Clicky

Ruta de ecoturismo por la provincia de Albacete: 3 días de turismo responsable

Únete a esta en una ruta de ecoturismo por Albacete (España) para descubrir el patrimonio natural, histórico y cultural de esta zona tan poco valorada. Este artículo incluye información sobre hoteles, restaurantes y lugares de interés, además de un itinerario.

Ruta de 3 días de ecoturismo en la provincia de Albacete
Ruta de 3 días de ecoturismo en la provincia de Albacete

Tras una exitosa primera ruta de ecoturismo en Ciudad Real, me hizo mucha ilusión que me invitaran a una segunda, esta vez en la provincia de , aún casi desconocida para los turistas. Esta provincia también se encuentra en la Comunidad Autónoma de , una zona no muy visitada (salvo Toledo). El viaje, organizado como el anterior por Soy Ecoturista Castilla-La Mancha, tenía como objetivo promocionar los impresionantes espacios naturales de Albacete, a menudo ignorados. Como alguien que no tenía una imagen en mente de esta parte de , me llevé, de nuevo, una grata sorpresa. Acompáñame en esta ruta de ecoturismo por la provincia de Albacete, una joya verde del centro de España.

Esta provincia española es el destino perfecto para un viaje ecológico
Esta provincia española es el destino perfecto para un viaje ecológico

Ruta de 3 días de ecoturismo en la provincia de Albacete

Día 1

Mañana

Este segundo viaje de ecoturismo a Castilla-La Mancha empezó con más percances que el primero. Después de calcular mal el tiempo que me llevaría llegar a la estación de tren de Chamartín de desde mi casa y quedarme atrapado en el tráfico, perdí mi tren. Por suerte, tras hablar con Jesús de Soy Ecoturista, que se ofreció a recogerme en la estación de Albacete mientras mis compañeros de viaje estaban en la primera actividad, me subí al siguiente tren.

Aun así, me perdí la mañana y la primera actividad del viaje, que los otros blogueros me contarían más tarde que fue estupenda. Mientras yo iba en el tren, caminaron descalzos por cuevas acuáticas, conectando con la naturaleza.

Tras llegar a la estación de tren de Albacete-Los Llanos, me subí a la furgoneta de Jesús y nos dirigimos hacia el sur, a Elche de la Sierra. El trayecto hasta esta pequeña ciudad, parte de la Sierra de Segura, duró alrededor de una hora. Ahora sí comenzaba mi ruta de ecoturismo por Albacete.


Tarde

Conocí a Noe de Mapa y Mochila, Bea de Petiscos Galegos y Rebeca de Recuerdos de Mi Mochila, quienes serían mis compañeras de aventura, cuando nos vimos para comer en el Restaurante Moreno. Este restaurante es parte del Hotel Moreno, donde pasaríamos la noche. El restaurante y el hotel de 2 estrellas son empresas locales familiares con años de experiencia.

La comida comenzó con una serie de aperitivos de esos que o te gustan o los odias: Casquería. Esta variedad de carnes incluía lengua de cerdo rellena de jamón, una receta de la abuela del dueño del hotel, según nos explicó. Otro manjar de este grupo eran los sesos de cerdo, que no fueron mi plato favorito. Sin embargo, todo lo demás que probamos me encantó.

Luego, degustamos platos como el Atascaburras, típico de Castilla-La Mancha, una especie de puré de patatas y bacalao acompañado con huevos duros y coronado con nueces de la sierra.

El atascaburras es un plato típico de Castilla-La Mancha
El atascaburras es un plato típico de Castilla-La Mancha

Por último, de postre tomamos miel sobre hojuelas y Pan de Calatrava. Este pan es un clásico de Murcia que se hace mucho también en La Mancha y consiste en pan remojado con huevos, leche y caramelo. Como el amante del dulce que soy, debo decir que quedé encantado con este nuevo sabor.

Durante la comida, contamos con la compañía de Cristina, de la empresa AKAWI SIERRA DEL SEGURA, encargada de todas las actividades del primer día. Y, después de mi ausencia matutina, me alegro de haber podido conocerla porque es un encanto de persona.

Subimos a nuestras habitaciones para refrescarnos rápidamente y dejar las maletas antes de dirigirnos a la siguiente parte del viaje: Escalada.

