Todo buen relato de terror inicia de una forma ordinaria, en un día común, con personajes sumamente normales y sin sospecha alguna de lo que está por suceder. El suspenso llega a través de escenas, como la joven que escucha ruidos cuando está sola en casa, las llamadas telefónicas donde se oye la perturbadora respiración del asesino o el niño de 9 años que dice ver muertos.

Barrio Francés de Nueva Orleans

Barrio Francés de Nueva Orleans

Descubre las mejores zonas donde alojarse en Nueva Orleans.

Es así, como inicia una visita más a Nueva Orleans, ciudad del Jazz, el barrio francés, la mundialmente famosa “Big Easy”, y un destino de ensueño para cualquier turista. Pero en términos generales, tiende a ser tedioso el nivel de predicción y lógica que se le da a este recorrido, y más cuando hablamos de una ciudad con mucho para hacer y en especial mucho que mostrar.  Lo que nos motiva a descubrir el rostro menos amigable de esta peculiar ciudad.

Si Nueva Orleans fuera un persona, y además tuviera un hermano gemelo, sin duda, estaríamos hablando de su gemelo malvado, aquel al que muchos despreciarían, temerían e incluso evitarían sin titubear, pero también estoy seguro, de que el siguiente artículo, no apto para cardíacos, está dirigido a un curioso, peculiar y de gustos un tanto extraños, grupo de personas, pero que a fin de cuentas, da vida a esta importante, histórica e incluso bella faceta de la ciudad.

Sin dar más rodeos, iniciamos en la Nueva Orleans de la colonia, habitada por indios y tribus acostumbrados a realizar ritos y ceremonias, y frecuentar lugares de culto, como lúgubres pantanos y tenebrosos bosques de las afueras.

Tiempo después llegan los franceses, con aires de modernidad y promesas de progreso, que a su vez contaban con la compañía de un considerable grupo de africanos, en ese entonces sus esclavos. Si los ritos de los indios eran un tanto extraños, las tradiciones africanas resultaban extravagantes, ya que los mismos daban culto a la muerte y los seres del más allá.

Ni el cristianismo, ni los castigos, ni la fiebre amarilla, la viruela o incluso la malaria, evitaron que estas ceremonias, que ya incluían ritos traídos por los haitianos, se propagaran por toda la zona, dando lugar a lo que se conoce como el espiritismo.

Tours de fantasmas, voodoo y vampiros en Nueva Orleans

Volviendo al tema del terror en el cine, un estereotipo insignia de estos films, es la bruja, ya sea con verruga o un bello rostro, vestida de negro o como una mujer moderna, rodeada de gatos, sangre en sus labios o con una apariencia que la hace pasar desapercibida, estos extraños seres dicen presente a lo largo y ancho del género. Nueva Orleans tampoco fue la excepción, ya que los indios empezaron esto, los africanos y haitianos lo continuaron, pero se puede concluir, que una mujer, específicamente una bruja, fue la mente maestra y en este caso la villana, de nuestro cuento de terror.

Marie Laveau nace en Nueva Orleans, exactamente en el Barrio Francés, hija de un hacendado rico de la zona y tiempo después se casa con un afroamericano inmigrante de Haití.

Cuadro de Marie Laveau en el Historic Voodoo Museum de Nueva Orleans

Cuadro de Marie Laveau en el Historic Voodoo Museum de Nueva Orleans

Sobre cómo aprendió la hechicería o por qué le gustó, no hay más que rumores. La practicaba desde joven y después de enviudar, suceso un tanto extraño, se proclamó practicante pública, al hacerse llamar la viuda de París, pero conocida en poco tiempo en el oscuro mundo de la brujería, como “The Voodoo Queen” que traducido al español significa, la reina del vudú.

Impuso el uso de collares ostentosos, turbantes y pulseras tejidas de colores intensos, con una serpiente en su hombro a la que llamaba de cariño Zombie, solía frecuentar cementerios, como el de San Luis, los pantanos y los bosques más oscuros. Durante su trabajo en la peluquería, recibió visitas de mujeres de la clase más alta de la zona, adivinando y dando predicciones sobre su futuro, a cambio de dinero, poder u otros beneficios.

