¡Hola! Soy Vanessa, de VanessaTravels.net. Estoy encantada de pasarme por Xixerone para contarte un poco más sobre Viena, la capital austríaca, y sobre los lugares que no debes perderte si la visitas. ¿Empezamos?

Qué ver en Viena en 2 o 3 días: los lugares imprescindibles

Qué ver en Viena en 2 o 3 días: los lugares imprescindibles

Los 12+1 lugares que debes visitar en Viena

Viena es una ciudad bastante grande, pero, gracias a su buen sistema de transporte y a que la mayoría de los lugares importantes están cerca unos de otros, se puede aprovechar el tiempo para ver muchos monumentos y lugares, incluso en pocos días. Aquí te dejo los que no te puedes perder.

1. Catedral de San Esteban

Catedral de San Esteban de Viena

Catedral de San Esteban (foto de Travel Tyrol)

Stephansdom es el templo religioso más importante y más grande de Viena y un lugar de visita imprescindible cuando viajes a la ciudad. La catedral está situada en Stephansplatz, en pleno centro, y es la sede del arzobispado de Viena.

El edificio se acabó de construir en 1147 y es de estilo gótico con algo de románico. En su interior, al que puedes acceder gratuitamente hasta cierto punto, puedes ver una veintena de altares, así como púlpitos, órganos, tumbas, capillas e, incluso, unas catacumbas del siglo XVIII, donde hay restos de más de 10000 vieneses.

La catedral tiene varias torres, pero la torre sur es la principal y más alta, con más de 136 metros de altura, desde donde se pueden contemplar excelentes vistas de la ciudad, después de superar 343 escalones.

Sus alrededores son una de las mejores zonas donde dormir en Viena.

2. Palacio de Schönbrunn

Palacio Schönbrunn de Viena

Palacio de Schönbrunn (foto de Bernhard Luck)

El Schloss Schönbrunn es uno de los palacios más importantes de la ciudad y uno de esos lugares que, sin duda, hay que ver en Viena. La que fue la antigua residencia de verano de la familia de los Habsburgo tiene 1441 salas (aunque solo se pueden visitar 45) y el edificio del palacio tiene más de 300 años de historia.

Pero el Palacio de Schönbrunn no es solo famoso por el gran edificio, sus jardines son, probablemente, su punto fuerte. Además de ser enormes, tienen otras edificaciones o lugares interesantes, como el Museo de Carruajes Imperiales, unas ruinas romanas, la Casa de las Palmeras (Palmenhaus), la Casa del Desierto (Wüstenhaus), la Glorieta, en lo más alto de los jardines, y el zoo más antiguo del mundo (Tiergarten Schönbrunn), que también es bastante grande. Tanto el palacio como los jardines fueron nombrados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.

No es necesario que visites todos los lugares que hay en este conjunto, ya que solo con pasear por los jardines disfrutarás de un momento maravilloso. Muchos locales vienen aquí cuando hace buen tiempo para tumbarse en el césped y tomar algo. Además, en fechas navideñas, justo en frente del edificio del palacio se monta uno de los mercadillos navideños más bonitos de Viena.

3. Iglesia de San Carlos Borromeo

Iglesia de San Carlos Borromeo en Viena

Iglesia de San Carlos Borromeo (foto de VanessaTravels)

La Iglesia Karlskirche fue acabada de construir en el año 1737. Este edificio tiene una mezcla de estilos arquitectónicos muy interesante, pues junta el romano, pasando por el griego, el rococó, el barroco y el oriental.

Gracias a su gran cúpula de 70 metros de altura, esta iglesia es el segundo templo templo más grande de Viena. De su interior resaltan la decoración, tanto los frescos como las tallas o retablos, el gran órgano y el altar.

Frente de la iglesia, en Karlsplatz, se celebra uno de los mercados navideños más conocidos y con más afluencia de la ciudad.

4. Palacio de Hofburg

Palacio de Hofburg en Viena

Palacio de Hofburg desde Michaelerplatz (foto de Anna Donlan)

Otro de los palacios impresionantes de Viena es el Palacio Imperial de Hofburg, formado por una decena de edificios, entre los que hay unas 2600 estancias.

En los diferentes edificios se albergan varias instituciones o museos, entre los que destacan la Biblioteca Nacional de Austria (Österreichische Nationalbibliothek), el Museo Sissi (con una colección bastante amplia), la Escuela Española de Equitación (Spanischen Hofreitschule Wien), la iglesia Augustinerkirche y el Museo de Etnología de Viena (Weltmuseum Wien), entre otros. También se encuentran en Hofburg los despachos del presidente de Austria.

