qué ver en Bogotá

qué ver en Bogotá

Colombia, un país altamente contrastado, de gente amable y de historia turbulenta. Su capital, Santa Fe de Bogotá, no se aleja ni por un momento de esa cruda realidad que ha tenido que vivir Colombia, pero al mismo tiempo, nos muestra otra cara: la de una ciudad exuberante, divertida, elegante, rica en historia y en cultura, muy joven y que se abre al mundo como una de las capitales más vibrantes de Latinoamérica.

Pasear por las calles de Bogotá es sumergirse en la cultura, arte e historia de Colombia; es dejarse abrir el apetito por los olores que exudan las ollas de puestos de comida callejera y es maravillarse con la mezcla tan particular que esta ciudad posee: colonial, tropical, pre colombina y moderna que enmarcan la deliciosa atmósfera templada de la otrora capital de El Dorado.
Bogotá busca redimir los años violentos que vivió durante los tumultuosos 80’s y 90’s y cambiarlos por un presente tranquilo y seguro, donde el espíritu bohemio de sus habitantes apuesta por un estilo de vida libre y desprejuiciado, que recuerda inmediatamente aquella campaña lanzada en 2008 que decía Colombia: el único riesgo es que te quieras quedar.
Para que no te pierdas nada de todo lo que ofrece la interesantísima capital colombiana, aquí te damos un top 10 de lugares qué ver en Bogotá y enamorarte de su belleza andina.

La Candelaria

Los orígenes de La Candelaria se remontan a 1530, cuando Gonzalo Jiménez de Quesada, un aventurero andaluz, (según algunos historiadores fue el modelo que Cervantes usaría para el Quijote), atravesó la selva amazónica y la alta cordillera, perdiendo casi a todos sus hombres antes de llegar a una meseta poblada por los indios Muiscas. Gonzalo Jiménez llamó a su nueva “posesión” la Nueva ciudad de Granada, que finalmente se convirtió en Bogotá.

Bogotá - Centro Histórico

Bogotá – Centro Histórico

Un sentido de la historia impregna La Candelaria. Sus estrechas y empinadas calles de piedra que llevan a las montañas que custodian la ciudad, están enmarcadas  por antiguas casas coloniales pintadas de colores y convertidas en pequeños restaurantes, museos, casas culturales, tiendas de libros usados o panaderías de dulces típicos con letreros en piedra con nombres escritos en tipografía antigua.
Sus habitantes de antaño que se mezclan entre turistas y gente joven interesada en la cultura y en la vida nocturna bohemia. El Chorro de Quevedo es la plaza alternativa de esta zona, entre arquitectura colonial y arte callejero, podrás encontrar los mejores bares y movida nocturna de la ciudad.

La Candelaria - Bogotá

La Candelaria – Bogotá

En La Candelaria, pareciera mezclarse el pasado y el presente de Bogotá dándole a este barrio un aire de pueblito de montaña entrañable y lleno de cosas por ver y por hacer. Abarca gran parte del centro de la ciudad y en él se encuentran muchos de los puntos más interesantes e importantes que querrás ver en Bogotá.

Entre las principales atracciones para ver en el centro histórico de Bogotá y alrededores encontramos:

Plaza de Bolívar

La Plaza de Bolívar es el corazón histórico de la ciudad y una de las plazas más bonitas que puedas encontrar en Bogotá. Situada entre las carreras 7ma y 8va en La Candelaria, la Plaza de Bolívar ha sido testigo de la evolución de Bogotá desde que los primeros colonizadores españoles la utilizaban como plaza de castigos, con una picota de en el medio, la cual representaba el poder del rey de España en el siglo XVI.

Estatua de Bolívar y Catedral de Bogotá

Estatua de Bolívar y Catedral de Bogotá

Ha sido epicentro de protestas y revueltas multitudinarias que han marcado profundamente la historia de Colombia, como el Bogotazo, la manifestación civil posterior del asesinato del líder liberal, Jorge Eliécer Gaitán en abril de 1948 o cuando en 1985 el grupo armado M-19 tomó e incendió con tanques de guerra el Palacio de Justicia, situado al norte de la plaza.
Tal vez es su cruenta historia la que despierta nuestro morboso interés o a lo mejor es que simplemente, la Plaza de Bolívar de Bogotá, tiene mucho encanto. Rodeada por el Capitolio Nacional al sur, la Catedral Primada de Colombia junto a la Casa del Cabildo Eclesiástico al oriente y el Palacio Liévano (sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá) al occidente, enmarcada por el Cerro Monserrate de fondo, es uno de esos lugares que deja sin aliento hasta al viajero más avezado.
La combinación de arquitectura colonial española y francesa, con calles empedradas y olor a maní dulce te convertirán en un fanático no sólo de Bogotá, sino de Colombia entera al momento de contemplar este representativo lugar.

