Son muchos los motivos por los que vale la pena viajar a España. Bien sea por su historia, sus muchas atracciones o espectaculares paisajes, visitar este gran país del sur de Europa no tiene desperdicio.

Uno de los mayores placeres de recorrer España por primera vez es probar su gastronomía, incluyendo los diferentes platos típicos de cada comunidad que son famosos a nivel mundial.

En este artículo, te diremos los 11 platos españoles que no puedes dejar de probar, con información de su origen y todo lo que necesitas saber para tener una mágica experiencia culinaria en los más increíbles restaurantes de España.

11 Platos que no puedes dejar de probar en España

11 Platos que no puedes dejar de probar en España

Sigue leyendo para conocer cuáles son los 11 platos que no puedes dejar de probar en España durante una primera visita.

11 platos que no puedes dejar de probar en España

1. Paella

La paella es el plato más famoso de España y es típico de la Comunidad Valenciana.

Paella Valenciana - 11 platos que no puedes dejar de probar en España

Paella Valenciana – 11 platos que no puedes dejar de probar en España

Si bien es cierto que la paella se puede degustar en cualquier parte de España, para probarla en su versión más auténtica, los restaurantes populares de Valencia son la mejor opción.

La paella valenciana se caracteriza por mezclar pollo y conejo con arroz, judías y otros vegetales, lo que la diferencia del arroz con mariscos con el que se le suele asociar en algunos rincones del mundo.

Se trata de uno de los platos que no puedes dejar de probar en España, pues su sabor es incomparable y es ideal para compartir a la hora de la comida, que puede extenderse desde el mediodía hasta las 3 o 4 de la tarde.

2. Jamón ibérico

Jamón ibérico - Gastronomía española

Jamón ibérico – Gastronomía española

El jamón ibérico es un ingrediente tan importante dentro de la alta cocina española que se le puede considerar un plato por sí solo.

Este exquisito jamón proviene de cerdos de raza ibérica, clasificados según su tipo de crianza y alimentación. De todos los tipos de jamón ibérico, el de “pata negra” o de etiqueta negra tiene el mayor renombre por su calidad y sabor.

En los distintos rincones de España, se puede degustar jamón ibérico como tapa, dentro de un bocadillo o bocata y como ingrediente de, practicamente, cualquier plato.

3. Patatas Bravas

Las patatas bravas son uno de los platos más sencillos de la gastronomía española, pero no por eso dejan de ser deliciosas.

Se trata de la unión de patatas fritas cortadas en forma de dado y una salsa medianamente picante de tonalidad naranja, conocida como “salsa brava.”

Aunque el origen de las patatas bravas no está muy claro, son una de las tapas más populares, por lo que es normal pedirlas con cerveza en algún bar, mientras se escucha música en vivo.

4. Cochinillo Asado

Cochinillo asado - Qué comer en España

Cochinillo asado – Qué comer en España

El cochinillo asado es tradicional del centro de España, especialmente en Castilla.

Este plato consiste en un lechón (cochinillo) al horno que se sirve en su totalidad, caliente y con la corteza crujiente.

Aunque suene sencillo, el cochinillo es, en realidad, una receta elaborada y es todo un clásico de la gastronomía española.

5. Pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega (polbo á feira) es, como su nombre lo indica, típico de Galicia, donde se suele elaborar para fiestas y ferias.

Este plato consta de pulpo cocido que se corta en rodajas y se sirve, normalmente, sobre una tabla de madera, espolvoreado con pimentón y acompañado por patatas.

El pulpo a la gallega es, hoy en día, una tapa muy conocida, además de consumida en la mayoría de España.

6. Pescaíto frito

El pescaíto frito es otro de los 11 platos que no puedes dejar de probar en España y su origen se remonta a Andalucía.

Para su preparación, se reboza al pescao, preferiblemente de pocas espinas, en trigo o harina, luego se frie en aceite de oliva, se espolvorea con sal y se sirve bien caliente.

Este plato es una excelente opción para el verano, sobre todo si se acompaña con una cerveza fría.

7. Sopas frías

Las sopas frías como el Salmorejo y el Gazpacho son muy comunes en España durante las estaciones más cálidas.

El Gazpacho y el Salmorejo provienen de Andalucía, donde se mezclaron vegetales para crear sopas frías que ayudan a refrescar a los habitantes de esta zona de España cuando las temperaturas se elevan.

Mientras que el Gazpacho tiene una tonalidad más rojiza y mezcla tomates con pepinos, pimientos, cebollas y ajo, normalmente, el Salmorejo también lleva huevo y posee un color más similar al naranja.

Ambos platos son clásicos de la gastronomía española.

8. Pa amb tomàquet

El Pa amb tomàquet o “pan tumaca” es un plato representativo de Cataluña y consiste en rebanadas de pan, preferiblemente tostado, a las que se les frota tomate maduro y se les agrega un toque de aceite de oliva y sal.

El pan tumaca es uno de los platos preferidos para merendar en gran parte del territorio español.

9. Bocadillo de Calamares

El bocadillo de calamares es típico de Madrid, lo cual resulta irónico, considerando que no es una ciudad cercana al mar.

Para preparlo, se rellena un pan, preferiblemente tostado, con calamares rebozados con harina y fritos en aceite de oliva.

10. Fideuá

El Fideuá es un plato proveniente de la Comunidad Valenciana que no puedes dejar de probar al viajar a España.

Su receta es similar a la de la Paella de mariscos, con un pequeño pero importante cambio: En vez de arroz, lleva fideos de pasta.

11. Tapas

Pimientos del Padrón, una de las tapas más populares de España

Pimientos del Padrón, una de las tapas más populares de España

Al visitar España, te darás cuenta que el tapeo es más que una simple costumbre y se le puede considerar toda una cultura o estilo de vida.

Las tapas son típicas de los bares y suelen servirse con cerveza, aunque no es una regla inquebrantable. En ciudades grandes como Madrid, por ejemplo, se suele ir a tapear (sí, es un verbo) al terminar la jornada laboral.

Aunque, técnicamente, cualquier aperitivo puede ser considerado una tapa, existen algunos clásicos que, sin duda, son imperdibles en una primera visita a España.

Las croquetas de jamón y los pimientos de Padrón, que son tipicos de Galicia y consisten de pimientos asados o fritos espolvoreados con sal, son dos de las tapas más populares de la gastronomía española.

La idea con las tapas es atreverse a degustar sus distintos tipos y compartirlas.

 

 

 

¿Qué te parece esta lista con los 11 platos que no puedes dejar de probar en España durante una primera visita? No dejes de contarnos tu experiencia.

Leave a Reply