Una de las cosas que más me gustan de Berlín como ciudad es, tal y como mencionaba en mi post sobre Tempelhof, lo humana que es. También me encanta que sea tan verde… Y cuando estas dos cosas se mezclan en una, es cuando me doy cuenta de que Berlín es una de las mejores ciudades del mundo.

Park am Gleisdreieck - pareja

Park am Gleisdreieck – pareja

Y es que en Berlín, si hay espacio para construir algo, lo normal es que se construya algo de lo que pueda disfrutar todo el mundo. Es precisamente el caso del nuevo Park am Gleisdreieck, un espacio verde que ha ido abriendo secciones desde el 2011 hasta el 2014.

Se trata de un gran parque en el centro de la ciudad (aunque ¡ojo! Berlín no tiene centro) que se extiende en una zona antaño ocupada por las antiguas vías de tren que comunicaban la capital alemana con el sur.

Parqe de Gleisdreieck superpuesto sobre un mapa de 1938

Parque de Gleisdreieck superpuesto sobre un mapa de 1938

El parque de Gleisdreieck, que se podría traducir como del “triángulo ferroviario” se extiende unas 31,5 hectáreas en los distritos de Berlín-Kreuzberg y Berlín-Schöneberg, en la zona delimitada entre el Canal Landwehr, la Yorckstraße y el Monumentenbrücke.

Gleisdreieck Berlin

Gleisdreieck Berlin

Este antiguo corredor ferroviario, cuya parte más antigua data de 1839, fue bombardeado de forma copiosa por las Fuerzas Aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, dejándolo prácticamente inservible y con la mayoría de sus estaciones exteriores destruidas.

Vías de 1921

Vías de 1921

Una de estas grandes estaciones fue la famosa Anhalter Banhof, terminal de pasajeros de la línea ferroviaria que comunicaba Berlín con las ciudades del sur de Alemania, además de Austria, Checoslovaquia, Suiza e incluso Italia. Fue desde este punto desde el cual se deportó a 55.000 judíos berlineses al campo de concentración de Theresienstadt.

Hoy, solo un trozo de la fachada de la estación Anhalter se mantiene en pie.

Anhalter Banhof

Anhalter Banhof

Durante la Guerra Fría, la zona sufrió la desidia de las administraciones, a pesar de encontrarse en la zona de Berlín Oeste, y permaneció como una especie de “tierra de nadie” durante décadas. De hecho, hasta hace no mucho el área entera se encontraba totalmente vallada y cerrada al público, cubierta de maleza que crecía entre las numerosas vías de tren y los edificios que se caían a trozos.

Árboles en la vía del tren

Árboles en la vía del tren

Con la recuperación de este espacio, Berlín ha ganado una amplia y central zona verde, con grandes jardines de césped y zonas arboladas, bancos de madera y áreas de juegos infantiles. El parque es además totalmente accesible y cuenta con serpenteantes caminos para peatones y ciclistas y hasta una zona para practicar skateboarding.

Patinando en Park am Gleisdreieck

Patinando en Park am Gleisdreieck

Una de las características principales del Park am Gleisdreieck es la existencia de las Gleiswildnis o “vías salvajes”, creadas utilizando las antiguas vías de tren como marco.

Vía salvaje

Vía salvaje

También es posible encontrar antiguas casas de abastecimiento así como viejos postes de catenarias y la ocasional maquinaria antigua empleada para cambiar de vía.

Puente ferroviario Yorckstrasse

Puente ferroviario Yorckstrasse

Vía de tren abandonada

Vía de tren abandonada

 

Para los residentes de los barrios adyacentes y la gente que trabajan en la cercana Potsdamer Platz este parque representa una verdadera mejora en su calidad de vida.

Es bueno saber que en medio de la gran ciudad aún hay lugares para escapar de la vida cotidiana, recargar baterías o simplemente buscar el relax.

Caminando por las vías

Más para tu viaje a Berlín

Información útil

Existen varias oficinas de turismo repartidas por todo Berlín, desde la Estación Central, pasando por la Puerta de Brandeburgo o Alexanderplatz. Encuentra la más cercana en la página oficial de Turismo de Berlín.

Dormir en Berlín

Berlín dispone de varias opciones económicas para alojarse y una excelente relación calidad-precio. Al carecer de un “centro de la ciudad” propiamente dicho, la zona para alojarte dependerá de tus preferencias.

Sobre el autor

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

2 Comentarios
 
  1. Arol 31 Marzo, 2015 at 12:40 pm Responder

    Muy buen post. La verdad es que valoro cuando me cuentan cosas interesantes y me hacen conocer sitios de los que no tenía idea

  2. Gemma Borrell 21 Marzo, 2015 at 1:02 am Responder

    Muchas veces se asocia Berlín con visitar las restas del muro u otras cosas referentes a su historia. Se agradecen estos descubrimientos, gracias.
    Te sigo leyendo (:

Leave a Reply