Clicky

Breve historia de Venecia

Embárcate en un viaje por la historia de Venecia. Surgida de las marismas del norte del mar Adriático, descubre en este artículo información sobre el pasado, presente y futuro de Venecia.

Breve historia de Venecia
Breve historia de Venecia

, a menudo conocida como “La Ciudad Flotante”, es una maravilla arquitectónica y un testimonio de ingenio y resistencia. Con sus suntuosos palacios, intrincados canales y calles llenas de historia, Venecia ha visto el auge y la caída de imperios y ha sobrevivido a guerras e inundaciones. La huella indeleble de la ciudad en el comercio, el arte y la cultura son indelebles. En este artículo explicamos cómo Venecia pasó de ser un pequeño archipiélago lacustre a una de las ciudades más influyentes y prósperas del planeta.


Introducción a la historia de Venecia
Introducción a la historia de Venecia

Fundada en el siglo V d.C. y repartida en 118 pequeñas islas de la laguna veneciana, situada en el mar Adriático, al noreste de Italia, Venecia se convirtió en una importante república marítima durante la Edad Media. La ciudad se convirtió en una importante potencia financiera y mercantil durante las Cruzadas, beneficiándose de las cambiantes rutas comerciales. Sin embargo, la historia de Venecia alcanzó su apogeo en el siglo XIV.

Durante este periodo, Venecia fue el centro de una red comercial que se extendía por gran parte de Eurasia. De ahí que se convirtiera en un centro artístico y cultural durante el Renacimiento italiano. Un momento crucial en la historia de Venecia fue el saqueo de Constantinopla por la Cuarta Cruzada en 1204, que reforzó el dominio veneciano sobre las rutas marítimas. Sin embargo, a finales del siglo XV, su poder comenzó a declinar debido al descubrimiento de nuevas rutas comerciales alrededor de África que evitaban el Mediterráneo. Tras un breve periodo de dominio español, Napoleón Bonaparte conquistó Venecia en 1797, poniendo fin a su independencia.



Historia temprana de Venecia

Los orígenes de Venecia y la laguna veneciana se remontan al pueblo Paleoveneti, que se asentó en esta región entre los años 1000 y 500 a.C.. Los hallazgos arqueológicos sugieren su presencia a través de artefactos e inscripciones encontrados en la zona. En el siglo V a.C., con el declive del Imperio Romano de Occidente, los habitantes del continente se refugiaron en las islas pantanosas de la laguna para protegerse de los invasores bárbaros. En estas islas de difícil acceso encontraron una fortaleza natural contra las incursiones.

Durante la Alta Edad Media, estas comunidades lacustres consolidaron su poder, formando gradualmente la República de Venecia. El proceso de reclamación de tierras mediante la construcción de canales y edificios sobre pilotes de madera comenzó hacia el año 421 d.C., con la fundación de la ciudad, según la tradición, el 25 de marzo (día de San Marcos). Para entonces, los pescadores y salineros ya habían desarrollado pequeños asentamientos en algunas de las islas que forman el archipiélago moderno.

Desarrollo temprano de Venecia (siglos XI-XII) | Touring Club Italiano, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons
Desarrollo temprano de Venecia (siglos XI-XII) | Touring Club Italiano, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons
Venecia en los siglos XIII-XIV | Touring Club Italiano, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons
Venecia en los siglos XIII-XIV | Touring Club Italiano, CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons

La posición geográfica de Venecia en el extremo septentrional del Adriático le confirió una gran importancia estratégica en las relaciones bizantino-italianas y en la explotación de las rutas comerciales marítimas hacia Oriente. Estratégicamente alineada con Constantinopla después del 726 d.C., gracias al éxito de su desafío contra los lombardos, su influencia y control territorial crecieron paulatinamente.

El Arsenale di Venezia, antiguo astillero de la ciudad, alberga ahora eventos culturales, como la exposición de arte Bienal de Venecia.
El Arsenale di Venezia, antiguo astillero de la ciudad, alberga ahora eventos culturales, como la exposición de arte Bienal de Venecia.

A finales del primer milenio, Venecia contaba con un sólido sistema de autogobierno en torno a un dux. La zona de Rialto se convirtió en un importante centro comercial, reflejo de la creciente importancia de Venecia como potencia marítima. La laguna veneciana funcionó como un importante centro de comercio y construcción naval que desempeñaría un papel sustancial a lo largo de la historia posterior de Venecia como república marítima durante la época medieval.


