Viajar es para muchos el mayor placer del mundo, mejor que joyas, mansiones, coches lujosos, etc. Sumergirte en otras culturas, ver parajes de ensueño, vivir experiencias únicas o conocer gente forman parte de esta aventura que parece insuperable, pero… ¿Realmente crees que viajar es insuperable? Pues hay una forma de hacer tus viajes aún mejores: buceando, ¿no me crees? Mi nombre es Sergio, soy el autor de www.elblogdelbuzo.com , soy instructor de buceo, he trabajado como tal en cuatro continentes y si sigues leyendo vamos a ver si soy capaz de convencerte…

Sergio fotografiando un tiburón en el Mar Rojo

¿Por qué viajar y bucear es mejor que solo viajar?

Hay infinidad de razones por las que complementar tus viajes con buceo harán de ellos algo aún más increíble, os voy a dar una lista con las principales.

  • El 75% del planeta tierra no es tierra, es agua. Eso significa que te estás perdiendo ¾ partes de la diversión. ¡Vale! Soy un exagerado, ya se que en ese 75% un gran porcentaje es inalcanzable, pero aun así hay muuuucho que ver ahí debajo y solo unos privilegiados lo disfrutamos. ¿A que estás esperando?
  • Parajes absolutamente increíbles: la tierra firme tiene sitios absolutamente espectaculares, de eso no hay duda, pero bajo el agua hay algunos lugares insuperables. Los cenotes mexicanos (sistemas de cuevas inundadas), la fisura de Silfra en la que puedes tocar a la vez dos placas continentales, los arrecifes de coral, ya sean asiáticos, caribeños o del Mar Rojo, pueden hacer que hasta a los viajeros más escépticos y acostumbrados a los grandes paisajes se les escape un ¡Wow!
  • Experiencias históricas: sí, en tierra firme podemos visitar museos de todo tipo, pero bajo el mar podemos bucear en la historia en sentido literal. Son muchos los lugares donde encontrar vestigios de otras épocas ¿Qué te parece desplazarte con total libertad por las bodegas de un carguero británico de 123 m de eslora de la segunda guerra mundial? Pues deseo concedido: ahí tenemos el SS Thistlegorm en Egipto. ¿Y poder visitar la flota japonesa hundida por los aliados en el Pacífico? Ves pensando en viajar a la laguna de Truk donde descansan los restos de más de 60 barcos, aeroplanos y maquinaria de guerra de la flota del país del sol naciente.

  • Encuentros únicos: es cierto que en tierra firme puedes observar animales espectaculares en su hábitat, pero, aunque no lo parezca los animales marinos son menos peligrosos que los terrestres. En un safari siempre debes de permanecer a salvo, bien en el coche o en un refugio, ya que animales como los tigres, los leones, hipopótamos o elefantes pueden ser muy agresivos. Los grandes animales marinos sin embargo interactúan de forma mucho más “amigable” puedes estar a tan solo 1m de distancia de un gran tiburón sin temor, jugar con un delfín de 2,5m o incluso disfrutar de la compañía de ballenas sin temer por tu seguridad -eso sí, siguiendo las directrices de los guías SIEMPRE-. Incluso los buceadores más atrevidos se aventuran a bucear con cocodrilos marinos (Jardines de la Reina en Cuba) e incluso anacondas.

  • Criaturas que parecen de “otro planeta”: si os habéis preguntado alguna vez de donde sacan ideas los guionistas de cine para las asombrosas criaturas de sus películas, que sepáis que muchas de ellas se inspiraron en criaturas marinas. Las morenas y su doble juego de mandíbulas, las medusas o los peces abisales son fuente de inspiración para muchos cineastas -el mismo James Cameron, amante del buceo, reconoce haberse inspirado en criaturas marinas para el rodaje de Avatar-. Además de estos animales echa un vistazo a la siguiente galería y dime si fuera del agua has visto algo remotamente parecido.

  • Libertad: es cierto que viajando te sientes libre, pero buceando te sientes aún más libre. La posibilidad de desplazarse en las tres dimensiones te hace sentirte como Superman sobrevolando el mundo.
  • Adrenalina: algunas experiencias submarinas son muy atractivas para los amantes de las experiencias fuertes. Verte rodeado de tiburones, desplazarte a gran velocidad dejándote llevar por la corriente o explorar una caverna sumergida te pondrá las pulsaciones a 1000…

¿Como es un viaje de buceo?

Pues como uno quiera, hay viajes de buceo muy diferentes, dependiendo de muchos factores, tales como: si viajas solo, si es un viaje de solo buceadores, si viajas con gente que no bucea, si te apetece bucear todos los días o solo algunos y el resto del tiempo dedicarlo a relajarte o hacer turismo, si quieres “vivir” unos días en un barco o bucear desde un resort…. Como ves las opciones son infinitas, te contamos las más frecuentes.

