2016 significa viajes

América, Colombia, Reflexiones  /   /  By xixerone

2016
Año nuevo, ese momento de reflexión en que nos detenemos a pensar sobre todo lo que hemos hecho mal o que, peor aún, no hemos hecho durante los últimos 365 días que acaban de pasar frente a nuestra cara. Para mí, entre las famosas “resoluciones de año nuevo” (que incluye la inscripción en un gimnasio a mediados de enero con la firme convicción de no abandonarlo a los 15 días); siempre va incluida la promesa (la cual suelo cumplir más fácilmente que la del gimnasio) de viajar tanto y tan lejos como mi presupuesto me lo permita. Porque viajar es de las pocas maneras que encuentro donde puedo transformarme, crear una idea actualizada y precisa sobre mí mismo, ver la vida con ojos distintos, diluir la rutina en nuevos retos y oportunidades para que lo inesperado suceda.

Viajando, es donde tengo el espacio para romper los esquemas que durante mi vida diaria he construido, para encontrar maneras que antes ni hubiera sospechado que existían. Pero qué pasa cuando a pesar de esa premisa, que trato de mantener en pie desde que salí de casa a los 16 años, se disuelve entre los meses porque hace un año exacto que me mudé a la única ciudad en donde no me he sentido preso: Berlín. Aunado a esto, sumar ‘el 2015’ fue uno de los años con mas acontecimientos en mi vida: he pasado por tres puestos de trabajo distintos, tengo un piso nuevo, un gato y además me operaron del corazón. Sí, nada de esto fue sencillo de enfrentar y aún así me las ingenié como pude para dar un salto trasatlántico y explorar un poco de Latinoamérica, específicamente, Colombia.

Así que tiempo para las cosas que realmente interesan siempre habrá, si tu plan para 2016 es levantarte y viajar por el mundo, aquí te doy mis consejos para ayudarte a mantener tus resoluciones en marcha, desde el momento de tomar la decisión hasta que ya estés montado en el avión. Lo primero es tener voluntad. Y para ello necesitas un buen plan (macro) y un cerebro despejado que te lleve a los lugares que deseas conquistar. Si quieres que 2016 sea un año de viajes transformadores, empieza con la certeza de que lo vas a lograr. Cualquiera que sea tu objetivo para este año, sólo tú puedes conocer la motivación que te hará llegar a esa meta. Entender tus propias razones para hacer este cambio en tu vida es clave. Un consejo útil para comenzar, es escribir 5 razones por las cuales quieres irte a viajar por el mundo y mantenlas siempre en mente, puedes llevarlas contigo en la billetera o ponerlas en un lugar donde puedas verlas fácilmente a modo de recordatorio.

El siguiente paso es preparar metas micro de día a día, metas más grandes para las próximas semanas y para el mes deja las tareas más grandes. Entre ellas puede estar juntar la documentación necesaria si vas a un país en el que para entrar requieres una visa, hacer trámites consulares, comprar los billetes, buscar una buena mochila, entre otras cosas.

También está el definir qué tipo de viaje deseas hacer: si lo quieres hacer todo en avión, tren, bus o incluso hacer autostop. Otra cosa vital es estudiar sobre el o los destino(s) a visitar, su cultura, religión, clima, transporte, divisas, tipos de cambio, hacer reservas de hotel, buscar anfitriones de Couchsurfing, etc. Otra cosa que no puedes dejar de pasar por alto es que por encima de todas las cosas, te diviertas haciendo y llevando a cabo el plan.

No sirve de nada mantenerte apegado a una meta si a la mitad del camino ya estás aburrido o si ya no te parece interesante (aunque si es de viajes de lo que estamos hablando, dudo mucho que esto ocurra) sin embargo, disfrutar de todo el proceso es fundamental, recuérdalo. Si necesitas un poco de ayuda para lograr mantenerte siempre entusiasmado por el viaje es buscar inspiración, habla con amigos aventureros que hayan hecho lo que tú estás por emprender, inspírate con blogs y cuentas en redes sociales o busca competencias donde los premios sean viajes.

Una experiencia que ha motivado a cientos de viajeros es la de Will Moore (​@greatglobaladventurer​) quien ganó en 2015 la competición de AXA Great Global Adventure​, cuyo gran premio es un viaje alrededor del mundo con la majoria de los gastos pagados. Además incluye de 4 a 6 semanas de prácticas pagadas en 2 lugares diferentes y una experiencia de voluntariado con uno de los socios de RSE de los seguros AXA en cualquier parte del mundo donde haya presencia de los seguros AXA. Puedes dirigirte a AXA’s ​Great Global Adventure 2016 aquí​, a partir de Febrero. Una vez logrado el objetivo, y ya estás listo para dar el gran salto, recuerda que llegar a este punto es la culminación de la etapa de pre­producción, para entrar en el viaje en sí, lo cual involucra desafíos, un camino abierto, dispuesto a ser recorrido y descubierto.

Así que lo mejor es estar preparado y al mismo tiempo no estarlo, es decir: abordar el viaje con la actitud de estar dispuesto para todo, pero al mismo tiempo dejar que todo te sorprenda. Y créeme, es la mejor sensación que puedas experimentar. Otros consejos útiles para cuando andes por el mundo viajando de un lugar a ­ – Siempre lleva bocadillos. Un cerebro bien alimentado toma mejores decisiones y reacciona más rápido. Lo mejor es inclinarte por opciones ligeras y saludables como almendras, nueces, yogures, etc. –

Lleva siempre contigo el bañador así vayas a destinos que no incluyan una playa cerca. Puede que llegues a quedarte en hoteles que incluyan piscina y a eso no se le puede decir no.

Apaga por un buen rato el GPS y piérdete. Es la mejor y más auténtica manera de descubrir un lugar. Encontrarás tesoros que no salen en ninguna guía. Perdiéndose es como se encuentra la verdadera esencia de los lugares. Este es un artículo patrocinado por Axa, pero el texto es mío.

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

2 Comments
 
  1. Agustin Torres 25 febrero, 2016 at 9:12 pm Responder

    Guau Luis! Tu post me llego hasta lo más profundo.

    Es completamente cierto que la rutina llega a disolverse completamente durante el viaje y da lugar a ideas creativas, nuevas y a veces espectaculares. Es como si ventilaramos la mente y luego todo se ve mucho mejor y se siente mejor.

    Estuve viviendo en Österreich por varios años pero nunca se me dió por visitar Berlín aunque siempre escuche muy buenas referencias de la ciudad. El 2016 significa viajes así que vamos a ver. Ganas sobran!

    Un abrazo

  2. Andrea Bergareche 13 febrero, 2016 at 9:16 pm Responder

    Está claro que para conseguir algo, todo empieza por proponérselo y termina por llevarlo a cabo, pero en medio de esas dos cosas el tiempo, el miedo, la pereza o cualquier otra cosa es a veces motivo de entorpecimiento o, incluso, de abandono.
    Para mi viajar es como ese bichito que me ha picado, así que viajo casi sin proponérmelo, pero a veces, hay que saber cuándo uno está a gusto en un sitio y tiene ganas de parar y disfrutarlo como si esa etapa, fuera un nuevo viaje que afrontar.
    Suerte con el propósito del gimnasio, espero te vaya mejor que a mí ;)
    Un abrazo,
    Andrea

Leave a Reply