Tras un corto trayecto en coche, llegamos al lugar donde escalaríamos, también en Elche de la Sierra, con dos vías de escalada previamente preparadas. Estaba nervioso pero sentía que tenía que compensar por haber llegado tarde el primer día. Así que, cuando Cristina pidió dos voluntarios, levanté la mano. Antes de darme cuenta, ya tenía el casco y el arnés de escalada asegurados para empezar a escalar.

¿Alguna vez has intentado algo por primera vez y te has sorprendido de lo bien que lo has hecho? Pues ese era yo escalando. Antes de darme cuenta, estaba en la cima, sintiéndome como un lince ibérico. Disfruté tanto que incluso me atreví a hacer otra ruta. Y, para ser alguien que no hace nada de deporte, estoy orgulloso de mí mismo y recomiendo encarecidamente esta actividad, sobre todo con profesionales como los de AKAWI que te hacen sentir seguro en todo momento. Estoy deseando volver a hacerlo.

Ni tan mal para un ser un escalador novato
Ni tan mal para un ser un escalador novato

Terminamos de subir antes de lo previsto y nos dirigimos a dos miradores con unas vistas impresionantes. El primero se llamaba Mirador de los Infiernos, y como una imagen vale más que mil palabras, echa un vistazo a las vistas de abajo, que más o menos valen 2000 palabras:

Vistas desde el Mirador de los Infiernos, Albacete
Vistas desde el Mirador de los Infiernos, Albacete
Otra vista desde el Mirador de los Infiernos
Otra vista desde el Mirador de los Infiernos

El segundo mirador era el Mirador del Diablo, y las vistas también eran impresionantes.

Y con estas impresionantes vistas panorámicas todavía en mente, nos dirigimos de vuelta al hotel y vimos unas simpáticas cabras montesas por el camino. Si no lo supiéramos, pensaríamos que las cabras fueron contratadas para que nos enamoráramos aún más de la zona.


Noche

Para cenar, fuimos andando al PUB Galería, un bar con decoración moderna cerca del hotel. Esta se convertiría en mi comida favorita durante todo el viaje de ecoturismo en Albacete.

Compartimos todos los platos, empezando por una ensalada fresca de capellán con tomate. Luego, pasamos a una cazuela de gambas, que fue mi plato favorito, lomo de cerdo escabechado en salsa de perdiz y pulpo a la parrilla. Después, comimos croquetas de bogavante y una deliciosa selección de postres. Levantamos las copas para brindar por el éxito del primer día y nos dirigimos al hotel.

Apetitoso pulpo a la parrilla en PUB Galería, Elche de la Sierra, provincia de Albacete
Apetitoso pulpo a la parrilla en PUB Galería, Elche de la Sierra, provincia de Albacete
Croquetas de bogavante
Croquetas de bogavante

Día 2

Mañana

Al día siguiente, me desperté con agujetas y una fuerte necesidad de cafeína. Volví a hacer la maleta y me reuní con el resto del grupo abajo para desayunar. Tomamos unas tostadas de tomate, zumo de naranja y café, subimos a la furgoneta y nos dirigimos a la primera actividad del segundo día. Tras 45 minutos de viaje hacia el oeste, llegamos al nacimiento del río Mundo, donde Tali, de Mundo Aventura Riópar, nos dio la bienvenida.

El río Mundo nace al sur de Riópar y es uno de los lugares más visitados de la provincia de Albacete. Fue incluso sorprendente escuchar a turistas hablando en inglés mientras visitaba esta atracción en una fría mañana entre semana.

En concreto, el nacimiento del río destaca por su ubicación en el interior de una cueva sobre un acantilado. Este es considerado uno de los nacimientos más bellos del mundo y se le llama Reventón del Río Mundo. Durante algunas épocas del año, una cascada de casi 100 metros de altura se precipita desde la boca de la cueva. Esta maravilla natural también forma otras cascadas y piscinas más pequeñas en la zona.

Río Mundo, Albacete, España
Río Mundo, Albacete, España
Posando frente a la cascada del nacimiento del río Mundo
Posando frente a la cascada del nacimiento del río Mundo

Aunque nos perdimos el “reventón” por unos días, todavía había muchas cascadas activas en este precioso lugar rodeado de montañas. Como señaló Tali, este oasis tiene mucho más que ver. Hay muchísimas especies de plantas, incluidas algunas medicinales y plantas endémicas de la región, así como animales. Así que te vendrá bien una visita guiada para comprender realmente lo que hace único a este lugar. Además, si quieres un consejo, reserva unas horas para pasear por los alrededores del nacimiento del río y estar presente al 100% sin prisas, apreciando su belleza.


