Texturas de Lisboa: El azulejo

Lisboa ofrece infinidad de oportunidades para los adeptos a la fotografía. La cámara se enamora de Lisboa por sus grandiosos monumentos, sus empinadas calles llenas de encanto y, sobre todo, por sus más pequeños detalles que la convierten en un lugar tan especial.

En Lisboa, muchos de los edificios de los barrios antiguos están cubiertos por azulejos. Los patrones que forman en sus fachadas, los contrastes de colores y texturas y el aire decadente que tienen algunos hacen que las calles parezcan aún más pintorescas y bonitas.

Algunos pensarán que la presencia de estos azulejos en las fachadas de los edificios cumplen una función meramente estética, sin embargo, la cerámica es una de las formas más efectivas de aislar los edificios del calor, además de ser una forma económica de ornamentar las construcciones.

Geométricos, con formas naturales, pintados e incluso con relieve, algunas de estas baldosas de pared son verdaderas obras de arte.

Y de hecho, existe en Lisboa un museo dedicado íntegramente al azulejo, en el que se explica la historia de este elemento arquitectónico y ornamental tan típico de la ciudad.

De más está decir que durante mi visita me dediqué a fotografiar muchas de las composiciones en cerámica que encontraba en mis caminatas por la ciudad. De entre las más de cien fotos de azulejos y texturas de Lisboa que hice en mi viaje, he escogido las que más me llamaron la atención.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.