Información útil y consejos para viajar a París

Moneda en Francia

La moneda oficial en curso en Francia es el Euro (€), siendo los billetes los mismos utilizados en cualquier país que posea esa divisa como moneda oficial. El cambio de divisas puede realizarse en cualquier oficina de cambio o banco, los cuales fijan la tasa de cambio dependiendo de como se encuentre el mercado en ese momento. Muchos de estos locales cobran una comisión, por lo tanto es recomendable informarse bien del precio total a pagar antes de realizar cualquier transacción. Las casas de cambio pueden encontrarse en aeropuertos o estaciones ferroviarias principales, como es de costumbre, de igual manera existen casas de cambio aledaños a los sitios turísticos importantes.
Es recomendable el uso de billetes de baja denominación para realizar el pago de compras y servicios económicos tales como transporte, suvenires, comida callejera, entre otros, ya que es posible que la máquina o comerciante no cuente con el cambio suficiente para billetes de alta denominación (100 – 500€).

Pagos con Tarjetas en París

El uso de tarjetas de crédito o de debito para realizar el pago en locales como hoteles, restaurantes, atracciones turísticas, museos, comercios, etc. esta disponible en la mayoría de ellos. Alrededor de la ciudad además, podrán encontrarse cajeros automáticos que aceptan tarjetas internacionales como MasterCard y Visa.

Propinas

Las propinas en París por lo general se encuentran incluidas dentro de las facturas en los restaurantes, cafés y hoteles. No obstante, dejar propina en París no es mal visto por el personal, al contrario, es muy bien visto y apreciado por los mismos. Puedes dejar propina cuando consideres que el servicio fue excelente. La cantidad depende del precio final de la comida o trabajo que realizó el personal, pero por lo general va desde algunos centavos hasta unos 5€.

Costes de vida

París es una ciudad cara, sin embargo sus precios no son tan elevados como en otras capitales europeas tales como Londres o Ámsterdam. El transporte es asequible, y existen opciones para adquirir pases diarios o paquetes de billetes los cuales nos permiten ahorrarnos unos cuantos euros.
Las entradas a las atracciones turísticas y museos pueden encontrarse entre los 5 – 15$ siendo un precio común comparado con los precios de las entradas a atracciones en otras capitales de Europa.
En cuanto al alojamiento pueden encontrarse opciones muy diversas dependiendo de las características del hostal o del hotel. Los precios pueden encontrarse entre los 50 – 150€. La comida en París de igual manera, varía su precio dependiendo del local y la zona en donde se encuentre. Existen opciones económicas en locales callejeros y menús que no sobrepasan los 20€.

Seguridad

París es una de las ciudades más seguras del mundo. No obstante, como en toda capital existen los llamados carteristas los cuales se encuentran alertas de cualquier turista despistado para hacerse con sus carteras o equipajes poco ciudades. Esto ocurre especialmente en las filas para entrar a museos o atracciones turísticas y también en lugares muy concurridos como lo son las estaciones de metro, calles y avenidas principales, estaciones de trenes, salidas de los aeropuertos, entre otros.
Las zonas de Gare du Nord, Les Halles, Stalingrad y Chatelet pueden llegar a ser un poco inseguras durante la noche y los ladrones escogerán a aquellas personas que se encuentren solas, por lo que es recomendable tener mucho cuidado o evitar dichas zonas. Igualmente algunos barrios ubicados en el norte de parís, tales como Saint-Denis suelen ser algo conflictivos y si se es turista, no se recomienda visitarlo si no se conoce bien el lugar.
Algunos números de emergencia en París que pueden usarse ante cualquier irregularidad, son:

Policía – 17
Bomberos – 18
Emergencias Médicas – 15
Asistencia vial – 01 47 07 99 99

Idioma

El idioma oficial de Francia es el francés. Debido a que el sistema de educación francés prácticamente no enseña ningún otro idioma aparte del oficial, es difícil encontrar personas que hablen español o inglés. La mayoría del personal que trabaja en hoteles, museos o aeropuertos tiene el inglés como su segundo idioma, sabiendo raras veces el español.
No obstante, por sus semejanzas gramaticales, el francés puede ser entendido por hispanohablantes. Casi todas las señalizaciones en las estaciones de metro, sitios turísticos, entre otros, se encuentran traducidas a varios idiomas incluyendo el español.

Descubre aquí más consejos para visitar París.