Xi’an es el rostro imperial de China, vestido de modernidad y progreso.

Sepultada entre franquicias de comida, centro comerciales y la avanzada infraestructura China, sobrevive Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi  y extremo oriental de la ruta de la seda.

Atracciones de Xi'an

Atracciones de Xi’an

Ya que es evidente, lo que han hecho los años con la China del ayer, extinguen parte de su esencia y opacan una que otra tradición de importancia dentro de su cultura. Pero Xi’an, considerada la entrada a una nostálgica china medieval, conserva y atesora, gran parte de su patrimonio, cultura y tradiciones, ofrece al viajero un verdadero escape de la cotidianidad.

Qué ver en Xi'an, China

Qué ver en Xi’an, China

Traducido al español, el termino evoca “La paz occidental”, lo que da sentido a ciertos y relatos, que le describen como zona de suma relajación y pacifica reflexión. A primera vista, la ciudad exhibe un aspecto urbano, se percibe al usar el tren bala y las nuevas conexiones aéreas, pero es el centro de la misma, quien conserva su apariencia plana y caseríos, alusivos a los barrios antiguos chinos.

Mezclar la exótica gastronomía, con las mejores atracciones, añade un toque de magia, a este extravagante recorrido  y más si se está bien informado, sobre la mejor estadía y los mejores atajos de la zona. En este caso en particular, centraremos nuestra atención en el que ver en Xi’an y sus prometedores destinos.

Tours, actividades y visitas guiadas en Xi’an

//widget.getyourguide.com/v2/core.js

Qué ver en Xi’an: Estructuras míticas y fragmentos de la China imperial

Guerreros de Terracota

Guerreros de Terracota de Xi'an

Guerreros de Terracota de Xi’an

Si hay un algo en particular o una razón de peso para ir a la provincia de Shaanxi, es esta maravillosa y extraña exhibición.

Reconocida  Patrimonio por la Unesco, ubicada en el Mausoleo del primer emperador Quin Shi Huang, resguarda cerca de 8 mil figuras, situada al este de Xi’an, encontramos la mundialmente famosa, fosa de los Guerreros de Terracota.

Ninguna hazaña, proclamación o batalla, le ha dado tanta fama, a Quin Shi Huang, primer emperador de China, como la construcción del que fue uno de sus más grandes caprichos y más valiosos tesoros.

Todo inicia en 1974, cuando Yang Zhifa noble agricultor nativo de la zona, cavaba un pozo a las afueras de Xi’an, el cual dejó a medias, tras el impresionante suceso que estaba a punto de experimentar. De esta forma, descubren la primera fosa, con un aproximado de 7500 figuras de guerreros con sus respectivos corceles, lo que confirma los mitos de la supuesta obsesión del Emperador Quin con el poder, los ejércitos grandes y las esculturas en su honor.

Restos de guerreros de terracota que no soportaron el paso del tiempo

Restos de guerreros de terracota que no soportaron el paso del tiempo

La que inició como una simple labor campesina, terminaría en una extensa excavación arqueológica, donde profesionales del área,  desenterraron cerca de 8000 figuras, resguardadas en una fosa de 200 metros por 50, y cada uno de un tamaño próximo a los 1,80 metros con sus respectivas armaduras.

¿Y cómo lucen? aunque sea difícil de creer no son de réplicas. Si, así como se lee, ya que entre sus particularidades, resalta la personificación de cada una, sea por un bigote de más, distinto cabello, gestos diferentes, etnias e incluso sus rangos militares, son esculturas inéditas y únicas en su parecer, pero similares en su material y los colores vivos, que a fin de cuentas se pierde por la oxidación.

Guerreros de Terracota - La atracción más importante de Xi'an

Guerreros de Terracota – La atracción más importante de Xi’an

En principio tenían armas, pero la historia relata el robo de estas por parte de los campesinos, luego de la caída de la Dinastía Quin.

Son tres fosas, una dedicada a los guerreros de mayor jerarquía y edad, conocida como la Fosa de los Generales, y las otras, reúnen soldados de diverso aspecto y rango. En los últimos años, destaca el descubrimiento de guerreros de un aspecto joven, en honor a los hijos de los generales incluidos en los campos de entrenamiento.