Tarde

Tras un corto trayecto en coche hacia el norte, llegamos a Restaurante San Juan en el centro de Riópar. En el menú del día de este modesto restaurante se puede comer platos típicos de la región de entrada, plato principal y postre. Sin embargo, por alguna razón, pedí pasta a la boloñesa y pollo con patatas como entrante y principal, respectivamente. Lo sé, podría conseguir ambas cosas en cualquier otro lugar del mundo. No obstante, ambos platos estaban bastante buenos, y las raciones eran generosas. El postre, otro pan de Calatrava, estaba delicioso.

Así que, con la barriga llena, nos dirigimos hacia el oeste y se suponía que después iríamos hacia el norte para llegar al pueblo de Alcaraz. En lugar de eso, como teníamos algo más de tiempo, Noe sugirió que nos detuviéramos en Riópar Viejo, donde ella ya había estado. Y vaya que este pequeño pueblo medieval, que no formaba parte oficial de nuestro recorrido de ecoturismo por Albacete, merecería la pena.

Riópar Viejo es una bella villa medieval con rincones dignos de postal
Riópar Viejo es una bella villa medieval con rincones dignos de postal

Riópar Viejo es uno de los pueblos con más encanto de la provincia. Está sobre una montaña de más de mil metros de altura, y las vistas ya son motivo suficiente para visitarlo. Paseando por sus pequeñas calles de piedra, verás un par de hoteles y restaurantes bonitos. Pero lo más destacado de este pueblo es su iglesia de estilo gótico y las ruinas de su castillo, con unas cuantas tumbas rodeadas de naturaleza a su alrededor. Eso sí, hay que decir que hoy en día poca gente vive en Riópar Viejo, y la mayoría de sus negocios están cerrados. Se trata de un lugar para perderse caminando, imaginando lo que fue y haciendo excelentes fotos.

Riópar Viejo es uno de los pueblos con más encanto que visitamos en nuestro viaje de ecoturismo a la provincia de Albacete
Riópar Viejo es uno de los pueblos con más encanto que visitamos en nuestro viaje de ecoturismo a la provincia de Albacete

Dejamos atrás Riópar Viejo y nos dirigimos al norte hacia Alcaraz durante menos de 40 minutos. Incluso con una parada extra, llegamos antes de lo esperado. Nos dijeron que esperáramos a nuestro guía de la oficina de turismo de la ciudad, que estaba enseñando Alcaraz a un grupo que estaba antes que nosotros. Luego sabríamos que el grupo llegó tarde a la ciudad y que, aún así, iban a hacer la visita completa, lo que significaba que tendríamos que esperar un poco más, a pesar de que habíamos llegado pronto.

Nadie agradeció la espera después de un largo día de senderismo y paseos haciendo ecoturismo por la provincia de Albacete. Es una pena, además, porque Alcaraz es un lugar fascinante. Cuando por fin comenzamos nuestra visita, con unos 40 minutos de retraso, conocimos las alfombras de nudo español de Alcaraz. Estas preciosas alfombras de lana, clasificadas como Patrimonio Cultural Inmaterial por el Ministerio de Cultura, tardan mucho tiempo en hacerse. Esta tradición procede de la Edad Media y fue aprendida de los árabes.

Las alfombras de nudo español de Alcaraz son Patrimonio Cultural Inmaterial
Las alfombras de nudo español de Alcaraz son Patrimonio Cultural Inmaterial

También entramos en la Iglesia de la Santísima Trinidad declarada Patrimonio Cultural de España. Este templo tiene una fachada gótica y una torre que mezcla elementos góticos y renacentistas. Pero lo más fascinante de la iglesia está en su interior. Las tablas realizadas por el artista Juan de Borgoña fueron descubiertas en 2020 y, tras un largo proceso de restauración, hoy se pueden ver en el altar. Estas piezas representan escenas como La Anunciación, La Natividad y La Adoración de los Reyes Magos, entre otras. Anteriormente, estas ocho obras de arte se encontraban bajo gruesas capas de yeso en el retablo mayor de la iglesia.