La República de Venecia

La República de Venecia surgió como ciudad-estado independiente en el siglo VII d.C. Con el paso de los años, Venecia fue ampliando gradualmente su dominio sobre una serie de islas y zonas costeras en torno al mar Adriático, conocidas como el Estado del Mar, que incluía territorios como Istria, Dalmacia e incluso partes de y Chipre.

¿Por qué Venecia se llama “La Serenissima”?

Venecia se ganó el apodo de “La Serenissima” por su condición de potencia marítima pacífica y estable durante el apogeo de su influencia. En el año 697 d.C., Venecia inició su ascenso como ciudad-estado, formando una asamblea de representantes conocida como el Gran Consejo, que sentó las bases de su futuro gobierno. La declaración formal de la Serenissima Repubblica se produjo cuando Venecia logró la independencia del Imperio Bizantino en el año 814 d.C.

Durante su época de esplendor (siglos XIII-XV), la República de Venecia ejerció un inmenso poder político y económico gracias a sus vínculos comerciales con regiones como Bizancio y Asia. Estas conexiones le permitían realizar intercambios de bienes, ideas y cultura. Un acontecimiento importante tuvo lugar en 1204, cuando Venecia desempeñó un papel crucial en la Cuarta Cruzada, lo que le permitió gobernar temporalmente una cuarta parte del Imperio Romano de Oriente, incluida parte de Constantinopla.

La estructura de gobierno de la República estaba caracterizada por un sistema político sofisticado . El Gran Consejo elegía al dux de por vida entre los patricios venecianos. Esta entidad ejercía la autoridad legislativa, mientras que consejos consultivos más pequeños llevaban a cabo el control ejecutivo cotidiano. Además, un sistema judicial único estaba dirigido por magistrados que supervisaban los asuntos legales.

Sin embargo, la fortuna de la República declinó después de 1500 debido a varios factores, como la expansión otomana en territorios anteriormente controlados por Venecia, la competencia marítima de y , que exploraron nuevas rutas comerciales a través del Atlántico, y las pérdidas financieras alimentadas por los conflictos militares contra los estados vecinos. En 1797, las fuerzas de Napoleón Bonaparte invadieron Venecia durante su campaña italiana. Este acontecimiento marcó el fin de la República de Venecia, que posteriormente cedió sus territorios al Sacro Imperio Romano Germánico.


Venecia después de las guerras napoleónicas

"Napoleón Bonaparte entrando en Venecia en barco el 29 de noviembre de 1807" Por Vincenzo Chilone.
“Napoleón Bonaparte entrando en Venecia en barco el 29 de noviembre de 1807” Por Vincenzo Chilone.

En 1797, Venecia vivió un momento decisivo cuando la República de Venecia se rindió al ejército francés de Napoleón Bonaparte durante la Primera Coalición. Esto marcó el fin de más de mil años de independencia para la ciudad-estado marítima. El tratado, firmado en Campoformio el 17 de octubre de 1797, disolvió la República de Venecia. Sus territorios se dividieron entre Austria y Francia.

Bajo dominio austriaco, de 1797 a 1805, el territorio continental veneciano fue reorganizado en distritos administrativos dependientes del Sacro Imperio Romano Germánico. La supresión de monasterios y la redistribución de propiedades eclesiásticas alteraron significativamente el panorama económico de Venecia. 1805, tras el triunfo de Napoleón en la batalla de Austerlitz, Venecia pasó a formar parte del Reino de Italia bajo control francés. Napoleón inició una serie de proyectos de obras públicas para modernizar la infraestructura urbana de Venecia durante este tiempo.

El Congreso de Viena de 1815 provocó otro cambio significativo en el poder de Venecia. Sus territorios fueron devueltos de nuevo a Austria bajo el Reino de Lombardía-Venecia, que duró desde 1815 hasta 1866. Bajo dominio austriaco, Venecia experimentó un mayor desarrollo infraestructural. Este desarrollo incluyó la construcción de ferrocarriles que la conectaban con otras partes de Italia y . Sin embargo, este periodo causó mucho malestar político entre los venecianos, que exigían una mayor autonomía o la unificación con una Italia independiente.

Finalmente, en 1866, tras una victoriosa Tercera Guerra de Independencia italiana contra Austria, Venecia fue anexionada al recién formado Reino de Italia bajo el reinado de Víctor Manuel II. Esto marcó la incorporación definitiva de Venecia a lo que más tarde se convertiría en la actual Italia.


Historia de Venecia tras la unificación italiana

La incorporación de la ciudad a Italia condujo a un periodo de turbulencias y modernización. Venecia experimentó importantes transformaciones en su infraestructura durante las últimas décadas del siglo XIX. La construcción del puente ferroviario que conecta Venecia con el continente en 1846 fue decisiva para integrar la ciudad en la red de transportes de Italia. La finalización de la Stazione Santa Lucia en 1861 también situó a Venecia en el sistema ferroviario nacional.