Cerro Monserrate

El Cerro Monserrate es uno de los íconos más importantes que podrás ver en Bogotá. Está situado a 3.152 metros de altura en los Cerros Orientales y es el encargado de custodiar la ciudad.

Camino del Santuario de Monserrate - Qué ver en Bogotá

Camino del Santuario de Monserrate – Qué ver en Bogotá

Para subir tienes varias opciones: a pié (lo puedes hacer gratuitamente pero no te tardarás menos de 30 minutos si cuentas con un buen estado físico), en teleférico (inaugurado en 1955) o en funicular. Los tickets van alrededor de los 8 euros (18 mil pesos colombianos) y los compras directamente en la montaña antes de subir.

El Santuario del Señor Caído, el lugar más importante de todo el cerro, fue terminado en 1920 y es de gran valor religioso para los bogotanos, pues desde 1640 es visitado por miles de peregrinos católicos, especialmente durante Semana Santa.

También tiene un Santuario dedicado a la Virgen Morena de Monserrat, fundada por Don Juan de Borja quien era en aquel momento el presidente del Nuevo Reino de Granada.

Desde Monserrate podrás tener una panorámica única y completa de Bogotá, explayada ante los pies de la montaña. Arriba, no sólo tienes la estupenda vista de la ciudad y el santuario, sino que el cerro cuenta con varios restaurantes de gastronomía internacional y colombiana, uno de ellos es el Casa Santa Clara, construido en 1924 en el pueblo de Usaquén, y trasladado completo al Cerro de Monserrate en 1979.

Vista de Bogotá desde Monserrate

Vista de Bogotá desde Monserrate

Si lo que quieres es ver un poco de artesanía local y degustar un buen pasabocas o tomar onces de una manera menos lujosa, también tienes un mercadillo donde podrás perderte por horas entre comida colombiana, música, aguardiente, y las mejores réplicas del Museo del Oro a precios asequibles.
Subir a Monserrate es una experiencia que definitivamente no puedes dejar de vivir cuando visites Bogotá.

Museo del Oro

El Dorado, leyenda del siglo XVI que hablaba de un cacique que cubría su cuerpo con polvo de oro y lanzaba ofrendas preciosas a una laguna sagrada. Aquélla que atrajo la curiosidad y avaricia de los primeros conquistadores hispanos al altiplano colombiano sin éxito alguno luego de incontables expediciones en busca de la famosa ciudad dorada. Esa leyenda vive en este museo.

Hoy en día se conoce que el pueblo que realizaba tan pomposo ritual era el muisca, indígenas pertenecientes al altiplano cundiboyacense, y el sitio sagrado donde se llevaba a cabo la ceremonia habría sido la Laguna de Guatavita, en el municipio de Cundinamarca, a pocos kilómetros de Bogotá.

Museo del oro Bogotá

Museo del oro Bogotá

El museo pertenece al Banco de la República de Colombia y comenzó en 1939 con la adquisición de un pieza fundamental para comenzar la pesquisa sobre la leyenda: El Poporo Quimbaya (año 600 D.C). A partir de ahí, se dio inicio a excursiones arqueológicas a lo largo y ancho de todo Colombia que dieron como resultado el hallazgo de alrededor de 59.479 objetos pre colombinos entre orfebrería, textiles, piedra y cerámica que hoy están expuestos en el Museo del Oro.
El museo cuenta con tres plantas, donde podrás recorrer la cultura colombiana pre hispánica como la Muisca, Quimbaya, Tayrona y Calima de una manera única, pues los objetos hechos de este metal precioso, no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.
Desde coronas, pecheras, atavíos completos de caciques, así como objetos para el uso cotidiano, representaciones de animales, de dioses, demonios, expresiones de sexualidad, todo realizado en oro puro, algunos objetos incluso con técnicas muy avanzadas que combinan diferentes metales como la famosa y espectacular Balsa Muisca, la pieza más valiosa del museo y la que simboliza la ceremonia de la leyenda de El Dorado.
En 2013, por primera vez, 300 piezas salieron de territorio colombiano para mostrar su exuberancia en Londres para una exposición en el Museo Británico con el fin de desentrañar la fascinante leyenda de El Dorado a nivel internacional.
Al finalizar el recorrido por el museo, la sala de las ofrendas con 3260 piezas de oro y una esmeralda, entre otras piedras preciosas, encontradas en el fondo de la laguna te dejará sin aliento.

Museo Botero

En noviembre del año 2000, un periódico colombiano tituló: el regalo más grande que un colombiano haya hecho a su país, refiriéndose a la donación que hizo Fernando Botero, uno de los artistas plásticos más importantes e influyentes de Colombia, al Banco de la República para la fundación del Museo Botero.  La colección de 208 obras, 123 de su propia autoría y 85 de artistas internacionales, “pertenecen hoy a Colombia” en palabras del propio artista.

