Las casas de Veliko Tarnovo parecen asomarse dispuestas a saltar a los abruptos acantilados que hacen de frontera entre los barrios de la ciudad. Sus desniveles imposibles, casas antiguas y maravillosas vistas son las señas de identidad que hacen a Tarnovo única entre las localidades búlgaras.Las profundas gargantas y montañosos alrededores no hacen más que añadir romanticismo y un halo de misterio a la ciudad. Sin embargo, su rasgo más encantador es sin duda la abundancia de casas antiguas que se adhieren a las laderas de los abruptos valles y que se conectan a través de inacabables escaleras y estrechísimos callejones.

Ciutadela de Tsavarets

Para los búlgaros, la ciudad tiene una importancia que va más allá de la de “ciudad con encanto”. Veliko Tarnovo fue la antigua capital del Segundo Reino Búlgaro (1185-1393), y la ciudad cuna de la primera Constitución Nacional de Bulgaria, redactada en 1879.

Los arqueólogos han ido lentamente descubriendo el pasado glorioso de tan interesante ciudad, desvelando edificaciones como la ciudadela medieval de Tsavarets y las iglesias de Sveta Gora y Trapezitsa.

La vibrante vida de la ciudad parece venir de su inmensa población universitaria, lo que dota a la ciudad de una gran cantidad de bares, restaurantes y lugares de ocio a precios más que asequibles.

Hostel Mostel

Veliko Tarnovo es además un punto estratégico para visitar la zona central y norte de Bulgaria, con excelentes conexiones por tren y bus con todas las zonas de interés, como Gabrovo, Drianovo o Tryavna. También cuenta con una amplia oferta tanto de hoteles familiares como de albergues de gran calidad. Durante mi visita a la ciudad me hospedé en el Hostel Mostel y tengo que decir que es el mejor albergue en el que me he quedado, ultra limpio, ubicado en una antigua casa restaurada y con modernas instalaciones y agradables zonas comunes.

Ubicado en una pendiente, el centro moderno de la ciudad concentra la mayor parte de las zonas de shopping de la ciudad, a lo largo del bulevar Levski y el bulevar Nezavisimost. Desde esta zona se puede avanzar a pie en dirección este para llegar al barrio antiguo. Esta caminata es fascinante, no tanto por las atracciones turísticas, que para ser sincero, hay más bien pocas en Veliko Tarnovo, sino por la sensación del lugar en general. En cada paso hay una nueva vista de la ciudad colgando de una de las impresionantes gargantas o un nuevo detalle arquitectónico que hace que Tarnovo sea una de las ciudades más bonitas de Bulgaria.

Sobre el autor

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

2 Comentarios
 
  1. Belen at Responder

    Hola!
    Muy buena toda la info del blog!
    Queria saber cuantos dias le dedicarias a sofia, cuantos a Plodviv y cuantos a Veliko?

    Muchas gracias!

    • xixerone at Responder

      Gracias Belén!

      A Sofía uno o dos, a Plovdiv dos o tres y a Veliko dos.

      Saludos

Leave a Reply