Breve historia de Venecia

La historia de Venecia comienza desde su fundación, en el año 421, cuando varios pueblos de Véneto se asentaron en el lugar debido a que fueron desplazados por las invasiones bárbaras. Convencidos de que el agua detendría los ataques y las invasiones, Venecia se convirtió en un pequeño pueblo de cazadores y pescadores, los cuales levantaron palafitos sobre el terreno pantanoso que poco a poco fueron convirtiéndose en lo que es la Venecia actual, con sus grandes canales, puentes y edificios.

En el siglo VI Venecia fue conquistada por Justiniano quien añadió el territorio al Imperio Bizantino convirtiéndola en una de sus provincias. Venecia se convirtió en una zona importante que serviría para facilitar el comercio entre Occidente y Oriente.

En el año 697 se llevo a cabo en Venecia una independencia realizada por las familias más influyentes de la ciudad, eligiendo a Paololucio Anafesto como el primer gobernador o Dux, cargo que en un principio fue hereditario pero que luego pasaría a ser electivo.

Después de su independencia, la ciudad ofreció un gran apoyo a Bizancio, adquiriendo así grandes privilegios e importancia, convirtiéndose en un lugar altamente comercial en donde eran intercambiados todo tipo de productos los cuales iban desde maderas, especias y esclavos entre occidente y oriente. Gracias a estos privilegios, Venecia comenzó a expandir su poder comercial con Alejandría y Constantinopla transportando productos como esclavos, madera, especias, sedas y metales.

Al comienzo de las Cruzadas, en el año 1204, Venecia logró hacerse con el control de numerosos barrios comerciales de ciudades ubicadas en Chipre, Palestina, Siria y Creta debido a la toma de Constantinopla llevada a cabo por el Dux Enrico Dandolo, repartiendo el imperio griego entre Venecia y los cruzados.

A finales de la edad media, la ciudad se encontró en su máximo apogeo, con el surgimiento de su propia moneda de oro y controlando una buena parte del noreste de Italia. Sin embargo, debido a la caída de Constantinopla y al descubrimiento de América, sus influencias en la región se vieron sumamente disminuidas, siendo los turcos quienes se encargaron de tomar poco a poco cada una de las posesiones de la ciudad.

Durante el año 1576 una epidemia de peste negra azoto a la ciudad, siendo una de las mas mortíferas de toda su historia acabando con al menos la tercera parte de la población de la localidad.

A finales del siglo XVIII, el poder y la importancia de Venecia habían sido considerablemente disminuidos gracias a la serie de conflictos y guerras que se llevaron a cabo en Europa. Fue entonces en el año 1866 que Venecia paso a formar parte del Reino de Italia y se ha mantenido hasta lo que es hoy en día.