Paseo por Marche-en-Famenne, Bélgica

Marche-en-Famenne es una pequeña ciudad de 17.000 habitantes ubicada en la provincia del Luxemburgo Belga, en Valonia. Si bien no tiene el dramatismo y el porte espectacular de sus vecinas La Roche o Dinant, Marche es un lugar interesante para pasar una tarde en el caso de encontranos por la zona o de camino a las Ardenas.

En lo que sí destaca la ciudad es lo que parece ser una exitosa fórmula de renovación urbana. La mayor parte del centro es peatonal y los edificios han sido restaurados de forma que la ciudad da la impresión de un lugar abierto y que se preocupa por sus habitantes.

Marche-en-Famenne - Calle peatonal

Antes de empezar la ruta, es recomendable dirigirse a la oficina de turismo, ubicada en la Place de l’Etang 15. De un vanguardista y metalizado estilo, es el mejor lugar para recabar información sobre la ciudad o solicitar una visita guiada.

Marche-en-Famenne - Oficina de Turismo

En el centro histórico podemos encontrar, además de muchas tiendas artesanas locales, numerosos ejemplos de arquitectura que data desde el siglo XVII hasta nuestros días. Especial mención merece una casa de estilo “Horta” o Art Nouveau ubicada muy cerca de una de las antiguas puertas de acceso a ala ciudad amurallada.

Marche-en-Famenne - Casa estilo "Horta"

Una de las visitas obligadas de la ciudad es la Iglesia de Saint Remacle, que data del siglo XIV. A lo largo de los siglos ha sufrido numerosas restauraciones, especialmente tras los incendios de 1615 y 1806 cuando quedó destruida casi por completo.

Marche-en-Famenne - Iglesia de St-Remacle

La casa Jadot y el Château Jadot forman actualmente el complejo del Musée des Francs et de la Famenne (Museo de los Francos y la Famenne).

Marche-en-Famenne - Casa Jadot

El edificio de Château Jadot fue durante años una comisaría de policía. Se dice que los niños solían silbar a su paso por el edificio para paracer inocentes. De este hecho da testimonio la estatua instalada frente a la fachada del edificio.

chateau jadot
Marche-en-Famenne - Château Jadot
Marche-en-Famenne - Niño silbando

 

Pero no es la única estatua de la ciudad. Marche parece querer honrar a todos los personajes de su folklore popular instalando estatuas en cada rincón.
La que vemos abajo pertenece a el último pregonero de la ciudad.

pregonero
Marche-en-Famenne - Pregonero

¿Y qué sería de una ciudad belga sin su personaje borracho? En Lieja tenemos a Tchanches, y Marche presume de Gugusse. Un individuo bromista, impertinente, patriota y con la lengua un tanto floja. Cubre su boca con una mano, avergonzado por lo que acaba de decir, mientras la otra la esconde detrás de su espalda aguantando una botella.

Marche-en-Famenne - Gugusse

Otra de las cosas destacables de esta ciudad es que es muy verde. El ayuntamiento, por ejemplo se encuentra dentro del parque de la ciudad y a lo largo y ancho de la misma exiten muchos jardines y espacios de esparcimiento.

Marche-en-Famenne - Ayuntamiento
Marche-en-Famenne - Jardín

El Convento de las Carmelitas fue fundado en 1473 y estuvo en pie hasta 1797, en el siglo XIX fue tirado abajo y un el edificio que vemos hoy fue construido. Actualmente alberga el centro de teconología de la comarca.

carmelitas
Marche-en-Famenne - Convento de las Carmelitas

Y no puedes irte de Marche sin haber probado sus Baiser de Marche, unos dulces tradicionales que están buenísimos.

Marche-en-Famenne - Besos de Marche

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.