Tipos de viajes de buceo

Cruceros de vida a bordo

Es el tipo de viaje de buceo en el que más se disfruta de esta actividad. Consiste en pasar unos días -normalmente entre 3 y 10, aunque hay cruceros de mayor y menor duración- en alta mar buceando por diferentes lugares. Se hacen de 3 a 4 inmersiones diarias y permite llegar a lugares remotos que no se podrían alcanzar de otro modo.

Barco de vida a bordo de buceo en el Mar Rojo

Viaje a un resort de buceo

En estos viajes también se bucea bastante ya que vamos a un resort especializado. La ventaja de este tipo de viaje de buceo es que además de bucear disfrutamos de las comodidades de un hotel y si vamos con familia o a amigos no buceadores siempre tendrán algo que hacer. Un punto un poco negativo de este tipo de viaje es que te limitas a la zona de influencia del resort.

Viaje de buceo itinerante

Es una variante del anterior. Eliges un destino, pero en lugar de quedarte en un resort y limitarte a ese área, te mueves de resort en resort y puedes explorar diferentes zonas de inmersión. Nosotros en Filipinas lo hicimos así y pudimos disfrutar de avistamientos de tiburones zorro en Malapascua, “Muck Diving” en Dauin, impresionantes corales en Apo Island, etc.

Viaje turístico en el que se bucea

Son viajes que no giran en torno al buceo, pero aprovechas para bucear si hay posibilidad. Para este tipo de viajes es mejor no llevarse el equipo y rentarlo en destino. No merece la pena ir cargado si vamos a bucear un par de veces. Viajes ideales si vas con la familia y/o amigos no buceadores.

¿Qué necesito para poder bucear en mis viajes?

Pues depende de como y cuanto quieras bucear hay diferentes opciones:

  • Hacer bautizos de buceo allá donde vayas: Es una buena opción si te interesa ver un poco los fondos marinos. Los bautizos son experiencias de buceo limitadas en compañía de un instructor. Puedes bajar a poca profundidad y los sitios realmente interesantes no suelen ser aptos para este tipo de experiencias, pero hay gente que les es suficiente con esta modalidad. Como opinión personal, si vas a hacer un bautizo a cada sitio que vayas al final es perder dinero, es mejor invertirlo en un curso de buceo para toda la vida.
  • Hacer uno o varios cursos de buceo: Si realmente te interesa el buceo y todo lo que ofrece, necesitas hacer al menos el curso de iniciación Open Water para poder bucear de forma autónoma hasta 18m de profundidad allá donde vayas. Después del Open Water puedes seguir tu formación para poder llegar más profundo o a lugares más complicados. A la larga es la mejor opción, ya que la licencia es para toda la vida, una inmersión para un buceador certificado es más barata que un bautizo y podrás explorar sitios más interesantes.

Certificación de Buceo internacional PADI Open Water

¿Se necesita comprar equipo para los viajes de buceo?

No, no es imprescindible, tan solo recomendable y depende… Si eres un buceador ocasional, que aprovecha para bucear cuando viaja, pero no organiza viajes de buceo específicos puedes alquilar el equipo allá donde vayas. También si eres mochilero y viajas con un peso y espacio limitado te interesará esta opción. Sin embargo, si eres un buceador asiduo, que hace varios viajes de buceo al año, vida a bordo o viajes solo buceo, en ese caso nuestra recomendación es que adquieras un equipo propio tanto por comodidad como por ahorro a largo plazo.

Conclusiones acerca de bucear y viajar

Y cerramos el post con algunas conclusiones interesantes sobre porque bucear cuando viajas resulta tan interesante:

  • Tendrás acceso a lugares y/o criaturas que muchos no pueden ni imaginar.
  • Podrás experimentar la libertad de “volar” sin tener alas.
  • No hay actividad más inmersiva en la naturaleza que el buceo.
  • Si eres un fan de la historia podrás sumergirte en ella en una forma absolutamente espectacular.

Bucear enriquecerá tus viajes sin duda.

No sé si a estas alturas ya os habréis convencido de que el buceo es el complemento ideal a vuestros viajes o no, pero motivos ya veis que hay más que suficientes para añadir esta actividad a vuestras vidas viajeras.

Espero que os haya gustado el artículo y que ahora os suméis a la “tribu” de los buceadores viajeros.

Si queréis encontrarme en Facebook pincha aquí para seguir al blog del Buzo.

¡Nos vemos en los Mares!

About the Author

Este es el perfil desde el que se publican artículos por parte de bloggers invitados. Si deseas escribir para xixerone.com, no dudes en enviar tus artículos. Leer más aquí.

Artículos relacionados

El término “backpacker” o “mochilero” no es nada nuevo, lleva años siendo utilizado y...

Para disfrutar a plenitud unos días de playa en familia o con amigos no bastan las ganas, hay que...

¡Bienvenido viajero! Somos Iván y Esther, de la web Pasaporte a La Tierra y estamos muy felices de...

Leave a Reply