Con el tiempo, sus métodos pasaron de inocentes y entretenidas sesiones, a hechizos mortales, invocaciones demoníacas, ritos con animales, metamorfosis y mediaciones con el más allá, al punto de provocar una perturbadora admiración de parte de sus fieles y clientes pero también un efusivo temor y escalofrío.

Para hacer más breve la historia, tuvo más de un amor en su vida y todos fallecieron por razones extrañas, al igual que muchos de sus enemigos a los que hechizaba, maldecía y torturaba hasta la muerte. Una de sus especialidades, fue la invocación demoníaca y la comunicación con seres del más allá, propagando a viva voz, la aparición de las almas de los esclavos africanos, con fines de venganza.

La imagen de Laveau, paso de un espantoso concepto a ser símbolo de fortuna y poder, al punto de ser su casa, su tumba entre otros lugares que frecuentaba, una especie de camino a la fama del Vudú. En la actualidad uno de los sitios que más visitas recibe, es su tumba, cuya leyenda afirma que concede un deseo a todo el  que marque tres equis en su epitafio.

El romance entre Nueva Orleans y el vudú, dejó un considerable número de tiendas y museos alusivos a esta esotérica práctica, al constituirse en hogar del único museo oficial en el mundo.

Conocido como el Museo Histórico del Vudú (724 Dumaine St), ubicado en el Barrio Francés, ofrece un tour de máximo diez minutos, donde además de la historia permite ver y tener contacto con elementos y tesoros propios de esta cultura, decorado con retratos de Marie Laveau, santidades y otros practicantes históricos, permite tener contacto e incluso participar de ceremonias y dar ofrendas a cambio de deseos.

Cráneo humano con ofrendas y cigarrillos en el Historic Voodoo Museum de Nueva Orleans

Cráneo humano con ofrendas y cigarrillos en el Historic Voodoo Museum de Nueva Orleans

Otra opción para buscar información, es el Haunted Museum (826 N. Rampart street) , y si de adquirir un souvenir se trata, las tiendas de Voodoo resultan tentadoras, como Voodoo Authentica (612 Dumaine St), Marie Laveau House of Voodoo (739 Bourbon St), Rev. Zombie’s Voodoo Shop (725 S Peters St) y Erzulie’s Voodoo Shop (807 Royal St).

Pero aún queda tela por cortar, ya que al mejor estilo de la famosa secuela hollywoodense “Los Caza fantasmas”,  se logra reunir los espectros, leyendas y escalofriantes tours, más famosos de Nueva Orleans.

Madame La Laurie, junto con Marie Laveau, se roban los reflectores y la atención entre los amantes del terror. Esta controversial mujer adinerada, contaba con un buen número de esclavos africanos trabajando en su hogar y en las plantaciones de su esposo. Pero a pesar de la cándida imagen que aparentaba frente a sus allegados, al estar en casa, disfrutaba torturar a sus esclavos al punto de llevarlos a desear la muerte, hasta que una noche, al incendiarse la casa, la policía entro y encontró la habitación donde escondían cadáveres e incluso un cementerio donde enterraron algunos.

La casa se referencia como una mansión embrujada, donde rondan los espíritus de los esclavos. Otras leyendas famosas son la niña del Hotel Le Pavillion vestida como en el siglo XIX, el fallecido Arnaud Cazenave que visita su restaurant sin ninguna buena intención, el carnicero loco y la amante Octorioon.

La mejor forma de obtener detalles históricos de cada leyenda, es con un Tour guiado, como el tour nocturno de Nueva Orleans, se inicia en la tienda Rev. Zombie tras un recorrido por cada lugar documentado como embrujado, cargado de leyendas y ofreciendo a muchos de los turistas la oportunidad de capturar fotográficamente a un espectro, por la tarifa de 25$.

