudad, cerca del río Manzanares y de la Catedral de la Almudena. El palacio es fácilmente accesible en transporte público, a través de la estación de metro de Ópera, a la que llegan las líneas 2 y 5.

El palacio fue construido entre 1738 y 1755. El edificio es de estilo barroco y se encuentra en el emplazamiento de una antigua fortaleza árabe. A lo largo del tiempo, se ha utilizado para diversos fines, como albergar actos reales, coronaciones, bodas, reuniones de la corte y conciertos.

El Palacio Real tiene una superficie de 135.000 metros cuadrados y más de 3.000 habitaciones en su interior. En la actualidad, está abierto al público para visitas guiadas en horarios específicos. La entrada general al palacio cuesta 13 euros por adulto .

Este palacio se convirtió en residencia oficial en 1766 y sigue sirviendo para ceremonias.

  • Parque de El Retiro

El Parque de El Retiro, cuyo nombre oficial es Parque del Buen Retiro, es un gran parque público situado en el centro de Madrid. Este hermoso parque ocupa una superficie de 125 hectáreas y se encuentra al este del distrito Centro. El Retiro está cerca de la estación de tren de Atocha. Se puede llegar fácilmente al parque utilizando el transporte público, como la línea 2 del metro.

El Parque de El Retiro alberga varios monumentos emblemáticos. Uno de ellos es el Estanque Grande del Retiro, un lago artificial situado en el centro del parque. Este estanque es uno de los lugares más reconocibles de Madrid.

El Palacio de Cristal es una impresionante estructura de hierro y cristal construida en 1887. Este invernadero, obra del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, albergaba inicialmente plantas exóticas procedentes de Filipinas. Ahora acoge exposiciones de arte contemporáneo bajo los auspicios del Museo Reina Sofía.

Qué ver en un primer viaje a Madrid - El Retiro
Qué ver en un primer viaje a Madrid – El Retiro

El Retiro es una visita obligada en un primer viaje a Madrid. Pero es posible que vuelvas a visitar este impresionante parque cada vez que regreses a la ciudad. También hay terrazas donde tomar una cerveza al sol o un café a la sombra.

  • Plaza Mayor
Plaza Mayor, visita obligada en Madrid
Plaza Mayor, visita obligada en Madrid

La Plaza Mayor de Madrid está situada en el corazón de Madrid. Esta plaza es del siglo XVII y ha sufrido varias reconstrucciones a causa de incendios.

Desde sus inicios, la Plaza Mayor ha tenido diferentes usos. La plaza acogió mercados, corridas de toros y ejecuciones públicas durante la Inquisición española. Pero, con el tiempo, la plaza se ha convertido en un centro social. Cuenta con nueve entradas arqueadas y está rodeada de edificios importantes.

La Plaza Mayor se encuentra en el centro de Madrid, al suroeste de la Puerta del Sol, que es el centro geográfico de Madrid. Para llegar a la Plaza Mayor en transporte público, puedes coger las líneas 1 ó 2 del metro hasta la estación de Sol. También es posible acceder a la plaza a través de la línea 5, saliendo en la estación de metro Ópera.

  • Gran Vía

La Gran Vía es una importante calle de principios del siglo XX. La construcción de esta calle comenzó en 1910, pero tuvo varias fases hasta su finalización en 1931. El objetivo original de la Gran Vía era conectar la calle de Alcalá con la plaza de España. Este plan establecería una importante vía este-oeste dentro de Madrid.

Esta calle destaca por los notables estilos arquitectónicos de sus edificios, como el Beaux-Arts y el Art Déco. La calle alberga destacados teatros, como el Teatro Lope de Vega, el Teatro Rialto y el Teatro Calderón. Estos famosos locales presentan producciones teatrales y eventos musicales durante todo el año.

Además, varias azoteas de la Gran Vía ofrecen unas vistas excepcionales de Madrid. Por lo tanto, es una zona que verás en tu primer viaje a Madrid. Además, todos los caminos parecen conducir a la Gran Vía, por lo que es posible que acabes en esta calle más de una vez.