Qué ver en Xi'an - Exposición de Guerreros de Terracota

Qué ver en Xi’an – Exposición de Guerreros de Terracota

El aspecto del Mausoleo, la ubicación estratégica de sus sarcófagos, la apariencia de una fortaleza semejante a un fuerte militar y la posición de combate de sus esculturas, en particular la de los guerreros, permiten descifrar la ambición e intimidante imaginario de Quin Shi Huang, quien en principio ordenó  la construcción de los Guerreros de Terracota, para sobre exaltar su legado, dominio y poder sobre China y cualquier imperio existente. Aun en esta época la mitología, tabús y maldiciones, rodean a este singular monumento lo que es motivo de interés entre los turistas.

Leer más sobre cómo llegar a los Guerreros de Terracota de Xi’an.

Torre de la Campana

Qué ver en Xi'an - Torre de la Campana

Qué ver en Xi’an – Torre de la Campana

Símbolo de poder, imperio y dominio, reflejo de historia y años de lealtad a la cultura asiática y fiel icono de la realeza, linaje y la más alta fraternidad imperial que ha existido en esta nación.

Su historia se remonta a 1384, época de reinos, guerras y esclavitud, donde Zhu Yuanzhang, emperador fundador de la Dinastía Ming fue el responsable, de esta edificación. En sus primeros pasos, como cabeza de este poderoso imperio, tuvo que enfrentar y posteriormente resistir ataques, por parte de un considerable grupo de enemigos, por ende la torre funcionaba como campanario y principal aviso ante la aproximación del ejército rival.

En primera instancia, se ubicó cerca de la Torre del Tambor en el eje central de la ciudad, pero es en 1582, cuando se traslada 1.000 pies al este, en relación al lugar original.

Originalmente, su aspecto se resume en una infraestructura de madera de 36 metros de alto, sobre una base de ladrillos grises y un contraste y emblemático juego de colores verde y dorado, alusivo a la Dinastía Ming y su linaje.

La mitología popular, forma parte esencial del monumento, plasmada en cada parte y pieza de la torre, ejemplo de esto, es la historia de la campana Jingyun, fiel a la Dinastía Tang, al punto de silenciarse, durante el dominio de la Dinastía Ming, según lo indica el famoso relato. Las puertas y sus paredes, también continúan grabadas y dedicadas a honrar y homenajear esta importante etapa de la historia imperial asiática.

Torre del Tambor

Torre del Tambor en Xi'an

Torre del Tambor en Xi’an

A unos metros, ubicada en la misma plaza, exactamente, detrás de la Torre de la Campana, se encuentra la que es considerada su melliza, mejor conocida como la Torre del Tambor. No por una semejanza extrema, sino por tener un origen similar, complementarse en sus funciones y lógicamente por su cercanía, al punto de ser conocidas por sus habitantes como las torres gemelas de Xi’an.

Fue construida cuatro años antes que el campanario, y consta de dos pisos. Mide 34 metros de alto y poco más de 52 metros de largo de este a oeste y 38 de norte a sur. Su aspecto es un claro reflejo de la supremacía imperial, resalta por los rasgos arquitectónicos, propios de las Dinastías Tang y Ming, lo que hace justicia a su nombre, por la extravagante colección de tambores que tiene en su interior. Sin omitir los grabados de sus puertas y paredes, símbolos de fortuna y divinidad ancestral.

La Torre del Tambor ¡No tiene ni un solo clavo de metal! aunque descabellado, cierto. Datos de cierta utilidad al momento de visitar esta gran estructura, utilizada no solo para dar sonido de alerta en temporadas de guerra, sino también para anunciar el ocaso y la llegada del cielo nocturno en la provincia de Shaanxi.

Entre el quehacer en la torre, se puede elegir, la exhibición de tambores, los espectáculos y conciertos realizados con ellos, deleitarse con la envidiable vista panorámica de la ciudad y sumergirse en cada relato sagrado, alusivo a esta majestuosa edificación.

Una rápida y directa ruta, a las torres gemelas de Xi’an, es tomar la línea 2 del metro, vía a la estación del campanario por la salida B  a 250 metros de la plaza. Como alternativa, también existe el autobús, para así quedarse en las paradas del campanario.

