Clicky

Basílica de Notre-Dame de Fourvière de Lyon: Visita, historia e información práctica

Planifica tu visita a la basílica de Nuestra Señora de Fourvière en Lyon con toda la información que necesitas para un viaje perfecto.

Notre-Dame de Fourvière de Lyon: Visita, historia e información práctica
Notre-Dame de Fourvière de Lyon: Visita, historia e información práctica

Dominando el centro histórico de la ciudad en lo alto de una colina desde el siglo XIX, la basílica de Notre-Dame de Fourvière es sin duda una de las atracciones imperdibles que ver en Lyon. Su historia está llena de anécdotas y su particular arquitectura la ha convertido en un icono de la capital de las Tres Galias.

Con más de dos millones de visitantes cada año, Nuestra Señora de Fourvière es la piedra angular de todo el conjunto histórico y religioso de la colina de Fourvière, apodada «la colina que reza».




Basílica de Nuestra Señora de Fourvière: Historia

Basílica de Nuestra Señora de Fourvière desde el centro de Lyon
Basílica de Nuestra Señora de Fourvière desde el centro de Lyon

La historia humana en la colina de Fourvière se remonta a la Antigüedad. Esta colina originalmente llevaba el nombre del dios galo Lug. Los romanos la eligieron en el año 43 a. C. para establecer allí una nueva ciudad que llevará el nombre de Lugdunum, que significa la colina de Lug.

Esta colina está marcada por su dimensión cultural pero también religiosa y espiritual, como lo demuestran los restos conservados en el museo galorromano de Fourvière, ubicado junto al antiguo teatro. Es además en esta colina donde fue martirizado San Pothin.

La basílica, joya arquitectónica relativamente moderna, fue construida aproximadamente en el mismo lugar donde se encontraba el antiguo foro de Trajano o Forum vetus (Foro Viejo), del que deriva su numbre actual.

En 1168, se construyó la primera iglesia en el sitio de la basílica actual dedicada a Santo Tomás de Canterbury y más tarde a la Virgen María. En el siglo XVII, el lugar se convirtió en destino de una peregrinación anual cuyo objetivo era pedir a la Virgen que erradicara una epidemia de peste que asolaba la población de Lyon.

En el siglo XIX, para ser exactos el 8 de diciembre de 1852, se erigió una estatua dorada de María en el campanario. Los lioneses encendieron faroles en sus ventanas para celebrar la ocasión. Desde entonces, cada 8 de diciembre, los lioneses han seguido colocando farolillos en sus ventanas. Esta tradición dio origen a la Fiesta de las Luces.

Finalmente, en 1870 se aprobó la propuesta de construir una basílica que recibiera a los peregrinos a la colina y que representara una señal de reconocimiento por la protección de la ciudad durante la guerra franco-prusiana.

La construcción comenzó en 1872 y se completó en 1897. Al ser un terreno inestable, los cimientos se asentaron a 22 metros de profundidad.



Notre-Dame de Fourvière de Lyon: Estilo arquitectónico y decorativo

Frente de la Basílica de Notre-Dame de Fourvière
Frente de la Basílica de Notre-Dame de Fourvière

Esta enorme basílica, de 86 metros de largo y 35 de ancho, fue diseñada por Pierre de Bossan, quien se inspiró en diferentes corrientes artísticas para lograr este impresionante resultado.

La combinación de los estilos gótico y románico influyen en su gran volumen y organización de los espacios, mientras que la inspiración bizantina le da una identidad propia.

Tiene cuatro torres de cuarenta y ocho metros de altura, que representan las virtudes cardinales: Prudencia (torre noreste) y Templanza (sureste) dan a la ciudad de Lyon, mientras que Fuerza (noroeste) y Justicia (suroeste) dominan la explanada.

Detalle del exterior de la Basílica de Fourvière
Detalle del exterior de la Basílica de Fourvière

El interior de la basílica de Notre-Dame de Fourvière está formado por dos iglesias superpuestas, con volúmenes extraordinarios, accesibles a través de la explanada.

La iglesia alta está presidida por tres cúpulas e iluminada por seis vidrieras que aportan luz destacando una rica decoración. Los materiales utilizados para la decoración incluyen mármol blanco de Carrara, granito rosa del norte de , mármol azul de Saboya, ónix verde, esquirlas de plata, oro, ébano y marfil.

El interior ricamente decorado de la iglesia de Fourvière en Lyon
El interior ricamente decorado de la iglesia de Fourvière en Lyon

Compuesta por tres grandes naves y tres tramos abovedados con arcos, toda la iglesia alta está sostenida por dieciséis columnas. Están presentes ocho capillas y el ábside está iluminado gracias a siete ventanas altas. En las paredes laterales, seis paneles de mosaico de 50 metros cuadrados, de Charles Lameire y Georges Décote, ilustran a la izquierda la relación de la Virgen María con la Iglesia y a la derecha su relación con Francia.

