Basílica de Sant Feliu de Girona

Basílica de Sant Feliu de Girona

La más sobria y señorial de las capitales de provincia catalanas, con su perfil característico y casas de colores a las orillas del río Onyar. Esta ciudad, que aúna hermosas vistas con una gran tradición gastronómica y enológica, es un destino ideal para una escapada de un día desde Barcelona o para pasar un fin de semana.

Vista del río Onyar y sus casas

Casas de principios del siglo XX a orillas río Onyar Girona

Casas de principios del siglo XX a orillas río Onyar Girona

El río Onyar atraviesa Gerona y desde su ribera ofrece una vista muy pintoresca de la ciudad. Los edificios de viviendas de comienzos del siglo XX, entre las que se encuentra la Casa Masó, están pintados con vivos colores y ofrecen una de las postales más típicas de Girona. La catedral y la iglesia de Sant Feliu completan el característico perfil urbano.

Puente de les Peixateries Velles

Puente Eiffel Girona

Puente Eiffel Girona

Construido en 1877 por la factoría Eiffel, este puente de estructura metálica roja destaca sobre las aguas verdosas del Onyar y nos recuerda a la torre más famosa de París, comunica la parte nueva de la ciudad con el casco histórico.

La Catedral

Catedral de Girona y Pirineos

Catedral de Girona y Pirineos

La seu de Girona está situada en el punto más alto de la ciudad y es reconocible por su inconfundible escalinata. Su fachada barroca, similar a un retablo, tardó más de 300 años en finalizarse. En su interior destaca una impresionante nave que que con sus casi 23 metros de ancho es la nave gótica más ancha del mundo. La catedral gerundense también cuenta con un claustro románico de forma trapezoidal que data del siglo XII.

La basílica de Sant Feliu

Hasta el siglo X hizo las veces de catedral de Girona y aún hoy es uno de los edificios más representativos de la ciudad. Su característico campanario, similar a la almena de un castillo inacabada, y los ocho sarcófagos paganos y paleocristianos de los siglos III y IV que alberga constituyen el gran atractivo de esta iglesia construida a los pies de lo que fue una calzada romana, junto a la original iglesia paleocristiana del mártir.

La Força Vella y las murallas

Muralla de Girona

Muralla de Girona

Es el primitivo recinto de la ciudad romana, data del siglo I a. C. y tiene la forma de un triángulo, está rodeado por una muralla de grandes sillares de piedra de basamento íbero que aún hoy están en pie.

En el lado oriental de la muralla se encuentra la torre de Gironella. Es posible andar por buena parte de los 800 metros de perímetro fortificado que rodea la antigua Gerunda. Este agradable recorrido da una agradable perspectiva sobre la Ciutat Vella y sus edificios emblemáticos como el Palacio Episcopal, la Casa de l’Ardiaca, el monasterio de Sant Pere de Galligants y la capilla de Sant Nicolau.

El Call o Barrio judío

Calles de Girona

Calles de Girona

La judería de Girona es una de las mejor conservadas de España y Europa, tiene su eje principal en la calle de la Força, desde donde una miríada de callejuelas laberínticas tejen el barrio que se formó entre los siglos XII y XV. En su momento álgido en esta zona llegaron a existir hasta tres sinagogas, hoy una de ellas alberga el Centro Bonastruc Ça Porta, centro de estudios y Museo de Historia de los Judíos.

Baños árabes

Fueron construidos en el siglo XII con una distribución típica musulmana, es decir, divididos en cinco salas: los vestuarios, la sala fría, la sala tibia, la sala caliente y la sala del horno y la caldera. Destaca su decoración románica y su frigidarium o sala fría, de planta octogonal cubierta con una cúpula de medio cañón. Siguieron funcionando como baños hasta el siglo XV, pasando a ser parte de un convento. A principios del siglo XX se recuperó su estructura original y hoy pueden ser visitados.

Girona modernista y novecentista

Rafael Masó Valentí fue uno de los arquitectos novecentistas más importantes. Ésta corriente surgió como una alternativa clásica al Modernismo catalán de principios del siglo XX. Masó nació y vivió en Girona, y hoy podemos visitar el museo de este arquitecto en la que fue su casa, en la ribera del río Onyar. Suyos también encontraremos en la ciudad el Bloque Batlle, la Farinera Teixidor, La Punxa y la Casa Gispert

Paseando por las calles gerundenses también encontraremos otros ejemplos de arquitectura modernista y novecentista, tanto en edificios residenciales como industriales. Es el caso de de Casa Franquesa, Casa Furest, Casa Rigau o las Destilerías Gerunda.

Sobre el autor

Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.

Artículos relacionados

Cuando se habla de museos de Madrid, lo primero que viene a la cabeza suele ser el famosísimo...

Muchos ciudadanos españoles o residentes en España quizá no sepan qué es la Tarjeta Sanitaria...

Uno de los principales motivos por los que vale la pena viajar a Barcelona es su status como uno de...

Comentar