El palacio está en una zona muy céntrica, cerca de Maria-Theresien Platz y a pocos minutos andando de Stephansdom.

5. Biblioteca Nacional de Austria

Biblioteca Nacional de Austria en Viena

Sala de Gala de la Biblioteca Nacional de Austria (foto de Ok chicas)

Como habrás visto en el punto anterior, la Österreichische Nationalbibliothek se encuentra en el Palacio de Hofburg, pero merece una mención aparte por su increíble belleza.

De esta impresionante edificación, puedes visitar la Sala de Gala (la que ves en la imagen), que es la principal de la biblioteca.

Es la biblioteca barroca más grande de Europa y, ciertamente, una de las más bonitas que he visto. La sala tiene 20 metros de alto y 80 de largo y, en el centro, está culminada con una cúpula con frescos del pintor Daniel Gran. Además, la sala también cuenta con varios globos venecianos y una estatua en el centro. Repartidos por la sala, hay más de 200000 tomos.

Consejo: para entrar a esta sala, debes ir por la entrada de Josefplatz, no por la de Heldenplatz (error muy común).

6. Ayuntamiento de Viena

Ayuntamiento de Viena

Ayuntamiento de Viena (foto de Thomas Ledl)

El Wiener Rathaus es un edificio grande, con una torre de casi 98 metros de altura coronada por el Rathausmann (una estatua de 3,4 metros que es símbolo de Viena) que se ve desde distintos puntos de la ciudad.

Este edificio de estilo neogótico es, lógicamente, la sede de la alcaldía de Viena. Pero no es solo eso. En frente del ayuntamiento se encuentra la gran plaza Rathausplatz, que es el centro de celebración de numerosos eventos a lo largo del año.

Por ejemplo, aquí se celebra el mercado navideño más visitado de la ciudad, el festival de cine de verano, el orgullo LGBT, el Life Ball y se monta la enorme pista de patinaje sobre hielo que le toma el relevo al mercado de Navidad, entre muchísimos otros. Es raro ver esta plaza vacía y sin puestos de comida típica austríaca o de artesanía relacionados con algún evento.

7. Palacio Belvedere

Palacio Belvedere de Viena

Palacio Alto Belvedere (foto de Leyy M.)

Como ya habrás podido comprobar, Viena es una ciudad imperial con unos cuantos palacios. En este caso, el Schloss Belvedere es uno de los conjuntos palaciegos de estilo barroco más grandes de Viena. Del conjunto forman parte el Alto Belvedere, el Bajo Belvedere y el Schwarzenberg.

Actualmente, los dos primeros edificios son la sede de los museos Museo de Arte Medieval austríaco, Museo de Arte Barroco austríaco y Galería de arte austríaco, y el tercer edificio es un hotel.

Los jardines franceses del Belvedere no son tan grandes como los de Schönbrunn, pero dar un paseo por ellos es igual de bonito, sobre todo si es en época primaveral y las flores ya le dan color.

8. Maria-Theresien Platz y sus museos

Museo en Maria-Theresien Platz en Viena

Maria-Theresien Platz y el museo de Historia del Arte (foto de Rebecca en Pinterest)

Para los amantes de los museos, esta plaza es el punto de encuentro de dos museos muy interesantes de Viena: el museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum) y el museo de Historia Natural (Naturhistorisches Museum). Aunque los edificios por fuera son muy similares y se inauguraron en la misma fecha (1891), su contenido es muy distinto.

El primero tiene colecciones de esculturas, de arqueología y de artes aplicadas. Entre los artistas más destacados con obras en esta institución se encuentran Velázquez, El Bosco, Rubens o Van der Weyden, entre muchísimos otros. El segundo museo, por su parte, tiene colecciones de todo lo relacionado con la naturaleza, como fósiles, gemas, minerales, meteoritos, dinosaurios y diferentes especies de animales.

Esta plaza está muy cerca del Palacio de Hofburg y de la zona de Museumsquartier, donde también hay varios museos de diferentes temáticas.

9. Iglesia Votiva

Iglesia Votiva de Viena

Fachada de la Iglesia Votiva (foto de VanessaTravels)

La Votivkirche es uno de los símbolos del neogótico más importantes del mundo. En el interior de este edificio, inaugurado en el año 1897, hay varias tumbas y el altar de la Virgen de Guadalupe, que se construyó en honor a Maximiliano.

Aunque sun interior es más impactante que su exterior, sobre todo por las grandes vidrieras, el exterior también es llamativo gracias a sus dos grandes torres gemelas en forma de agujas, que tienen una altura de casi 100 metros.