Museo Botero - Qué ver en Bogotá

Museo Botero – Qué ver en Bogotá

Entre sus obras se hallan pinturas, dibujos y esculturas. Muchos de sus cuadros más importantes se encuentran en este museo, como la versión boteriana de la Monalisa, y una parte de la primera serie sobre la violencia en Colombia con el famoso retrato de Manuel Marulanda alias Tirofijo, Carrobomba, La masacre de Mejor Esquina, y una colección de esculturas como La Mano Izquierda que saluda al visitante en la entrada del museo.

Monalisa Botero

Monalisa Botero

Entre las obras que Botero donó de parte de su colección privada, sobresalen esculturas y cuadros de artistas importantísimos como Picasso, Francis Bacon, Pierre Bonnard, Marc Chagall, Salvador Dalí, Jean-Baptiste Camile Corot, Edgar Degas, Gustav Klimt, Alberto Giacometti, Henri Matisse, Joan Miró, Henri Toulousse-Lautrec entre muchos otros.
El Museo Botero está ubicado en el barrio La Candelaria, en una casona colonial que funcionó hasta 1955 como Arzobispado de la ciudad y que fue restaurada y adecuada como museo bajo los preceptos y la curaduría del mismo Botero. El Museo Botero abre todos los días (menos los martes) y tiene entrada gratuita.

Museo Santa Clara

El ahora Museo Santa Clara fue durante la segunda mitad del siglo XVII el Real Convento de Santa Clara, construido en 1647. Fue templo de clausura de las monjas Clarisas Franciscanas durante la época de la colonia y acoge hoy la colección de arte religioso más grande de Colombia.
El edificio es una muestra de arquitectura y ornato barroco de los siglos XVII y XVIII en Bogotá. La austeridad y severidad del exterior contrastan con la riqueza interior prolija en tallas, esculturas, retablos, lienzos, pintura mural y mobiliario.
El templo es de planta rectangular con gruesos muros en mampostería en los que se abren pequeñas y escasas ventanas que no dejan mucho a la imaginación sobre cómo era el estilo de vida riguroso y obscuro que llevaban las internas.
Es el monasterio más rico que se conserva en Colombia y, además de su bella arquitectura, posee una colección de arte compuesta por 112 pinturas de caballete, 24 esculturas de bulto redondo talladas en madera, 9 retablos tallados en madera recubiertos en hojilla de oro y pintura mural esparcida en el arco Toral, los zócalos, la sacristía y los coros.
El Museo Santa Clara es una de las cosas más interesantes que ver en Bogotá. Esta combinación barroca, religiosa e histórica funciona también como espacio abierto para exposiciones de arte contemporáneo, creando un contraste interesantísimo que no podrás encontrar fácilmente en otro lugar. Ésta es otra joya más que resalta en la hermosa zona de La Candelaria.

Zona T

Saliendo del centro histórico de La Candelaria y desplazándonos más al norte de la ciudad, encontramos la única e inconfundible Zona Rosa de Bogotá. Llena de bares, restaurantes y discotecas, ésta es el área donde Bogotá explota. Fiestas hasta el amanecer, música, baile, diversión, aguardiente, todo lo que quieres para celebrar tu viaje a uno de los países más tropicales de Latinoamérica.

Qué ver en Bogotá - Zona T

Qué ver en Bogotá – Zona T

Durante el día, en la Zona T también puedes encontrar mucha actividad. Está rodeada de los mejores centros comerciales de Bogotá y es la shopping area por excelencia, con tiendas de marcas reconocidas mundialmente así como mucho diseño emergente colombiano, tiendas de tatuajes y deliciosos cafés.

Muy cerca está la zona gastronómica más chic de Bogotá, la Zona G. Es uno de los  referentes más importantes en lo que refiere a gastronomía, ya que en los últimos dos años se ha consolidado como el lugar de ubicación de diferentes restaurantes de variadas tendencias y orígenes.

El origen del nombre tiene dos versiones: la primera se debe a la forma en que fueron ubicados los primeros restaurantes y la segunda es debido a que todos los restaurantes tienen un excelente toque Gourmet. (Aunque a nosotros nos gusta pensar que se llama así porque es una zona donde a vas a estimular tu zona de placer y terminar la velada con múltiples orgasmos culinarios).

Usaquén

Otro de los lugares fascinantes donde ir en Bogotá es Usaquén. Se encuentra al nororiente de la ciudad y hasta 1777 estuvo poblado por indígenas de la zona. Se caracteriza por sus exquisitas casonas coloniales prácticamente intactas de la época que albergan un gran número de restaurantes, bares, discotecas y centros comerciales ultra chic.