Esperando fuera de la Iglesia de la Santísima Trinidad, Alcaraz
Esperando fuera de la Iglesia de la Santísima Trinidad, Alcaraz
Tablas restauradas del pintor Juan de Borgoña
Tablas restauradas del pintor Juan de Borgoña

Salimos de Alcaraz cuando se ponía el sol y nos dirigimos hacia el norte, hacia El Bonillo, un pueblecito a una media hora de distancia. Una vez en El Bonillo, buscamos nuestro hotel para pasar la noche: Hospederia Casa Emilia Este alojamiento tiene una temática de caza que, tal vez, no es para todos los gustos, sobre todo si eres vegetariano y/o vegano. Sin embargo, su encanto rural es innegable.

Vista de la puesta de sol desde Hospederia Casa Emilia
Vista de la puesta de sol desde Hospederia Casa Emilia

Nota: Aunque cuando hablo de “ecoturismo” en Albacete puede que no pienses en hoteles con animales cazados como decoración, este tipo de busca apoyar a la comunidad local y su economía. De ahí que la caza pueda formar parte de él, siempre que sea responsable con el entorno natural y sostenible.


Noche

Nuestro tiempo era limitado antes de la última actividad del segundo día, así que nos reunimos en el restaurante del hotel después de dejar las maletas en nuestras habitaciones. Para la entrada, pedí la mejor ensalada César que he probado en España de la carta (con una cerveza porque todo en la vida es cuestión de equilibrio). Luego, pedí un cerdo a la plancha con patatas y verduras como plato principal. Por último, tomé una tarta de chocolate de postre. Todo estaba riquísimo.

Con un excelente sabor de boca, me subí a la furgoneta, y recorrimos calles poco iluminadas hasta encontrarnos con Juanfer de AulaUniverso y Diego de LocusFoto. ¿Qué es lo que estaríamos haciendo? Os estaréis preguntando, pues bien, íbamos a hacer astroturismo, y yo no podía estar más ilusionado. Al fin y al cabo, estábamos en un destino Starlight, lo que significa que las condiciones eran perfectas para ver las estrellas debido, principalmente, a la ausencia de contaminación lumínica.

Empezamos con Juanfer explicando cómo encontrar siempre la Estrella Polar en el cielo sin necesidad de brújulas o dispositivos. También nos explicó cómo se producen los eventos astronómicos, como los eclipses, los movimientos de la Tierra y otros hechos astronómicos esenciales y no tan básicos. También usamos una aplicación para encontrar las constelaciones en el cielo. Así que, si, como yo, creciste amando la astronomía y puedes o no estar obsesionado con la astrología, te encantará esta actividad. Incluso dejé de notar el frío después de un rato.

A continuación, Diego nos enseñó cómo hacer excelentes fotos del cielo nocturno sólo con nuestros teléfonos y un trípode. Tocó temas como los ajustes correctos del teléfono y trucos para capturar las fotos nocturnas perfectas sin una cámara profesional. Por si fuera poco, incluso observamos las estrellas y constelaciones a través de telescopios profesionales. Recordaré esta experiencia durante mucho tiempo.

Intentando encontrar la constelación de Acuario (mi signo)
Intentando encontrar la constelación de Acuario (mi signo)
Foto tomada con mi móvil
Foto tomada con mi móvil

Día 3

Mañana

El último día de nuestro viaje de ecoturismo en Albacete, nos despertamos temprano y desayunamos en el hotel. Como el día anterior, opté por tostadas con tomate, un café cargado y zumo de naranja, pero también probé un poco de las magdalenas, que estaban deliciosas.

Desayuno, día 3, toma 1
Desayuno, día 3, toma 1
Desayuno, día 3, toma 2
Desayuno, día 3, toma 2

Salimos a la carretera por El Bonillo y Campo de Montiel y hacia el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, al oeste. Sin embargo, antes de llegar al parque, estaríamos observando aves con Destinos Manchegos.

En concreto, observaríamos aves esteparias. Estas especies de aves deben su nombre a que viven en zonas áridas con sólo pequeños estanques de arcilla que se llenan con la lluvia como fuente de agua. Por ello, en caso de necesidad, estas especies pueden pasar varios días sin agua durante sequías. Las aves esteparias suelen vivir en los campos de cereal y son muy sedentarias. Sin embargo, muchas están en peligro, ya que estos campos son cada vez menos comunes hoy en día.

España cuenta con una de las últimas y más significativas poblaciones esteparias del mundo. Durante esta parte de nuestra ruta de ecoturismo por Albacete, nos detuvimos primero en un observatorio de aves esteparias. Desde allí, vimos diferentes tipos de aves, entre ellas la impresionante avutarda. El macho de esta especie en peligro de extinción es una de las aves voladoras más pesadas del mundo. Normalmente, un macho puede pesar entre 5,8 y 18 kg.

