isla_de_córcega_1

Este es un post invitado por parte de Lina de Patoneando.

Para muchos es un sueño ir a Francia para ver la Torre Eiffel y dar un paseo por los campos Elíseos, ¿Quién no ha soñado con ir o volver a París? Pero si les dijera que en Francia también es posible perderse en una isla paradisíaca similar a algún rincón del Caribe ¿Me creerían?

Si antes de venir me hubieran dicho que una isla en Europa me recordaría a algún rincón de mi adorada costa colombiana no lo hubiera creído.

Les hablo de la isla de mil colores, un paraíso en el Mar Mediterráneo. La isla francesa de Córcega que geográficamente está más cerca de Italia, a quién perteneció por varios siglos hasta que Génova la vendió a Francia. Es el lugar privilegiado de los franceses para vacacionar, sobre todo de los parisinos. No los culpo: playa, sol, mar, arena fina, montañas verdosas y todo un paraíso natural para disfrutar sin salir de su país.

isla_de_córcega_5

Córcega es una isla privilegiada, no en vano los griegos afirmaron que era “un lugar sublime” y los franceses la llaman “la isla de la belleza”, apodos bien merecidos que hacen honor a este capricho de la naturaleza. Sus primeros conquistadores debieron quedar anonadados con su mar, de un azul perfecto. Es un lugar donde puedes capar la imagen de la montaña en el mar, donde te deleitas viendo sus casas tipo balcón al borde de un acantilado, donde no encuentras grandes autopistas sino carreteras pequeñas y angostas en las que a veces estás obligado a detenerte para dejar pasar un rebaño de ovejas o de cabras; aquí todo pasa en segundo plano cuando se está en una de las islas más hermosas del Mar Mediterráneo.

isla_de_córcega_3

A diferencia de otras regiones de Francia, acá es difícil encontrar grandes calles bordeadas de grandes casas y hermosas fachadas: Acá las casas reclaman antigüedad, gritan historia, una historia que ha sido compleja y traspasada por varias culturas a lo largo de los siglos. Griegos, italianos, franceses, genoveses, todos han dejado una huella en este territorio; de ahí el carácter fuerte y amable de sus habitantes, al igual que los colores que caracterizan a esta isla. Personas amables, serviciales que intentan diluir la imagen del turista que se siente embestido en Paris. Un día hablando con uno de sus habitantes, un hombre de más de 50 años quién nació y creció en este territorio, le decía que los franceses tenían mala fama de no ser hospitalarios con los extranjeros pero que al pasar el tiempo mi idea iba cambiando, a lo que él me respondió: “Francia no es solo Paris y si los franceses son todos así, pues Córcega no es Francia”.

isla_de_córcega_4

Acá se respira un aire nacionalista, un sueño utópico de independencia, se puede constatar solamente preguntándole a un corso su nacionalidad, te responderá soy corso (no francés). Muchos incluso, los más avanzados en edad, se niegan a hablar francés, aunque es el idioma oficial del país, acá también se habla corso, una lengua proveniente del latín, la misma que se habla en la región de la Toscana en Italia. Acá las tradiciones ancestrales dominan con arraigo y muchos se niegan a seguir las reglas de una pretendida modernidad que vaya eliminando sus costumbres. Esto es Europa, sí, es Francia también pero culturalmente es otro cuento. Es una tierra reconocida por fabricar navajas artesanalmente, su gastronomía es a base de mariscos y charcutería como salchichas, jamones y quesos. Son también productores de vino y (casi) todo es a base de castaña. Postres, yogures, harina e incluso una de las pocas cervezas única en el mundo a base de este fruto seco – la cual no exportan-.

Es una región única y no me refiero solo a sus playas de arena fina y azul clarito que tanto se parecen a mi tierra natal, sino a su gente, a su cultura, a sus tradiciones. Acá todo se vive de manera diferente, el tiempo pasa más lento (o se detiene), te tomas el tiempo para salir y hablar con tus vecinos, para saludar, para sentarte en una terraza a tomarte un café o en su defecto una buena cerveza Pietra o Colomba – las de la región-. Esto es Francia, no un pueblo del Caribe, lo sé, pero acá se vive en sus propios tiempos y leyes.

isla_de_córcega_7

¿Se hubieran imaginado alguna vez un lugar así en Francia? Esta región se opaca por las grandes ciudades, las más conocidas mundialmente a las que todos van porque hay que ir. Yo soy la defensora número uno que nunca se puede generalizar sobre un lugar y honestamente no me gusta cuando hablan mal de los franceses porque la mayoría se dejan guiar por los pocos días o semanas que estuvieron en París y alguna otra ciudad acostumbrada al turismo como su pan de a cada día. Por el contrario, soy partidaria de dar segundas oportunidades a los lugares y de conocer segundas opiniones, esta región, la menos conocida y de la que menos se habla en Francia tiene un mundo entero y diferente para visitar. Ahora que lo sabes, no olvides que este país tiene mucho más para ofrecerte así como también gente amable que te extiende la mano y te sonríe sin importar tu origen y si hablas o no el idioma.

isla_de_córcega_2

Como dije anteriormente, es un territorio con personalidad propia, es todo lo opuesto a lo que normalmente encontrarías en otras ciudades de Francia y eso es algo para sobresaltar, incluso me atrevería a decir que lo poco que tienen en común es el idioma porque en tema de cultura e incluso carácter, eso es otra historia para contar.

isla_de_córcega_6

Si algún día tienes la oportunidad de conocer esta isla lo que más te aconsejo es que la recorras lo más que puedas, que te pierdas sin temor, que te inmersas en su cultura, que hables con sus habitantes, que no seas un turista más, y tan solo así podrás entender su verdadera identidad.

La autora
Lina Maestre es la Administradora Hotelera que dejó todo para vivir viajando. Tiene 27 años y nació en la costa Caribe de Colombia. Su objetivo principal es demostrar que para viajar no se necesita ser millonario. Escribe principalmente para toda la comunidad latina que se sienta identificada con los mismos obstáculos al viajar: Dinero y visas

Puedes seguir sus consejos y aventuras en su blog patoneando.com y a través de su página de Facebook, Twitter, G+ o sus fotos en Instagram

Si quieres participar como blogger invitado en xixerone.com, contacta aquí. Puedes ver las condiciones aquí.

2 Comments
 
  1. nereyda 10 septiembre, 2015 at 8:03 pm Responder

    Me encantó la nota de la isla de Corcega. Soy de la costa caribe colombiana y me trasladé un ratito a Francia. Felicitaciones.

Leave a Reply