Mosaico neobizantino de la basílica de Notre-Dame de Fourvière
Mosaico neobizantino de la basílica de Notre-Dame de Fourvière
Mosaico neobizantino de la basílica de Notre-Dame de Fourvière
Mosaico neobizantino de la basílica de Notre-Dame de Fourvière
Altar mayor y vidrieras de la basílica de Fourvière
Altar mayor y vidrieras de la basílica de Fourvière

Las vistas desde Fourvière

Terraza panorámica de la explanada de Fourvière en Lyon
Terraza panorámica de la explanada de Fourvière en Lyon

La terraza panorámica de Fourvière es una de las principales atracciones turísticas de Lyon.

Desde la explanada, durante los días claros, la vista se extiende hasta los Alpes, a 160 kilómetros de distancia. Cuando el clima lo permite se puede ver el trapecio del Mont-Blanc y el Vercors.

Vistas desde la terraza panorámica de Fourvière
Vistas desde la terraza panorámica de Fourvière

Más cerca, tenemos casi todo Lyon a nuestros pies. Directamente debajo, podrás ver la nave de la catedral de Saint-Jean, la ribera del Saona, la plaza Bellecour y el techo semicilíndrico de la Ópera, aptamente apodada «el barril».

Centro de Lyon desde la colina de Fourvière
Centro de Lyon desde la colina de Fourvière

Más lejos, al sur, podrás apreciar la confluencia del Ródano y el Saona y el techo del nuevo edificio del Consejo Regional de Ródano-Alpes, frente a ti, en la distancia «El lápiz de crayón», apodo de la torre Part-Dieu, que, con sus 165 metros, es la torre más alta de Lyon.


Basílica de Notre-Dame de Fourvière: Información práctica

Cómo llegar a Fourvière?

Puedes llegar a la basílica y a la colina de Fourvière por varios medios de transporte.

El funicular es probablemente el menos agotador y el más único. Este medio de transporte, inaugurado en 1900, permite superar las limitaciones de las colinas para conectarlas con el Viejo Lyon.

El funicular es la forma más fácil de llegar a la colina y la basílica de Fourvière
El funicular es la forma más fácil de llegar a la colina y la basílica de Fourvière

Sus vagones rojos y blancos funcionan gracias a una maquinaria de época bien mantenida. El funicular más directo es el de Fourvière, que te deja al pie de la explanada y de la Basílica. Para una visita un poco más turística, puedes tomar el que te llevará a Saint Just. Tendrás que caminar unos 20 minutos y subir más pero te permitirá pasar por delante de los teatros romanos.

Vistas de Vieux Lyon subiendo a pie a Fourvière
Vistas de Vieux Lyon subiendo a pie a Fourvière

Para los más aventureros, también es posible subir a pie. El desnivel es significativo pero la visita merece el desvío y el camino nos ofrece algunos puntos de vista sobre la ciudad que nos dan ánimos para continuar el ascenso. Desde el distrito de Saint Jean, es posible subir por las cuestas des Chazeaux y luego de Saint Barthélémy para acceder a los Jardines del Rosario y luego continuar caminando hasta la Basílica. Desde el barrio de Saint Paul, se accede por la cuesta de Saint Barthélémy y desde allí se accede a Fourvière.

Por último, el autobús turístico de Lyon también tiene paradas en la colina de Fourvière. La principal ventaja de este tipo de transporte turístico es que te permite subir y bajar libremente en cualquiera de sus 14 paradas para visitar los principales museos y monumentos de la ciudad.



Fourvière: Horarios de apertura

La explanada que rodea la basílica de Fourvière es accesible al público todos los días desde las 7:00 hasta las 22:30, lo que te permitirá disfrutarla tanto por la mañana como por la noche para admirar la puesta de sol sobre Lyon.

La basílica, por su parte, abre sus puertas de 7:00 a 19:00. Si bien las visitas individuales siguen siendo posibles durante los servicios (generalmente a las 7:30, 11:00 y 17:30), las visitas grupales se suspenden para no perturbar la misa.

Ten en cuenta que estos horarios pueden cambiar y que puedes encontrar las últimas actualizaciones en el sitio oficial de la basílica de Fourvière (disponible en francés e inglés).



Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Soy Luis Cicerone, creador de xixerone.com y viajero incansable. Mis pasiones, además de recorrer el mundo, incluyen los gatos, la comida, las series y la arquitectura.