Este impresionante monasterio se encuentra a 117 kilometros al sur de Sofía, en las montañas de Rila, a 1.147 metros sobre el nivel del mar. Es la atracción turística más popular de Bulgaria debido a su tamaño, su entorno natural, su bella arquitectura, las pinturas murales que le adornan y su historia.

El emplazamiento del monasterio no podía ser más idílico. Rodeado por inmensas montañas y muy cerca de la cima más alta de toda la Península de los Balcanes, el monte Mousala (2925 metros).

Se cree que el monasterio fue fundado por el ermitaño Juan de Rila, en el siglo 10, durante el reinado del zar Pedro el búlgaro (927-968). San Juan de Rila, cuyas reliquias se exhiben a los peregrinos en la iglesia principal, vívía, de hecho, en una cueva cerca del complejo del monasterio actual.

El monasterio en sí se considera obra de sus aprendices, que llegaron al lugar para ser instruídos por él.

Durante los diez siglos posteriores a su creación, incluso durante el dominio otomano, el monasterio gozó de privilegios especiales por parte de los dirigentes, que lo expandieron hasta convetirlo en un centro de la cultura y uno de los puntos más importantes de la religión ortodoxa.

El aspecto actual del monasterio se remonta al siglo XIX. La construcción de los edificios de viviendas, que forman un cuadrilátero irregular alrededor de la iglesia central, se iniciaron en 1816.

En el centro del patio interior se alza el edificio más antiguo del complejo, una impresionante torre de piedra, erigida en 1334.

Una pequeña iglesia, que es sólo unos pocos años más joven (1343) se encuentra junto a la torre. En tiempos más recientes se le añadió a la torre un campanario.

A mediados del siglo XIX empezó la edificación de la iglesia principal del monasterio, la iglesia de la Natividad de la Virgen.

La básilica cuenta con una cúpula, tres hornacinas en el altar y dos capillas laterales. Los objetos más valiosos que alberga la iglesia son su iconostasio de madera con incrustaciones azules además de una serie de importantes iconos producidos entre los siglos XIV y XIX.

Las pinturas murales, terminadas en 1846, son obra de muchos artistas.

Los edificios de cuatro plantas que componen el complejo residencial albergan a no menos de 300 monjes y disponen de 4 capillas, la sala del abad, una cocina, una biblioteca y habitaciones para los peregrinos.

Una vez en el complejo, vale la pena visitar el museo del monasterio, que alberga entre otras obras de arte, la célebre Cruz de Rafael.

Esta cruz está hecha de una sola pieza de madera (81 cm x 43 cm) y lleva el nombre de su creador. El monje que la elaborara utilizó cinceles, cuchillos finos y pequeños lentes de aumento para tallar 104 escenas religiosas y 650 pequeñas figuras en la cruz, que fue terminada en 1802 después de 12 años de intenso trabajo que le costarían la vista a su creador.

Al igual que en otros monasterios búlgaros que sobrevivieron durante la época otomana, el monasterio de Rila actuó como centro de la vida espiritual y cultural para la nación búlgara durante la dominación extranjera.

El monasterio fue declarado monumento histórico nacional en 1976 y en 1983 fue inscrito en la lista de la UNESCO del Patrimonio de la Humanidad.

Cómo llegar al Monasterio de Rila

El punto de de partida más común para llegar al Monasterio de Rila es desde Sofía.

La forma más fácil de llegar a Rila es a través de tren o autocar desde Sofía.

Desde aquí se puede preguntar en la estación de buses de Ovcha Kupel (02-955 5362) sobre los autobuses directos, aunque lo más probable es que necesites hacer escala en el pueblo de Rila.

En verano, los autobuses salen pueblo de Rila hacia el monasterio a las 7:40, 14:40 y 15:50 y regresan a las 9:00, 15:00 y 17:00. (a veces el servicio de 15:00 continúa directo a Sofía, pero no siempre.).

En invierno, los servicios se ven reducidos de tal forma que únicamente hay un autobús al día, a las 10:20, llegando al monasterio alrededor de las 15:00 (contando con el transbordo) y volviendo a las 17:00.

Un par de horas deberían de ser suficientes para explorar el monasterio. Si quieres además darte un paseo por su entorno natural, lo más recomendable es que pases la noche allí o en el pueblo de Rila.

5 Comments
 
  1. Jordi (milviatges) 27 diciembre, 2013 at 11:46 pm Responder

    A nosotros nos encantó Bulgaria, pero especialmente el monasterio de Rila y las iglesias ortodoxas de Arbanasi.
    Te dejo un enlace a un post que hice en mi blog, dobre Rila.
    Un saludo!
    http://milviatges.com/es/2013/monestir-de-rila-el-far-de-la-cultura-i-la-religio-bulgara

  2. Ana 30 abril, 2013 at 4:50 pm Responder

    Estuve en septiembre pasado , el sitio es maravilloso , tiene algo mágico .

  3. Luis Cicerone (@xixerone_) 2 septiembre, 2012 at 7:41 pm Responder

    Monasterio de Rila, Bulgaria http://t.co/Jig3NcSy
    #Balcanes #Bulgaria #Europa #Rila #Sofía

  4. Elisa 31 marzo, 2012 at 12:05 am Responder

    Impresionante visita.
    Las fotos son magníficas
    Saludos
    Elisa, en Rosario, Argentina

  5. Helena 28 marzo, 2012 at 9:22 am Responder

    Tiene que ser impresionante el monasterio… y verlo nevado todavía le dará más encanto.
    Un saludo ;)

Leave a Reply