Este colosal monumento moderno fue inaugurado en 1981 para celebrar el cumpleaños 1.300 del Estado búlgaro. El mastodóntico edificio tiene forma hexagonal y una estructura de hormigón y vidrio. Se encuentra ubicado en el corazón de Sofía, en el extremo sur del célebre Boulevard Vitosha.

Su exterior brutalista y pasado de moda alberga un interior poco conocido y muy interesante de la capital búlgara. Danza, teatro y artes plásticas son algunas de las expresiones que cobran vida dentro de las 13 salas del edificio. Además cuenta con uno de los mejores centros de convenciones del mundo.

Aunque la función principal del NDK (por sus siglas en búlgaro) es la de ofrecer conciertos, también es sede de numerosas exposiciones de arte y ferias comerciales y de negocios. El sótano de la estructura alberga una galería comercial, puerta en el tiempo a la edad de oro de la era comunista en el este de Europa.

Visita la página oficial de el Palacio Nacional de la Cultura de Sofía

Leave a Reply