Vistas de Gran Vía, Madrid, desde una azotea
Vistas de Gran Vía, Madrid, desde una azotea

6. La escena artística de Madrid

La escena artística de Madrid gira en torno a tres importantes museos, conocidos en conjunto como el Triángulo del Arte. Se trata del Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza. Se encuentran próximos entre sí en el centro de la ciudad, formando un triángulo en el mapa.

El Museo del Prado, creado oficialmente en 1819, se encuentra en la zona este del centro de Madrid. Este museo alberga una colección de arte europeo de los siglos XII a principios del XX. Entre sus artistas destacan Francisco Goya, Diego Velázquez y Hieronymus Bosch. El Prado es uno de los museos más importantes del mundo.

El Museo Reina Sofía abrió sus puertas en 1992. La colección del museo se centra principalmente en el arte español de finales del siglo XIX a mediados del XX. El Reina Sofía alberga obras de artistas de renombre como Pablo Picasso y Salvador Dalí. De hecho, la obra más famosa del museo es el “Guernica” de Picasso.

Por último, el Thyssen-Bornemisza presenta una colección de arte que abarca ocho siglos. Este museo exhibe arte desde la Baja Edad Media hasta obras modernas de Roy Lichtenstein y David Hockney. El museo debe su creación al barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, que donó su colección privada para que fuera expuesta al público.


6. Qué comer en un primer viaje a Madrid

Los platos típicos de Madrid te dicen mucho de la historia de la ciudad.

Uno de ellos es el Cocido Madrileño, un guiso de garbanzos, carne y verduras. Este plato nació de la necesidad de utilizar ingredientes sobrantes de comidas anteriores. Hoy en día, se puede saborear en muchos restaurantes de la ciudad.

Otro plato típico madrileño es el bocadillo (o bocata) de calamares, considerado una comida rápida emblemática de Madrid. Esta receta incluye aros de calamares ligeramente rebozados, fritos hasta quedar crujientes y servidos dentro de una rebanada de baguette. ¿Y cómo se convierte un bocadillo de calamares en un plato característico de una ciudad sin mar? La mayor parte del marisco más fresco de otras regiones españolas viaja inmediatamente a la capital. Añada la necesidad de una comida rápida y asequible y ¡voilá! Tienes un referente culinario inesperado.

Los churros con chocolate son un aperitivo icónico español que debes probar en tu primera visita a Madrid. Los churros son típicos en las mesas de desayuno o a media mañana durante los meses de invierno. Estos pastelitos alargados de masa frita suelen acompañarse de una taza de chocolate caliente para mojar. La Chocolatería San Ginés, en el centro de la ciudad, cerca de la estación de metro de Ópera, ha perfeccionado el arte de los churros caseros desde 1894. Por eso, esta churrería es el lugar ideal para probar los tradicionales churros con chocolate.

Los churros también suelen venir espolvoreados con azúcar.
Los churros también suelen venir espolvoreados con azúcar.

7. Dónde dormir en un primer viaje a Madrid

El centro de Madrid, es la mejor ubicación de Madrid para turistas, sobre todo los alrededores de la Gran Vía y la Puerta del Sol. Esta zona está cerca de atracciones clave, estaciones de metro bien conectadas y hoteles de lujo.

Algunos de nuestros alojamientos favoritos en Madrid Centro son el Four Seasons Hotel Madrid, el Palacio de los Duques Gran Meliá y el VP Plaza España Design. También hay muchos hoteles con vistas en Madrid.

Para más información sobre este tema, visita nuestra guía con las mejores zonas donde dormir en Madrid.


8. Dónde salir de fiesta en Madrid

Una de las muchas razones por las que la gente debería visitar Madrid es su legendaria vida nocturna. Y es que la ciudad tiene excelentes zonas para salir de fiesta, como Chueca, Malasaña y La Latina.

Chueca es un barrio famoso por ser el centro de la vida nocturna gay de Madrid. Este distrito alberga bares, discotecas y eventos dedicados a la comunidad LGBTQIA+. Y, aunque la manifestación no tiene lugar en Chueca, muchos actos del Orgullo se hacen en esta zona. También hay hoteles gays en Chueca, como el Hotel Room Mate Óscar.

