tienda-comida-venezuela

Cualquier viaje a un país tropical puede entrañar un riesgo para la salud y es posible que a uno le asalten dudas respecto a temas como enfermedades infecciosas, vacunas y mosquitos.

Con sólo unas fáciles pautas a seguir es posible prevenir cualquiera de estas situaciones, pero recuerda que es recomendable siempre consultar con tu centro sanitario especializado en medicina tropical o un centro de vacunación internacional al menos un mes y medio antes del viaje, ellos te aconsejaran sobre qué vacunas necesitas y te darán recomendaciones específicas de la zona que vas a visitar.

Sol y altas temperaturas

Es importante protegerse bien siempre del sol y del calor, sobretodo para evirar deshidrataciones e insolaciones. Procura beber mucho líquido, preferentemente zumos y bebidas enlatadas y si es agua, que sea siempre embotellada y abierta delante de ti.

Insectos y picaduras

Hay que recordar que enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla o el paludismo se transmiten a través de picaduras de mosquitos, por lo que es importante seguir los siguientes consejos:

Llevar siempre puesto un repelente de insectos específico para su suso en zonas tropicales, normalmente a base de DEET (dietiltoluamida). Lee bien las instrucciones de uso especialmente a la hora de aplicar a los niños.
Hay que tener en cuenta que los mosquitos pican habitualmente entre el anochecer y el amanecer, así que si sales en ese periodo es mejor que lleves ropa de manga larga, pantalones largos y evitar colores oscuros ya que atraen a los mosquitos
Utiliza mosquiteras impregnadas de permetrina o deltametrina, e insecticidas en la habitación.

Ropa y calzado

Utiliza ropa cómoda de fibras naturales y calzado cómodo y ventilado para evitar ampollas e infecciones por hongos.

Si lavas la ropa y la secas al aire, procura plancharla con mucho calor, así conseguirás una desinfección completa. Comprueba también ropa, calzado y sábanas ya que puede haber insectos escondidos.

Primeros auxilios

Antes del viaje, prepara un botiquín con desinfectante, material de cura, antidiarreicos y antihistamínicos para posibles alergias.

Bebidas y alimentos

Hay que tener mucho cuidado con la comida y la bebida, ya que enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea o la hepatitis A, se transmiten por el agua y los alimentos contaminados.

Si comes hortalizas frescas o fruta, deberás pelarlas o mantenerlas al menos media hora en agua tratada con lejía apta para uso alimentario.

Si consumes verduras, carnes y pescados, procura que estén suficientemente cocinados y sobretodo no comas moluscos crudos.

Ten cuidado con la repostería y los helados, procura no consumir leche ni sus derivados sin pasteurizar. Y ante la duda de consumir algo de lo que no estés seguro, no lo hagas.

Bebe únicamente agua y bebidas embotelladas. Evita el hielo si no procede de agua higienizada.

Síndrome clase turista (STC)

Para evitar el Síndrome de la Clase Turista derivado de algún problema circulatorio, en desplazamientos de avión de más de dos horas de duración se recomienda ejercitar la extremidades cada cierto tiempo, así como usar una media o calcetín de compresión normal.

Cuidados especiales

Niños, ancianos, enfermos crónicos y embarazadas son especialmente grupos de riesgo para contraer enfermedades y requieren de un especial cuidado a la hora de realizar este tipo de viajes.

Para más información puedes consultar el Reglamento de Salud Internacional de la Organización Mundial de la Salud.

2 Comments
 
  1. Sam 23 diciembre, 2013 at 1:49 pm Responder

    Mientras que mi pareja y yo estabamos en Perú hace unos meses, nos infectabamos con disentería, probablemente por la comida, que no fue una experiencia que me gustaría repetir! Es muy importante tener cuidado con la comida y agua: aún si la gente local puedan beber o comer algo, no significa que tu cuerpo va responder en la misma manera. Una cosa más que no mencionas, es cuidarse cuando subes a lugares de mucha altura, con el ejercicio y también el tiempo. Nosotros pasabmos bastante tiempo en lugares de mucha altura (en Bolivia, Perú y Ecuador en particular) y encontré que normalemente el aire es muy seco y así se deshidra más rápido que a nivel de mar.

Leave a Reply