Los mercadillos de navidad Alemanes, conocidos también como Christkindlmarkt o Weihnachtsmarkt, son tal vez la estampa más típica que tiene la época decembrina en el centro de Europa, cuando el frío polar, y el aroma a vino caliente anis y canela llena el ambiente de las plazas convertidas en galerías comerciales al aire libre.

Los mercados de navidad están intrínsecamente asociados a la celebración de las fiestas navideñas y suelen estar abiertos durante las cuatro semanas del Advento.

Mercadillo de Navidad - Berlín

Si bien los Weihnachtsmarkt se originaron en Alemania y Alsacia, actualmente se han extendido a todo el centro de Europa, adaptando denominaciones costumbres locales de los lugares en donde se instalan. Dos ejemplos españoles los encontramos en el mercado navideño de la Plaza Mayor en Madrid o el de Santa Lucía en Barcelona.

La historia de los Mercados de Navidad se remonta a la Edad Media en la Europa germano-parlante. El mercado de navidad de Dresden es el mercado navideño más antiguo de los que se tienen constancia, data de 1434.

En muchas localidades de Alemania, Austria y Suiza, la fiesta del Advento, o el advenimiento de Jesús, queda oficialmente inaugurada por la apertura del correspondiente mercadillo de navidad, que generalmente se establece en la plaza central del pueblo.

Los puestos de los mercados de navidad se organizan a los lados de “calles” peatonales y en ellos se vende comida, bebida y productos típicos navideños. El intercambio comercial se acompaña con villancicos, belenes y danzas. En tiempos modernos se han incorporado a los mercadillos atracciones de feria, pistas de patinaje sobre hielo, teatros al aire libre, entre otras actividades típicas del invierno.

Los productos que se pueden adquirir en los puestos incluyen belenes de cerámica o madera wetschgamännla (figuras hechas con pasas decoradas), Nussknacker (Cascanueces tallados), Gebrannte Mandeln (almendras caramelizadas), galletas tradicionales como las Lebkuchen y Magenbrot (ambas hechas de jengibre), Christstollen, con frutas pasas, Bratwurst y otras salchichas locales dependiendo de la región, y lo que es, para muchos visitantes, el producto estrella de los mercados de navidad: Glühwein, vino caliente que puede ir mezclado con un chorro de brandy, y el Eierpunsch Un ponche alcohólico de huevo. Ambos ayudan a sobrellevar el frío aire invernal. Otros artículos van desde juguetes tallados, decoraciones navideñas libros y adornos.

Los mercados navideños más importantes de Alemania se pueden encontrar en Dresde, Nüremberg, Berlín, Colonia, Erfurt, Hamburgo y en la zona de Bavaria y Baden. También son muy populares los mercados navideños de Praga, Viena, Salzburgo y Basel, entre otros.

Diciembre es definitivamente un mes mágico para visitar Alemania y el Centro de Europa.

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

Leave a Reply