Otra gran zona de vida nocturna en Madrid es Malasaña, con bares, discotecas y pequeños locales de música en directo. Este barrio tiene un ambiente más alternativo que atrae a hipsters, bohemios y rockeros. Por todo ello, Malasaña es uno de los barrios más cool de Madrid.

Por su parte, La Latina destaca por sus tapas, bares y restaurantes tradicionales españoles.


9. Atracciones alternativas en Madrid

Hay atracciones menos conocidas de Madrid que ofrecen una perspectiva diferente de la ciudad. Estas opciones permiten a quienes visitan Madrid por primera vez adentrarse en otros aspectos de la ciudad, evitando los lugares más concurridos.

Matadero Madrid es una de estas atracciones y está en la zona sur de Madrid. Este antiguo matadero es ahora un centro cultural que acoge eventos artísticos, teatrales y cinematográficos.

Matadero Madrid está entre los lugares más cool de la ciudad
Matadero Madrid está entre los lugares más cool de la ciudad

Otra opción es explorar la zona de Madrid Río, que ocupa 10 kilómetros a lo largo del río Manzanares. Este parque urbano se desarrolló como espacio recreativo para los vecinos cuando se soterró la autopista M-30. Madrid Río cuenta con senderos peatonales y ciclistas, parques infantiles, teatros y cafeterías.

Más alejado del centro de la ciudad, el parque de El Capricho es una tercera alternativa. Este parque se encuentra en el barrio de Alameda de Osuna, al noreste de Madrid. Fundado en 1787 por la Duquesa de Osuna, este parque de 14 hectáreas exhibe bellos jardines ingleses, franceses e italianos.

Otras atracciones de Madrid son el parque de la Casa de Campo y el Templo de Debod. Este último es el mejor mirador gratuito del centro de Madrid.


10. Excursiones de un día desde Madrid

Madrid es un excelente punto de partida para explorar las ciudades cercanas. Las mejores excursiones de un día desde Madrid incluyen a Segovia y Toledo.

, a unos 91 kilómetros al norte de Madrid, cuenta con algunos lugares de interés increíbles. En esta ciudad podrá visitar un acueducto romano del siglo I d.C.,del siglo I d.C.,, el Alcázar de Segovia y la Catedral de Segovia.

Las opciones de transporte público para llegar a Segovia consisten en servicios de autobús o tren. El tren de alta velocidad permite llegar en 30 minutos desde la estación madrileña de Chamartín.

Toledo, a unos 72 kilómetros al sur de Madrid, representa otra ciudad culturalmente significativa en la historia de España. Toledo fue la capital del país hasta 1561 bajo el dominio de varias potencias, entre ellas visigodos y moros. Conserva una notable colección de edificios históricos, como el Alcázar de Toledo y una sinagoga. Estas estructuras presentan diferentes estilos arquitectónicos que van del gótico al mudéjar.

Las opciones de transporte público para llegar a Toledo incluyen tanto servicios de autobús como de tren. El viaje en tren desde la estación de Atocha de Madrid suele durar 30 minutos con los servicios de trenes de alta velocidad (AVE). Por su parte, los autobuses pueden tardar una hora en completar el trayecto, con salidas desde la estación de autobuses Plaza Elíptica de Madrid.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Nací en Venezuela y escribo desde que estaba en primaria, cuando mi especialidad eran los cuentos sobre animales que hablaban, incluyendo el que fue en bestseller en casa de mi madre: Los Conejos Perdidos. Estudié Comunicación Social (periodismo) en la Universidad de Los Andes (ULA) de Venezuela y he trabajado en distintas áreas del Marketing, desde las redes sociales y la creación del contenido hasta el copywriting. Sin embargo, en el 2018 se me dio la oportunidad de escribir para XIXERONE y otras páginas de viaje y descubrí la que se convertiría en una de mis grandes pasiones. Viajar, descubrir lugares nuevos, aprender y compartir mi conocimiento y mis experiencias con los lectores es algo que valoro mucho y me considero muy afortunado por poder dedicarme a esto. En especial, disfruto mucho de las escapadas urbanas, los tours de graffiiti, la naturaleza, la vida nocturna y, por supuesto, la gastronomía. Acompáñame mientras recorro el mundo y lo cuento en XIXERONE.