La Gran Mezquita

Gran Mezquita de Xi'an - Qué ver en Xi'an

Gran Mezquita de Xi’an – Qué ver en Xi’an

La ruta arquitectónica no estaría completa, si dejamos de lado esta maravillosa edificación del medio oriente. En la República Popular de China, se ubican mezquitas y lugares de culto, construidos para la creciente población musulmana de la provincia, está en particular es una de las más grandes y antiguas del país.

Fue la Dinastía Tang, responsable de esta sagrada estructura, su construcción fue en el año 742, aunque posteriormente ha sido sometida a cambios, como lo fue la restauración encabezada por las Dinastías Ming y Quing.

Es motivo de orgullo chino, debido al homenaje y la clara representación de los movimientos arquitectónicos, percibidos a lo largo y ancho de su aspecto. Por ejemplo, la ausencia de cúpulas y los minaretes característicos del estilo tradicional árabe, terminan de confeccionar el lugar de culto ideal, para los fieles musulmanes de la provincia de Shaanxi.

Otros monumentos de naturaleza religiosa que resaltan como destinos tentadores, son la Pagoda del Gran Ganso y la Pagoda del Pequeño Ganso alusivas al Budismo, el templo Guangren de origen tibetano, y por último la Estela Nestoriana, icono del Cristianismo en China.

El Barrio Musulmán: la mejor zona para comer

Comida típica en el barrio musulmán de Xi'an

Comida típica en el barrio musulmán de Xi’an

Fragancias exóticas, comidas de sin fin de culturas, gente comiendo en la calle y un sin número de musulmanes. Si este es tu panorama, has llegado al Barrio Musulmán de Xi’an, hogar de los mejores restaurantes de esta capital y morada de la comunidad musulmana de la región.

Tienda de hijabs en el barrio musulmán de Xi'an

Tienda de hijabs en el barrio musulmán de Xi’an

Mezquita pequeña en el barrio musulmán

Mezquita pequeña en el barrio musulmán

Calle del barrio Musulmán de Xi'an

Calle del barrio Musulmán de Xi’an

Originalmente llamada la calle Huimin Jie y ubicada entre la Torre del Tambor y la Gran Mezquita, es una de las zonas de mayor popularidad para turistas y visitantes, ya que reúne lo mejor de la comida local, la musulmana entre otras más, un verdadero banquete, repleto de sabores extravagantes, condimentados aperitivos y una selectiva gama de carnes asiáticas.

Muralla de Xi’an

Qué ver en XI'an - Murallas

Qué ver en XI’an – Murallas

Visitar el lejano oriente sin tener contacto alguno con sus murallas, es claro síntoma de un pésimo viaje. Ya que estas firmes edificaciones de guerra, extraídas de emblemáticos relatos de la mitología asiática, productos de la ambición y búsqueda de poder de los emperadores, se han convertido en símbolo nacional y clara representación de la cultura china en el mundo.

Y si el interés, por estos fenómenos arquitectónicos crece cada vez más, la Muralla de Xi’an, destaca como la mejor en su clase. ¿Que la hace tan especial?, tal vez sea su tamaño, su estratégica ubicación, el previo cuidado y restauración de ciertas partes, los tradicionales paseos en bicicleta o la mezcla de todo lo mencionado. No es una exageración asegurar que un paseo por el monumento, da vuelo a la imaginación en un viaje por el tiempo hasta la China medieval.

Recorre un aproximado de 14 kilómetros con rampas ubicadas cada 120 metros y una torre defensiva, construida especialmente para los soldados, además de 18 puertas de las cuales solo 8 permanecen en exhibición y sin restricciones para el público. Los museos también forman parte de este recorrido, con 2 que permanecen abiertos al todo público en general.

En cuanto a cómo recorrerla, va por cuenta y gusto del turista, ya que Xi’an y sus habitantes ofrecen un itinerario bastante amplio. El paseo en bicicleta, se ha convertido en el rito de iniciación predilecto para los visitantes primerizos y tarda aproximadamente dos horas lo que da una panorámica indescriptible del lugar. No obstante, también existe la oportunidad de una caminata tranquila de casi 4 horas, que en términos generales, vale la pena para quienes desean disfrutar del paisaje, hacer un poco de deporte y capturar fotográficamente las mejores vistas del lugar.

Leave a Reply