Clicky

Subir al Castillo de Montjuïc: Precios, experiencia y consejos

Todo lo que necesitas saber para visitar el Castillo de Montjuïc en Barcelona

Subir al castillo de Montjuïc de Barcelona
Subir al castillo de Montjuïc de Barcelona

El castillo de Montjuïc, conocido en catalán como Castell de Montjuïc, es una fortificación del siglo XIV ubicada en Barcelona. Emplazado en la cima del parque de Montjuïc, en un acantilado rocoso que se eleva más de 170 metros sobre la ciudad y el mar, esta fortaleza es una de las atracciones más populares de la ciudad y ofrece impresionantes vistas de la ciudad, el puerto y sus alrededores. En este artículo hablaremos sobre cómo es visitar el castillo de Montjuïc.


Actividades en Montjuïc

Visitar al Castell de Montjuïc: Una experiencia imperdible en Barcelona

Montjuïc: La «Montaña de los Judíos»
Vistas de Barcelona con la silueta de Montjuïc de fondo
Vistas de Barcelona con la silueta de Montjuïc de fondo

Montjuïc es una elevación rocosa que domina el perfil urbano del centro de Barcelona y representa una de las imágenes más características de la ciudad. Con 177,7 metros de altura, la montaña ha tenido un papel fundamental en el desarrollo, la protección (y, en épocas posteriores, la represión) de la ciudad. Este monte rocoso de origen neozóico está formado por piedras sedimentarias y cubierto en buena parte por por pinos, eucaliptos y matorrales.

En cuanto a la etimología de su nombre, tradicionalmente se le ha atribuido el significado «Monte de los Judíos«, supuestamente proveniente del catalán medieval, motivado por la existencia de un cementerio judío en la montaña. Otra teoría apunta a que se trata de una corrupción del latín Mons Iovis (Monte de Júpiter).

Montjuïc conforma uno de los espacios naturales más destacados y una de las atracciones más visitadas de Barcelona. La montaña acoge, además del castillo, el Museo Nacional de Arte de Catalunya, el barrio del Poble Sec, varios estadios e instalaciones de las Olimpiadas de Barcelona ’92, la Fuente Mágica y el Poble Espanyol.

El Museo Nacional de Arte de Catalunya, ubicado en Montjuïc, es uno de los mejores museos de Barcelona
El Museo Nacional de Arte de Catalunya, ubicado en Montjuïc, es uno de los mejores museos de Barcelona

A sus pies, la Plaça d’Espanya hace las veces de gran puerta monumental a la montaña y al recinto de la Exposición Universal de 1929, construido según el proyecto de Puig i Cadafalch a principios del siglo XX.


Sobre el castillo de Montjuïc

El Castell de Montjuïc de Barcelona fue una fortaleza militar y, después de la Guerra Civil, fue un museo militar. Actualmente es un espacio municipal dependiente del Ajuntament de Barcelona.

El aspecto actual del conjunto de fortificaciones es obra del ingeniero militar Juan Martín Cermeño, quien hizo derribar el antiguo fortín de 1640. Cermeño modificó las fortificaciones existentes y construyó nuevas siguiendo los sistemas de defensa concebidos por el ingeniero francés Vauban.

El Castillo de Montjuïc de Barcelona
El Castillo de Montjuïc de Barcelona

La fortaleza tiene una disposición en forma de estrella.

Varios baluartes y construcciones exteriores protegen el núcleo del recinto, el cual está rodeado de un profundo foso.

Los antiguos fosos del Castillo de Montjuïc ahora acogen floridos jardines
Los antiguos fosos del Castillo de Montjuïc ahora acogen floridos jardines

El cuerpo principal se estructura en torno a un patio porticado. Las estancias están cubiertas con bóveda de medio punto.

Patio porticado del Castell de Montjuïc, Barcelona
Patio porticado del Castell de Montjuïc, Barcelona

El Castillo de Montjuïc ofrece algunas de las mejores vistas de Barcelona

Si bien visitar esta fortaleza alicantina vale la pena por su historia y arquitectura, la principal razón para subir al castillo de Montjuïc es para admirar las fabulosas vistas de Barcelona y el mar Mediterráneo desde sus murallas, patios y caminos. El recinto del castell de Montjuïc ofrece las que bien podrían ser las mejores vistas gratuitas de Barcelona.

