Turkish Airlines ha suspendido a 28 asistentes de vuelo por estar demasiado gordos, según un informe en el diario turco Haber Turk. Citando el informe del periódico a los asistentes de vuelo “les han dado seis meses para bajar de peso o enfrentarse a una reasignación en otro departamento.”

El Telegraph de Londres agrega que “los empleados, de los cuales 13 son mujeres, están en suspendidos de sueldo en hasta que pierdan peso y que previamente habían sido avisados que debían ponerse en forma.

Izzet Levi, jefa del grupo del sindicato de auxiliares de vuelo, al parecer fue una de las suspendidas por ser demasiado gruesa. Afirma que la aerolínea le dijo que tenía que perder alrededor de diez kilos para recuperar su puesto de trabajo, según el relato de Reuters del artículo Haber Turk.

var uri = ‘http://impes.tradedoubler.com/imp?type(img)g(90750)a(1792559)’ + new String (Math.random()).substring (2, 11);document.write(‘‘);

One Comment
 
  1. Cristina 9 agosto, 2010 at 3:53 pm Responder

    Qué chungos los de Tuskish! Tampoco me he extraña, la verdad. Durante el vuelo a Japón, solo los veías cuando te servían la comida, dsp desaparecían! Como casi ni se mueven, tienen sobrepeso, normal! xD

Leave a Reply