Vistas de Madrid

Como ya lo he profesado multitud de veces en el blog, soy un eterno enamorado de Madrid. La he visitado innumerables veces, y al igual que Roma o Londres, me parece un lugar inagotable.

Para los que visitan Madrid por primera vez o los que simplemente no quieren perderse los mejores lugares para ver en Madrid, aquí va mi top 10.

1. Triángulo del arte

Madrid no tiene una Torre Eiffel o un Big Ben, pero tiene mucho arte, y en todos los sentidos.

El gran triángulo del arte de Madrid lo forman tres grandes pinacotecas de la capital, consideradas además como los museos más importantes de España.

El más grande es el Museo del Prado, con un gran colección de pintura y escultura, donde encontramos lo mejor de los clásicos, entre ellos los geniales Goya, Velázquez, Murillo, Rubens, Tiziano y el Greco, entre otros grandes expositores de la pintura universal.

Además encontramos el Museo Thyssen-Bornemisza, con su colección que abarca tanto arte clásico como contemporáneo. Aquí podemos encontrar tanto a Vermeer, como a Dalí, Bacon o Picasso. Son más que recomendables sus exposiciones temporales.

Por último tenemos el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), siempre a la vanguardia del arte, nos muestra lo último de lo último. Su gran estrella residente es el Guernica de Picasso, pero es destacable también su extensa colección de Dalí, Juan Gris, Miró, Tàpies, Chillida o Zuloaga.

2. Fuente de Cibeles y Puerta de Alcalá

Cibeles en su carro, con dos leones tirando de él se ha convertido en uno de los símbolos de Madrid. La diosa griega preside esta plaza junto al antigüo Palacio de Telecomunicaciones y hoy sede del Ayuntamiento, el Palacio de Linares y el Banco de España.

La Cibeles no es tan espectacular como la Fontana de Trevi, esto es innegable, pero se ha convertido en el símbolo de la ciudad. La diosa griega, sentada en su carro, tirado por dos leones, preside la bella plaza con la actual sede del Ayuntamiento y antiguo Palacio de Telecomunicaciones, el Palacio de Linares y el Banco de España.

Y justo enfrente, la otra imagen más conocida y popular de Madrid, la Puerta de Alcalá, obra de Carlos III, y construida a modo de monumento para conmemorar su entrada triunfal en Madrid. Obra del arquitecto Francisco Sabatini, sin precedentes en la arquitectura europea del siglo XVIII.

3. Plaza Mayor y el Madrid de los Austrias

Partiendo de la Plaza Mayor y pasando por los alrededores del Palacio Real, cruzaremos el Viaducto para descubrir los orígenes de Madrid, nos tomaremos un café en uno de los miradores más castizos, las Vistillas y recorreremos los vestigios de la época medieval a través de la Plaza de la Paja, la Plaza de San Andrés, la Costanilla de San Pedro y la Calle del Cordón, para llegar al final de la visita junto a la Plaza de la Villa.

Una ruta por el origen de Madrid es siempre muy evocador. Recomendable al atardecer.

4. La Gran Vía

Recién cumplidos cien años de su creación, la Gran Vía es sin duda el testigo cultural del Madrid del siglo XX. Cines y teatros, muchos de ellos hoy convertidos en tiendas, intentaron a su modo ser el pequeño Broadway madrileño, y en pleno siglo XXI, la Plaza de Callao, justo en el centro de la vía, un Times Square. Edificios tan representativos como la Telefónica, el Capitol, o el Grassy, junto con tiendas, teatros, cines, musicales y bullicio son el motor que mueve la más peculiar calle de Madrid.

5. El Palacio Real

Enclavado en la Plaza de Oriente, frente al teatro Real, es digno sustituto del antiguo Alcázar, construido para esplendor de los Borbones. Residencia oficial de los reyes de España, aunque no habitada, posee innumerables tesoros, entre ellos el Salón del Trono, la Sala de Porcelana, el Salón de Espejos y su gran colección de relojes. No podemos olvidarnos de sus exteriores, con los fantásticos jardines del Campo del Moro y los de Sabatini.

6. Parque del Retiro

Montar en barca en su monumental estanque presidido por la estatua de Alfonso XII, pasear entre sus centenarios árboles, especialmente su famoso Ciprés Calvo de casi 350 años, entrar en su Palacio de Cristal, visitar la rosaleda, sorprenderse mirando una de las pocas estatuas dedicadas al mismísimo demonio (El Ángel Caído) o sencillamente tomarse un café en una de sus múltiples terrazas son más que un aliciente para no perderse el pulmón de la capital.

7. Real Monasterio de las Descalzas Reales

Antiguo convento aún en uso, fue edificado aprovechando el antiguo palacio de Carlos I. Su fachada es renacentista tomando como modelo El Escorial. Destaca una bella escalera pintada al fresco del siglo XVII y su gran colección de tapices. Un convento digno de los mismísimos reyes.

8. El Rastro

Mercadillo genuinamente castizo que tiene como eje la Ribera de Curtidores y que sólo encontramos en domingos y festivos, separado por zonas con ropa, mascotas, cuadros, antigüedades, libros, discos, etc. Es destacable también su gran cantidad de tiendas de mobiliario y decoración vintage. Y como no, el obligado tapeo para reponer fuerzas es también un fuerte punto de atracción.

9. Puerta del Sol

Extrañamente denominada puerta, debido a un antiguo castillo con un sol en su entrada, esta plaza es el epicentro de la capital y de la vida madrileña, hasta el punto de que media España empieza el año tomando las doce uvas al son de las campanadas del reloj de la Casa de Correos que la preside. De forma irregular, hasta diez calles llegan a ella y en ella se encuentra el Kilómetro Cero, origen de todas las carreteras españolas, además de la Estatua del Oso y el Madroño, todo un símbolo de Madrid.

10. Paseo del Prado

Modelo del Madrid ilustrado, el antiguo denominado Salón del Prado y acceso original al parque del Retiro, sirvió como lugar de edificación de los edificios más representativos de la Villa y la Corte. Fuentes como las de Cibeles, Apolo y Neptuno, el Museo del Prado, el Real Jardín Botánico o la estación de Atocha son dignos testigos de la historia de esta bella arteria.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Madrid

Ver todos los tours en Madrid

Sobre el autor

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

4 Comentarios
 
  1. Sara 9 Octubre, 2014 at 1:21 pm Responder

    Añadiría el Temlo de Debod!! :)

  2. Kavy 25 Julio, 2013 at 9:03 am Responder

    yo añadiría referencias culinarias, chocolate con porras, bocadillo de calamares, papas a la brava, rajas de bacalao en casa Labra y cocido madrileño en la Bola.

  3. ferogalus 19 Abril, 2013 at 5:59 pm Responder

    ole, un post muy interesante! para la semana que viene en el grado en marketing que estoy cursando nos harán entregar un trabajo sobre Madrid y este post me ira de maravilla para completarlo! gracias por la información!

Leave a Reply