Si alguna vez te has preguntado dónde se creó o quién inventó el saxofón, en Valonia encontrarás la respuesta.

La historia del Saxofón se remonta ciento cincuenta años. Si bien parece que es mucho tiempo, el saxofón es uno de los instrumentos musicales más nuevos que existen. Su nombre se lo debemos a su inventor, Antoine-Joseph Sax, más tarde conocido como Adolphe Sax.

Monsieur Sax fue un experto fabricante de instrumentos musicales y un talentoso músico procedente de la pequeña localidad valona de Dinant, al sur de Bélgica, en la que encontramos su casa y Museo dedicado al Saxofón.

Por si no habías notado, el mismo origen del nombre del saxofón es una mezcla del apellido de su autor con el sufijo griego ph?n? (sonido).

Adolph Sax creció en el seno de una familia de artesanos fabricantes de instrumentos musicales, se cuenta que a la edad de seis años, ya era todo un experto en lo que a instrumentos y música se refería.

Con los conocimientos y el oído que adquirido a lo largo de los años, Adolphe se percató de la disparidad tonal entre los instrumentos de cuerdas y los de viento, además de las diferencia entre los instrumentos metálicos de viento y sus contrapartes de madera. Los de cuerda eran eclipsados por los de viento y los de viento y madera eran eclipsados por los de viento metálicos.

La idea era crear un instrumento que equilibrara esos tonos disonantes. Creando una corneta que mezclaba un cuerpo de metal con la boca de madera de un clarinete, Sax había conseguido resolver el problema y balancear los sonidos de metal y madera en un único instrumento. El saxofón había nacido.

A partir de 1845, el saxofón se convierte poco a poco en un instrumento fundamental en las bandas más “progres” de la epoca.

Muchos compositores escribieron partituras para el saxofón desde sus inicios, pero no fue hasta tres cuartos de siglo después que el saxofón comenzó a ser utilizado para crear música bailable. Para ello tuvo que ser alterado, ya que, originalmente había sido diseñado para producir un tono suave y equilibrado y debía reconvertirse para poder competir con las trompetas, los tambores y las percusiones de las primeras bandas de música bailable de principios del siglo XX.

El gran salto a la fama del saxofón se lo debemos al protagonismo que tiene dentro de la música jazz.

El Museo del Saxofón de Dinant

La Maison Adolphe Sax, ubicada en el número 37 de la calle Sax en Dinant, Bélgica, es un pequeño pero interesante museo concentrado en la historia del saxofón y de su inventor.

La exposición, decorada con tubos metálicos y saxofones retorcidos hace un recorrido por la historia del famoso instrumento desde sus inicios hasta nuestros días.

Como es de esperar en un museo dedicado a la música, la Casa de Sax también se apoya en el contenido multimedia, particularmente el auditivo.

Definitivamente la Maison Adolphe Sax es una de las cosas que hay que ver en Dinant y en Valonia.

6 Comments
 
  1. Johan Steven Montero Tique 2 abril, 2013 at 1:35 am Responder

    Gracias a Dios porque si no hubiera sido así yo creo que no estaria tocando el mejor instrumento del mundo el SAXOFON

  2. Brayan Carcamo 30 marzo, 2013 at 2:31 am Responder

    gracias a Dios existio Adolfo Sax!!

  3. Edgar Arturo Hernandez Milian 25 septiembre, 2012 at 1:30 pm Responder

    EL. mejor instrumento en la historia es el saxofon

  4. Gorka 22 septiembre, 2011 at 2:26 pm Responder

    Estupendo blog, y enhorabuena por vuestra clasificación preliminar en los premios Bitácoras. Os deseamos mucha suerte, seguiremos de cerca este blog. Un saludo.

    • xixerone 22 septiembre, 2011 at 3:51 pm Responder

      Muchas gracias Gorka, me pasaré por el tuyo también.

      Un saludo :)

Leave a Reply