El hotel más curioso de Letonia

En Letonia, más concretamente en la ciudad de Liepaja, en la costa del Mar Báltico y a unos 215 Km de Riga hemos encontrado un fantástico hotel cuanto menos curioso.

Se trata de una antigua cárcel militar convertida en un hotel. Sin duda una gran atracción para los cada vez más habituales visitantes procedentes de todos los países. Esta cárcel se encontraba en funcionamiento hasta el año 1997, y poco después realizó el cambio a hotel que podemos disfrutar ahora.

Además de conservar el mismo estado y “decoración” de la cárcel original, la Cárcel de Karosta es un lugar en el que podremos experimentar lo que verdaderamente sentían los presos al encontrarse encarcelados allí, ya que hasta las camas son los mismos camastros que fueron utilizados, la comida es auténtica comida de cárcel, e inclusive, en los baños tan sólo dispondremos de agua fría.

Si nos decidimos a probar esta experiencia, descubriremos un tipo de turismo muy original, ya que seremos tratados como auténticos presos, pudiendo tan sólo dar caminatas por el patio, practicar ejercicio físico y limpiar los baños. La ambientación está muy conseguida, y no vamos a pasar unas vacaciones cómodas ni tranquilas, pero sí vamos a vivir una experiencia inolvidable.

Los empleados del hotel van vestidos de militares y portan fusiles, y en el caso de que no cumplamos las normas de la cárcel, seremos castigados.

Pero no todo es tan tétrico como aparenta, ya que por 14 € podremos disfrutar de la Noche Extrema, donde durante siete horas nos convertiremos en los guardias, además de que podremos conocer la historia real de la cárcel así como realizar visitas guiadas por el museo.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Valverde
Estudié Arquitectura Técnica en la UCAM e Ingeniería Industrial en la UNED. Me gusta viajar y he vivido en distintos países. En la actualidad combino mis negocios con mi pasión por la música y la escritura para conseguir vivir plenamente.