el-atomium-de-bruselas

Durante mi última visita a Bélgica, tuve la oportunidad de visitar el Atomium, una de las atracciones de Bruselas que más pasiones despierta entre amantes y detractores.

Ya que en anteriores ocasiones no había tenido la oportunidad de acercarme al peculiar edificio con forma de estructura molecular, debido principalmente a que se encuentra un poco alejado del centro de la ciudad, en esta ocasión me lo puse como objetivo ineludible.

El Atomium de Bruselas fue diseñado por el ingeniero André Waterkeyn y los arquitectos André y Jean Polak para servir de pabellón principal e icono de la Exposición Universal de 1958, comúnmente conocida simplemente como la “Expo 58”. Pretende simbolizar “la voluntad democrática para mantener la paz entre todas las naciones, la fe en el progreso, a nivel técnico y científico y, por último, una visión optimista del futuro de un mundo nuevo, moderno y tecnológico que lleve a una vida mejor para la humanidad“.

Visita al Atomium

Visita al Atomium

Como buen friki de la historia contemporánea, y creyente absoluto en la “fe del progreso”, debo decir que la visita no me defraudó en absoluto. De hecho, si te interesa en lo más mínimo la arquitectura contemporánea, la ciencia, la ingeniería o las frikadas de la Guerra Fría, el Atomium de Bruselas es una visita imperdible.

El Atomium fue construido en la década de 1950, una época marcada por el avance tecnológico, la tensión entre Estados Unidos y la URSS y la carrera espacial. Los 50 también fueron la década del ascenso de la clase media en los países occidentales, de la aparición de la televisión como medio de masas y de la popularización de las películas de extraterrestres y aventuras intergalácticas.

Y es entendiendo estos factores cuando realmente apreciamos la verdadera magnitud del Atomium. Si aún hoy, 60 años después de su construcción, nos parece un edificio futurista, para los visitantes de la Expo 58 seguramente se trataba de algo sacado directamente de una película de ciencia-ficción.

Con 102 metros de altura y nueve esferas interconectadas, el Atomium representa un átomo de hierro a una escala de 165.000.000.000:1, o mejor dicho, 165 mil millones más grande de su tamaño real.

Sus esferas acogen exhibiciones con la historia del edificio, así como muestras de arte y juegos de luces y sonidos. Cada una de ellas está conectada entre sí por veinte tubos de 18 metros de largo con escaleras mecánicas en su interior. Las escaleras mecánicas también disponen de sistemas de luces y sonidos que sumergen al visitante en una verdadera experiencia psicodélica y futurista. Nada mejor que un vídeo para apreciarlo:

La última esfera, ubicada a 102 metros de altura dispone de un mirador panorámico y un restaurante. Las vistas no son demasiado espectaculares pero desde aquí se puede ver el parque temático de Europa en miniatura, la Feria de Bruselas y la Basílica del Sagrado Corazón, además de una panorámica del centro de la ciudad.

Atomium Bruselas: Vistas de Europa en miniatura

Atomium Bruselas: Vistas de Europa en miniatura

Vistas desde el Atomium de Bruselas

Vistas desde el Atomium de Bruselas

Al igual que sucedió con muchos otros iconos de otras Ferias Universales, como la Torre Eiffel en París o el Pabellón de Mies van der Rohe en Barcelona, inicialmente el Atomium iba a ser un monumento temporal que debía ser desmantelado una vez acabada la Expo. Sin embargo, su popularidad lo convirtió en un icono de la ciudad y al final se decidió mantenerlo.

Consejo: Para evitar colas, puedes adquirir tus billetes online aquí.

Consejos para una visita al Atomium de Bruselas

– Llegar al Atomium en transporte público es muy sencillo, simplemente usa la línea 6 del metro hasta Heysel / Heizel, desde allí el Atomium es claramente visible.

– El Atomium está abierto todos los días del año de 10:00 a 18:00 (con algunas excepciones en Navidad).

– El precio para adultos es de € 12 – si eres menor de 18 años o estudiante, entonces el precio es de 8€.

– El billete combinado para el Atomium y Mini Europa es de 23,60€.

Descubre los mejores barrios para dormir en Bruselas.

Leave a Reply