Esta iglesia está al lado de la Universidad de Viena, al final de la Ringstraße, que es el la calle que te lleva por varios de los monumentos más importantes de la ciudad, como la Ópera, el Hofburg, Maria-Theresien Platz, el Ayuntamiento o el Parlamento.

10. Casa Hundertwasser

Hundertwasserhaus en Viena

Casa Hundertwasser (foto de The Culture Map)

La Hundertwasserhaus es una pequeña joya de Viena que está un poco escondida. Este conjunto de 52 viviendas se construyó en Landstraße alrededor de los años 80. Fue creación del artista Friedensreich Hundertwasser, del que también hay pinceladas por otras zonas de la ciudad.

El edificio destaca por sus coloridas fachadas y la inclusión de plantas y árboles como parte de la arquitectura general y estética del edificio. En frente de este edificio está la Hundertwasser Village, un pequeño callejón cubierto con tiendas y una cafetería. A mí me recuerda bastante a la parte cerrada de Camden, en Londres.

11. Casa de las mariposas

Casa de las mariposas de Viena

Interior de la Casa de las mariposas (foto de Zoe en TripAdvisor)

No todo son monumentos, museos y edificios. En Viena, también hay otro tipo de actividades interesantes que puedes hacer, como visitar la Schmetterlinghaus.

Este edificio con rasgos del estilo Art Nouveau te sorprenderá con su oasis tropical interior, con plantas exóticas, cataratas y otros rasgos para recrear el hábitat ideal. Aquí, viven unas 400 especies de mariposas. Es un lugar muy bonito y algo diferente que hacer en Viena.

La casa de las mariposas se encuentra cerca de la Ópera, en el parque Burggarten. Te recomiendo que la ropa que lleves sea en capas que te puedas quitar, pues en el interior hace calor y hay bastante humedad.

12. Reloj Anker

Reloj Anker de Viena

Reloj Anker (foto de Gregorini Demetrio)

Otra pequeña joya que puede pasar desapercibida si no te fijas cuando pasas por su lado es el Ankeruhr. Este gran reloj de estilo Art Nouveau se construyó en el año 1914. Como ves en la imagen, no es un reloj cualquiera. Está repleto de decoraciones, detalles y figuras de personajes. Conforme pasan las horas, estos personajes históricos (Maximiliano, Maria Teresa, Marco Aurelio, entre otros) van avanzando y desfilando por la esfera del reloj.

Si quieres ver a todos los personajes desfilar, acude al reloj a las 12 del mediodía. Entonces es cuando todas las figuras hacen un desfile acompañados con música clásica vienesa.

El reloj se encuentra en Hoher Markt, la plaza más antigua de la ciudad, muy cerca de Stephansdom, y es un lugar imprescindible que hay que ver en Viena.

13. Parque de atracciones Prater

parque de atracciones Prater de Viena

Entrada al parque de atracciones Prater (foto de A Travelling Jack en Flickr)

Por último, si visitas Viena entre marzo y octubre y tienes tiempo de sobra, no puedes irte sin pasar por el parque de atracciones Prater. Aquí se encuentra la atracción más conocida y un gran símbolo de la ciudad, la noria Wiener Riesenrad, que tiene 61 metros de altura y cuenta con 15 amplias cabinas.

Además de esta noria, el parque tiene muchas otras atracciones típicas de estos lugares. Como punto interesante, no pagas entrada sino por atracciones. El museo de cera Madame Tussauds también está aquí.

En Prater también encontrarás varias opciones para comer, aunque yo te recomiendo que vayas a Schweizerhaus (en temporada alta, es mejor reservar) y pruebes alguno de los platos típicos de la comida austríaca (como el Schnitzel o el Stelze).

Si te has quedado con ganas de ver más lugares de la ciudad imperial, puedes echar un vistazo al artículo que te dejo enlazado con una guía de Viena un poco más completa. También puedes seguirme en Instagram (@vanessatravels.blog), donde suelo compartir fotos y detalles de lugares de Viena y de otros destinos.

¿Qué te ha parecido esta lista con los lugares que hay que ver en Viena? Si has visitado ya la capital de Austria, ¿añadirías algún otro lugar? ¡Cuéntanos en los comentarios!

About the Author

Este es el perfil desde el que se publican artículos por parte de bloggers invitados. Si deseas escribir para xixerone.com, no dudes en enviar tus artículos. Leer más aquí.

Artículos relacionados

Las opciones para visitar Madrid con niños y en familia son casi infinitas pues la ciudad está...

Barcelona es una ciudad estupenda para viajar con niños y ofrece muchísimas opciones...

Tabla de contenidos Ciudades Patrimonio en EspañaLas 15 ciudades Patrimonio de la Humanidad en...

Leave a Reply