El Puente de la Libertad conecta Venecia con Italia continental (Mestre)
El Puente de la Libertad conecta Venecia con Italia continental (Mestre)

El siglo XX marcó una época de rápidas transformaciones y desafíos para Venecia. El comienzo de la Primera Guerra Mundial hizo que Venecia se convirtiera en objetivo debido a su situación estratégica, pero escapó a daños significativos. Sin embargo, la II Guerra Mundial supuso un peligro mayor; aunque parte de su infraestructura histórica sufrió daños, los incansables esfuerzos permitieron una rápida restauración tras la guerra. La reactivación económica posterior a 1945 trajo consigo un crecimiento del turismo, que pasó a dominar la economía de la ciudad. En medio de la modernización, del 27 de noviembre al 4 de diciembre de 1966, Venecia sufrió la desastrosa “Grande Acqua Alta”, una inundación récord. Esta inundación sumergió gran parte de la ciudad bajo el agua y provocó llamamientos internacionales para su conservación.

Venecia se ha visto amenazada por la subida del nivel del mar y el hundimiento durante la segunda mitad del siglo XX y lo que va del XXI. Estas amenazas siguen poniendo en grave peligro su integridad. En respuesta, se realizaron numerosos esfuerzos para salvaguardar Venecia de la subida del nivel del mar, entre los que destaca el MOSE (Modulo Sperimentale Elettromeccanico).

El proyecto MOSE

El proyecto MOSE (Modulo Sperimentale Elettromeccanico), consistente en la construcción de una serie de compuertas móviles destinadas a proteger Venecia de las inundaciones, se concibió como respuesta a la grave riada que afectó a la ciudad en 1966. La planificación de MOSE comenzó en la década de 1970 bajo la supervisión del Ministerio de Obras Públicas italiano.

La construcción de MOSE comenzó en 2003 tras la aprobación del Gobierno italiano, después de décadas de investigación científica, evaluaciones medioambientales y deliberaciones políticas. El diseño elegido consiste en 78 compuertas giratorias instaladas en tres ensenadas: Lido, Malamocco y Chioggia, a través de las cuales las aguas del Adriático desembocan en la laguna de Venecia. El propósito de esta ubicación es gestionar eficazmente los niveles de agua. Las compuertas descansan en el fondo del mar, permanecen llenas de agua y pasan desapercibidas. Cuando se prevee una marea alta de más de 110 centímetros, se bombea aire comprimido en su interior, lo que hace que se eleven y bloqueen la entrada de agua de mar.

A medida que el diseño de MOSE avanzaba hacia su fase de ejecución, se enfrentó a numerosos retos y críticas en relación con el posible impacto medioambiental, la eficacia técnica y la sostenibilidad financiera. Los escándalos de corrupción y los excesos presupuestarios complicaron aún más su progreso. A pesar de estos contratiempos, las pruebas parciales comenzaron en 2013. Los ensayos continuaron periódicamente con resultados dispares; surgieron diversos problemas técnicos que era necesario abordar. Finalmente, el 3 de octubre de 2020, MOSE se activó por primera vez en respuesta a una previsión de marea alta, evitando con éxito importantes inundaciones en Venecia y marcando un hito importante para la funcionalidad del proyecto.

Venecia entró en el siglo XXI enfrentándose a retos complejos. La ciudad necesita encontrar formas de gestionar su condición de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO al tiempo que da cabida a actividades comerciales y turísticas.

El problema del turismo de masas se ha agravado hasta el punto de amenazar la integridad de las infraestructuras de la ciudad. También plantea problemas para la calidad de vida de sus habitantes. En respuesta, se promulgaron leyes para gestionar el flujo turístico, como demuestra el impuesto sobre los turistas de un día introducido en 2020. Este impuesto pretende mitigar la masificación obligando a los visitantes de un día a pagar una tasa de acceso. El ayuntamiento sigue debatiendo otras medidas, como la instauración de cuotas de visitantes o el desvío de los grandes cruceros, a los que tradicionalmente se permitía atracar cerca de los principales monumentos de la ciudad, pero que han sido desviados fuera de la laguna en 2021, a raíz de un decreto gubernamental debido a la preocupación por la seguridad y los daños medioambientales.


Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Soy Luis Cicerone, creador de xixerone.com y viajero incansable. Mis pasiones, además de recorrer el mundo, incluyen los gatos, la comida, las series y la arquitectura.