Es una de las áreas de ocio por excelencia de Bogotá donde también podrás encontrar el famoso mercado de pulgas de Usaquén, plan perfecto para un domingo, aunque suele estar abierto durante toda la semana.
Esta antigua ciudad ya ha sido absorbida por el desarrollo de Bogotá. A pesar de esto, mantiene el estilo antiguo que la hace característica y en su plaza central siempre encontrarás un lugar para sentarte a comerte un dulce típico, mientras admiras la belleza colonial del lugar.

Limita al norte con los municipios de Chía y Sopó y al este con el municipio de La Calera, pueblillos que, si gozas de tiempo, también vale la pena que le eches una pasada. En el municipio de Chía, (lugar donde se asienta la clase más alta de la sociedad bogotana) es donde está ubicada la casa original y taller artístico del restaurant conceptual ultra famoso, Andrés Carne de Res.

Catedral de Sal de Zipaquirá

Un plan que no puedes pasar por alto durante tu viaje a Bogotá es visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá. Se encuentra a sólo 49 kilómetros de Bogotá y desde allí, puedes tomar el Tren de la Sabana, un viejo tranvía a vapor que ahora es utilizado sólo con fines turísticos (lo puedes tomar desde las estaciones de Usaquén en el norte o en la hermosa Estación de la Sabana, al sur del centro de Bogotá) durante los fines de semana o días festivos.
A bordo del tren, podrás conocer varias de las tradiciones populares de los colombianos, como su música, su comida y en general, su alegría inagotable. Una vez comienza el recorrido por la sabana bogotana, la fiesta no se hace esperar: bandas papayeras (típicas bandas de vallenatos colombianos) abordan los vagones para animar el viaje hasta la estación de Zipaquirá.

La Catedral subterránea de Sal es considerada como uno de los logros arquitectónicos y artísticos más notables de la arquitectura colombiana, otorgándosele incluso el título de joya arquitectónica de la modernidad. Zipaquirá es una de las regiones más antiguas de Colombia, estar ahí también significa recorrer la historia de la confrontación entre colonos e indígenas que dieron pie a la explotación de la sal en la región.
En la época pre-colonial, los indios utilizaban la sal como forma de moneda y ésta era el eje principal del intercambio comercial. Las comunidades se desarrollaron gracias a la sal, pues ésta les permitía obtener productos de otras regiones del país en intercambio.

La mina de sal de Zipaquirá, fue transformada en catedral gracias a un concurso de arquitectos. La idea surgió como un homenaje a los mineros y a sus difíciles condiciones de trabajo bajo tierra para extraer el mineral. En su época, los mineros creaban santuarios que los protegiesen de las difíciles condiciones de trabajo. La Catedral de sal de Zipaquirá, es actualmente una recreación religiosa con las etapas del vía crucis católico con obras en sal y mármol.

Todo esto está iluminado y sonorizado, creando un ambiente místico y religioso que se mezcla con la extraña sensación claustrofóbica de estar a 180 metros bajo tierra. Al final del recorrido, la imponente catedral, adornada de una cruz gigante perfectamente iluminada, hará que todo el esfuerzo valga la pena.
La Catedral de sal de Zipaquirá está abierta de lunes a domingo de 9 a 17.30 y la tarifa es de 20mil COP adultos, alrededor de 6 euros y 14 mil COP, 4 euros, para niños.

Parque de la 93

Para finalizar nuestro recorrido por la hermosa ciudad de Bogotá, no podíamos pasar por alto el corazón verde de la ciudad, el Parque de la 93.

Llamado así por que se encuentra ubicado en la calle 93, este parque es centro de encuentro de la juventud bogotana y punto turístico de la ciudad, pues brinda un punto de encuentro para las artes, la cultura y tendencias, además de estar  rodeado por variedad de cafés y restaurantes de la deliciosa gastronomía nacional e internacional.
En el Parque de la 93 siempre se está llevando a cabo alguna actividad: ferias gastronómicas, conciertos, ferias de literatura, óperas, exposiciones, eventos ecológicos, mercadillos de diseño y lo mejor de todo: puedes conectarte al wifi del parque gratuitamente.
Un punto que no puedes pasar por alto para detenerte a descansar un momento sobre el verde pasto del parque, del ajetreado itinerario que te estamos dando sobre la bastedad de lugares inolvidables que ver en Bogotá.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Bogotá

Ver todos los tours en Bogotá
 

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

One Comment
 
  1. sitiosquevisitarenbogota 27 octubre, 2017 at 5:45 am Responder

    Muy interesante el articulo de los sitios que visitar en bogota

Leave a Reply