Otros recorridos de este estilo son el tour de los fantasmas de 2 horas (punto de encuentro 400 Royal St./ precio 12,99$), el de 2 horas por el distrito fantasma (punto de encuentro- Cementerio Lafayette bloque 1400/ precio 25$), el del horror (punto de encuentro- 900 Chartres Street, en la esquina de Chartres & Dumaine/ precio 15$), Nueva Orleans walking tour (punto de encuentro- American Sports Saloon 1200 Decatur St/ precio 25$), fantasmas y espíritus: tour de una tarde (Oficina de venta de tickets de Gray Line, en toulouse street/ 27$) tour de historia y fantasmas (Punto de encuentro-601 Royal, en la tienda de regalos Toulouse Royal Gift Shop/ 25$) y la oscuridad tour Nueva Orleans (Punto de encuentro- La American Sports Saloon 1200 Decatur St/ 55$).

Como si fuera poco, los vampiros también recorrieron las calles del Barrio Francés.

Sí, tal como se lee, aquellos monstruos chupa sangre que carecen de piedad y de un reflejo en un espejo, con una extraña fobia a los ajos y a la luz solar, habitaron en época colonial los callejones, tabernas e incluso los pantanos.

Claro, que estos demoníacos personajes, no tenían mucho parecido con el estereotipo cinematográfico actual, el cual paso del conde Drácula de Bram Stoker a historias modernas y juveniles sobre vampiros incomprendidos, con deseos de sobrellevar una vida normal en el colegio y conservar un romance imposible, ejemplo claro, Crepúsculo: La Saga, The Vampire Diaries o su spin-off The Originals.

Uno de los protagonistas de la serie "The Originals" en un balcón del barrio Francés

Uno de los protagonistas de la serie “The Originals” en un balcón del barrio Francés

Anne Rice, describe en su conocida novela “Entrevista con el vampiro”, la presencia de estos seres de ultratumba en Nueva Orleans, ubicando el suceso en épocas de tragedia y catástrofe, cuando la ciudad estaba sumergida en la malaria, la opresión  y otras pestes.

Relata como Louis de Pointe du Lac, protagonista de la historia, asesina una mujer y posteriormente se alimenta de su hija, lo que parece ser la ilustración más acertada de la visita de estos seres.

Deja acreditada su entrada a estas tierras, a la embarcación europea y la llegada de los colonos, al permitir a estos seres inmortales, tomar la apariencia de hacendados de la zona, con intenciones de alimentarse de los esclavos y residentes de la zona.

Actualmente, existen una considerable cantidad de tours, que además de la tradicional reseña histórica del vudú y las leyendas de fantasmas, también incluyen en su itinerario, los relatos de vampiros y las visitas a los cementerios y sitios públicos, que se dice, solían frecuentar.

Cementerio de San Luis - Nueva Orleans

Cementerio de San Luis – Nueva Orleans

Algunos son: Fantasmas y vampiros de Nueva Orleans– tour de 2 horas (punto de encuentro- The Voodoo Lounge, 718 N Rampart Street/ precio 20$), tour del Barrio Francés, cementerio y vudú (punto de encuentro- Royal Street 400/ precio 12,99$), Nueva Orleans historia encantada (punto de encuentro- En la calle San Pedro, entre las calles Bourbon y Royal/ precio 25$), Nueva Orleans vampiro tour (punto de encuentro- escaleras de la Plaza Jackson directamente frente a la catedral de St. Louis en la calle Chartres/ 25$) y por último Nueva Orleans: santo Barrio Francés y vampiro tour (punto de encuentro- La American Sports Saloon 1200 Decatur St/ precio 25$).

Algunos de estos recorridos utilizan el conocido detector de fantasmas, en pro de comprobar la actividad paranormal de cada atracción, otros prometen fotografías con apariciones auténticas en ellas, también existen los que dan un paseo por las locaciones donde se grabaron escenas de famosas producciones cinematográficas y series de televisión, como lo son American Horror Story, True Blood, Entrevista con el vampiro y The Vampires Diaries y cómo olvidar los que prefieren contar cada leyenda mientras recorren el lugar, ya sea la mansión de Madame La Laurie, el que era el antiguo orfanato St Vincent’s o el Cementerio St. Louis.

 

Leave a Reply