El Castillo de Montjuïc ofrece excelentes vistas de Barcelona
El Castillo de Montjuïc ofrece excelentes vistas de Barcelona
Vistas de Barcelona desde la cima de Montjuïc
Vistas de Barcelona desde la cima de Montjuïc
Barcelona y el mar desde Montjuïc
Barcelona y el mar desde Montjuïc
Vistas del puerto de Barcelona desde el Castell de Montjuïc
Vistas del puerto de Barcelona desde el Castell de Montjuïc

Actividades en Barcelona

Visitar el Museo del Castillo de Montjuïc

El Castell de Montjuïc acoge en las salas del patio de armas exposiciones temporales que se van programando a lo largo del año.

Patio de Armas del castillo
Patio de Armas del castillo
Antigua lápida del cementerio judío ubicado en las inmediaciones de la montaña de Montjuïc
Antigua lápida del cementerio judío ubicado en las inmediaciones de la montaña de Montjuïc
Exposición permanente del museo del castillo de Montjuïc
Exposición permanente del museo del castillo de Montjuïc

También cuenta con el Centro de Interpretación de Montjuïc que, de forma permanente, muestra a los visitantes la evolución y la historia tanto de la montaña como del castillo.


Castillo de Montjuïc: Planifica tu visita

Dirección: Ctra. de Montjuïc, 66, 08038 Barcelona
Horarios: 10:00 – 20:00 lun – dom.
Página web: ajuntament.barcelona.cat/castelldemontjuic
Tarifas: General 9 €, reducida 6€, menores de 16 años, domingos a partir de las 15h y el primer domingo de mes gratis

Puedes descubrir todo lo que el castillo tiene para ofrecer reservando un tour del Castell de Montjuïc + billete del teleférico


Cómo subir al castillo de Montjuïc

Por su ubicación a gran altura y su dramático emplazamiento junto al mar Mediterráneo y cerca del centro histórico de la ciudad, el castillo de Montjuïc es uno de los mejores miradores panorámico de Barcelona.

Hay varias formas de acceder al castillo, en funicular y teleférico, andando, en transporte público o en coche.

Subir al castillo de Montjuïc en teleférico
Subir al castillo de Montjuïc en teleférico
Subir al castillo de Montjuïc en teleférico

Para subir al Castillo de Montjuïc en teleférico, debes coger antes el Funicular de Montjuïc en la parada de metro Paral·lel L2 L3 FM. El funicular te dejará en la Estación Parc de Montjuïc FM TM donde tendrás que coger el teleférico que te deja en lo alto de Montjuïc, donde se encuentra el castillo.

Aunque la combinación del funicular y el teleférico es la forma más escénica de llegar a la cima de Montjuïc, especialmente si quieres apreciar impresionantes vistas panorámicas de Barcelona, ten en cuenta que al ser una atracción turística en sí mismo, el precio del billete del teleférico no es especialmente barato.

El funicular de Montjuïc, por ser un medio de transporte municipal, está integrado dentro de las tarifas de TMB, y su precio es equivalente al de un viaje en autobús o metro.


Cómo llegar al castillo de Montjuïc en autobús

El autobús es otra forma excelente (y económica) como llegar al Castell de Montjuïc. La línea de autobús 150 tiene su origen en la Avenida de la Reina María Cristina (Plaça d’Espanya) y finaliza directamente en el castillo

La ruta recorre toda la montaña de Montjuïc y tarda unos 20 minutos desde María Cristina. La línea 150 también conecta con el Funicular de Montjuïc y el teleférico en la parada Avinguda de Miramar-Estació del Funicular.


Subir al castillo de Montjuïc en coche

Si se opta por llegar al Castillo de Montjuïc en vehículo privado, junto al Castillo hay un aparcamiento público de gran capacidad con zona para autocares incluida. El acceso a este aparcamiento se realiza a través de calle dels Tarongers.

Otra opción es subir al castillo en taxi, el trayecto desde el centro de Barcelona es de unos 20 minutos y la tarifa de unos 8-10 €.