Observatorio de aves esteparias
Observatorio de aves esteparias

Durante la época de celo (alrededor de marzo), los machos compiten por la atención de las hembras, tratando de impresionarlas con su tamaño y plumaje. Hacen un “baile” alrededor de las hembras que recuerda un poco al de un pavo real. Seguimos avanzando hacia las Lagunas de Ruidera con nuestros prismáticos y tuvimos la suerte de ver otra avutarda y más especies de aves. Así que, si eres aficionado a la ornitología, te recomiendo reservar una excursión con Destinos Manchegos.

Vi fotos del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera antes del viaje, y mis expectativas eran altas. Ahora, puedo decir que el parque es aún más bonito en persona.

Conocido como el oasis de Castilla-La Mancha, este parque cuenta con 15 lagunas con diferentes nombres, tamaños y profundidades. Las lagunas también tienen varios tonos de color, que van desde el turquesa brillante que me recordó a Paxos y Antipaxos, cerca de la isla griega de Corfú, hasta el verde esmeralda y el azul intenso. El lugar es tan precioso que casi me quedo sin memoria en el móvil de tantas fotos y vídeos que hice. Además, algunas de las lagunas del parque son aptas para nadar, pescar y navegar en kayak.

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera es un lugar de visita obligada durante un viaje ecológico a Albacete
El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera es un lugar de visita obligada durante un viaje ecológico a Albacete

Exploramos el parque durante horas, disfrutando de su belleza casi abrumadora desde todos los ángulos y puntos de vista. Solo deseé haber tenido más tiempo. Así que, por favor, recuerda dejar al menos unas horas para visitar este fantástico parque, que también es perfecto para trekking, ciclismo y senderismo.

Vistas de las Lagunas de Ruidera desde uno de sus miradores
Vistas de las Lagunas de Ruidera desde uno de sus miradores

Aunque solo se puede llegar en coche, el viaje hasta las Lagunas de Ruidera merece la pena. Espero volver pronto. Sin embargo, me advirtieron que, durante el verano, el calor y las multitudes pueden ser demasiado, así que os transmito ese conocimiento.

Selfie en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera
Selfie en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

Tarde

Nos dirigimos al cercano Restaurante Guaidiana para comer, a contrarreloj para coger el tren de vuelta a Madrid. Pedimos el menú degustación para compartir, lo que probablemente no fue la mejor idea en cuanto a tiempo, pero todo estaba increíble.

Entre mis sabores favoritos estaban el paté de perdiz y las migas, una receta tradicional de cazadores con restos de migas de pan y otros ingredientes. Otro plato destacado fue el gazpacho manchego, una especie de guiso caldoso servido muy caliente con trozos de conejo, perdiz y otras carnes de caza. De postre, un excelente tiramisú.

Paté de perdiz
Paté de perdiz
Tiramisú de postre
Tiramisú de postre

Después de esta última comida, corrimos a la estación de tren Albacete – Los Llanos y terminamos nuestra ruta ecoturística con buena nota.


¿Qué te ha parecido esta ruta de ecoturismo por Albacete? ¿Te gustaría que incluyera más viajes como éste en el blog? Házmelo saber.



Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Nací en Venezuela y escribo desde que estaba en primaria, cuando mi especialidad eran los cuentos sobre animales que hablaban, incluyendo el que fue en bestseller en casa de mi madre: Los Conejos Perdidos. Estudié Comunicación Social (periodismo) en la Universidad de Los Andes (ULA) de Venezuela y he trabajado en distintas áreas del Marketing, desde las redes sociales y la creación del contenido hasta el copywriting. Sin embargo, en el 2018 se me dio la oportunidad de escribir para XIXERONE y otras páginas de viaje y descubrí la que se convertiría en una de mis grandes pasiones. Viajar, descubrir lugares nuevos, aprender y compartir mi conocimiento y mis experiencias con los lectores es algo que valoro mucho y me considero muy afortunado por poder dedicarme a esto. En especial, disfruto mucho de las escapadas urbanas, los tours de graffiiti, la naturaleza, la vida nocturna y, por supuesto, la gastronomía. Acompáñame mientras recorro el mundo y lo cuento en XIXERONE.