Guía práctica para conducir en la India

Asia, India  /   /  By xixerone

Tal y como prometí en mi último post sobre mi viaje por el Hindustán, aquí os dejo una guía más o menos práctica sobre cómo conducir en la India. Si un día os vais a la India y os sentís un poco suicidas. No dudéis en alquilar un coche, puede ser una experiencia religiosa.

La regulación y forma de conducir de los hindúes responde en gran medida a la filosofía kármica, en la que intentas hacerlo lo mejor que puedes y dejas las consecuencias de tu irresponsabilidad a las compañías de seguros.

Para la duda clásica de si en la India se conduce por

a) la derecha
b) la izquierda

hay una respuesta fácil:

a y b son correctas.

Básicamente se empieza por la parte izquierda de la carretera, a menos que esté ocupada; entonces se va por la parte derecha, a menos que también esté ocupada. La solución entonces es embutirse en el primer espacio libre que se encuentre. Más o menos como en el ajedrez.

Antes de continuar quiero aclarar que durante mi estancia en la India no conduje ningún coche, aunque sí alquilé una moto en Goa (episodio que ya os contaré), pero estuve en gran cantidad de vehículos kamikaze en todos los sitios que visité.

Aquí los consejos:

1. Confía en tus instintos. Escoge una dirección y procede. El adherirte a las reglas de circulación, (que existen, si bien nadie parece saberlo), lleva a momentos de sudor y lágrimas y a ocasionales desgracias.

2. La mayoría de los conductores no conducen, sino que apuntan sus vehículos en la dirección elegida y de dejan llevar. No te des por vencido ni te subestimes. Además de la reencarnación, los otros conductores no tienen ninguna ventaja sobre ti.

3. No te detengas en los pasos de peatones sólo porque algún tonto quiere cruzar la calle. Puedes hacerlo si disfrutas de que te choquen el coche desde atrás. Los peatones han sido intruidos a cruzar sólo cuando el tráfico se mueve lentamente o se para (cosa que normalmente sólo ocurre cuando hay algún ministro en la ciudad). Igualmente, algún idiota siempre querrá cruzar la calle, pero yo prefiero no hablar mal de los muertos.

4. El pitar no es un signo de protesta como en otros países. Los cláxones suenan en India para expresar alegría, resentimiento, frustración, romance o lujuria o simplemente para espantar a esa docena de vacas que impiden el paso en medio del bazar.

5. Siempre deberás llevar libros entretenidos en la guantera. Los necesitarás durante los atascos, cuando esperas que pase la caravana del ministro, o que baje la marea cuando las aguas de las cloacas se desbordan e invaden las calzadas.

6. Conducir de noche en carreteras Indias pude ser una experiencia emocionante (siempre y cuando tengas el temple de Genghis Khan). En cierta forma es como jugar a la ruleta rusa y nunca sabes cuál de los conductores es la bala.

Ocasionalmente te encontrarás con lo que parece ser un OVNI. Lleno de luces parpadeantes y sonidos extraños que emanan desde dentro. Es un bus iluminado. Lleno de felices peregrinos que cantan bhajans. Estos buses van a velocidades estelares buscando contacto con lo divino. A veces lo encuentran.

Autoctónidades

Auto Rickshaw (Baby Taxi)

El hijo producto de una relación ilícita entre un coche y una carretilla, este vehículo de tres ruedas funciona con un motor externo de combustión que se alimenta de keroseno y gasolina. Es un vehículo triangular cuyos ocupantes asiduos son barras de metal, materiales de construcción y pasajeros cuya suma de masas ha de superar al menos en tres veces la del auto-rickshaw.

Después de cálculos trigonométricos y geométricos de espectacular precisión, una cantidad aún indefinida de pasajeros son doblados y almacenados en su interior mientras que el equipaje es encajado entre las ranuras microscópicas disponibles hasta que un amasijo de codos, piernas y sandalias viaja al aire libre a ambos lados del vehículo (para amortiguar posibles choques con otros vehículos).

Los conductores de auto-rickshaws siguen las reglas de conducción mostradas en la película Ben Hur y tienen licencia para irritar a los transeúntes.

Ciclomotores

Con la apariencia de un barril con ruedas y el sonido de una máquina de afeitar eléctrica. Los ciclomotores indios pueden viajar cincuenta kilómetros con una cucharada de gasolina alcanzando velocidades abrumadoras de 15 kilómetros por hora. Comunmente discurren por el medio de la carretera aunque no es raro verlos debajo de otros vehículos.

Los buses no tienen un pase.

A la mayoría de los pasajeros se les da pases gratuitos, y, durante las horas punta los autobuses son un infierno.
Hay pasajeros que viajan colgados a otros pasajeros, que a su vez van colgados de los asideros mientras los sobrecargados autobuses se inclinan peligrosamente desafiando las leyes de la gravedad pero siguiendo vehementemente las reglas de la fricción. Como a los conductores se les paga por kilo de pasajero, lo mejor es mantenerse alejado de estos buses.

Calles de sentido único.

Los letreros de one way street son colgados por la gente de la dirección local de tráfico para añadir diversión a sus vidas grises. No hay que ceñirse al término literal de la frase e ir sólamente en una dirección. En términos metafísicos, significa que dos vehículos no pueden circular en distinta dirección a la vez. así que conduce en cualquier dirección!

Para concluir cabe destacar que la tasa de accidentes de tráfico por habitante en India es más baja que la de muchos países occidentales.

Para prueba un botón:

About the Author

Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.

Artículos relacionados

Tabla de contenidos Dónde dormir en Pattaya – Lo que debes saberOpciones de alojamiento en...

Si próximamente vas a viajar a Laos, no te pierdas esta guía de viaje que te traen Carlos y...

Beijing es la capital de la República Popular de China y está ubicada en la llanura del norte del...

Leave a Reply