Subir al castillo de Montjuïc a pie

Los visitantes más atléticos pueden optar por subir a pie a través de los serpenteantes senderos de la montaña de Montjuïc, bien a través del barrio de Poble Sec, o por la Avenida de María Cristina, que conecta el parque con la Plaça d’Espanya.

Sin importar la ruta, debes acceder a la Avenida de Miramar, y desde allí continuar el ascenso. Quizá la manera más fácil de subir al castillo de Montjuïc a pie es cogiendo antes el Funicular de Montjuïc en Paral·lel L2 L3 FM y desde allí seguir el recorrido.


Castell de Montjuïc: Breve historia

En 1640, durante la Sublevación de Cataluña, se construyó la primera fortificación en la montaña de Montjuïc, en forma de cuadrilátero de tierra con revestimiento de piedra y barro. La obra de piedra seca fue mejorada por ingenieros franceses en enero de 1641. Esta fortificación provisional logró rechazar el asalto de las tropas castellanas. En 1651 se había construido un nuevo fuerte, formado por dos recintos cuadrados con bastiones en las extremidades.

El fortín primitivo en un castillo en 1694. La planta ocupaba toda la zona plana de la cima del monte, con tres baluartes hacia la ciudad y una línea de almenas mirando al mar. Durante la Guerra de Sucesión, en 1705, Charles Mordaunt, Lord de Peterborough, conquistó el castillo para los catalanes. Sin embargo, el 25 de abril de 1706, la fortaleza fue recuperado por Felipe V. El 12 de mayo los catalanes lo volvieron a recuperar y no volvió a manos de las tropas borbónicas hasta el 12 de septiembre de 1714.

En 1751, el ingeniero militar Juan Martín Cermeño hizo demoler el antiguo fortín y acabó de dar forma al conjunto de fortificaciones, dotándole de servicios y cisternas, una de ellas de agua potable, e hizo excavar el foso en base a los planes del famoso ingeniero militar francés Sébastien Le Prestre, marqués de Vauban.

Entre 1779 y 1799 se realizaron varias obras. Fue entonces cuando el castillo tomó el aspecto que, con ligeras modificaciones, ha conservado hasta la actualidad.

A finales del siglo XVIII, el castillo formó parte del grupo de vértices donde se tomaron datos y se realizaron triangulaciones para medir con precisión el meridiano terrestre que permitió determinar la longitud del metro.

El 13 de febrero de 1808, las tropas napoleónicas entraron en Barcelonay ocuparon el castillo.

En 1842, durante la Regencia de Espartero, la ciudad de Barcelona fue bombardeada desde el castillo de Montjuïc para someter el levantamiento revolucionario. Al año siguiente, a raíz de la revuelta de la jamancia, el general Prim ordenó un nuevo bombardeo, esta vez contra los astilleros y las murallas.

A finales del siglo XIX, el castillo se convirtió en una prisión. Aquí fueron encerrados y torturados los obreros involucrados en la ola de violencia anarquista de la década de 1890.

En 1936 se llenó de víctimas de la represión revolucionaria y, acabada la Guerra Civil española, de víctimas de los franquistas, entre los que destaca el Presidente de la Generalitat de Cataluña, Lluís Companys que fue encarcelado, juzgado en un juicio sumarísimo y fusilado el 15 de octubre de 1940.

Hasta 1960, año en que fue cedido a la ciudad, el castillo de Montjuïc se mantuvo como prisión militar. El 24 de junio de 1963 se inauguró como Museo del Ejercito.

A finales de abril de 2008, el ayuntamiento retiró una estatua ecuestre del dictador español Francisco Franco que estaba allí desde 1963. Finalmente, el 15 de junio, el gobierno español cedió el castillo a la ciudad.

En 2009, cerró definitivamente sus puertas el Museo Militar de Montjuïc y el 15 de octubre del mismo año, después de catalogar y embalar todas las piezas comenzó el traslado de las piezas hacia otras instituciones.

El 15 de octubre de 2011 en presencia del Gobierno de la Generalitat y el del Ayuntamiento de Barcelona, se repone la bandera catalana que el President Companys había puesto en 1936 con motivo de la recuperación del castillo para la ciudad de Barcelona.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Soy Luis Cicerone, creador de xixerone.com y viajero incansable. Mis pasiones, además de recorrer el mundo, incluyen los gatos, la comida, las series y la arquitectura.