Esvástica en un templo budista japonés
Esvástica en un templo budista japonés

Entendiendo Asia: La esvástica como símbolo positivo

Víctima del uso que se le ha dado en los últimos 80 años, la esvástica para los budistas e hinduístas de Asia tiene un componente religioso y un aspecto positivo que muchos occidentales ignoran.

Esvástica en un templo budista japonés
Esvástica en un templo budista japonés

En la mayor parte de los países asiáticos es muy común encontrar esvásticas decorando casas, estatuas, templos y hasta mapas. ¿Significa esto que Asia es un continente fascista y antisemita?

No. De hecho, fueron los nazis los que tomaron este antiguo símbolo sagrado para convertirlo en su emblema.

La esvástica (en sánscrito svastica, “todo está bien”) es una cruz con cuatro brazos de igual longitud y los extremos de cada brazo doblado en ángulo recto. Se le conoce también como “cruz gamada”.

Niña hindú con una esvástica pintada en la cabeza
Niña hindú con una esvástica pintada en la cabeza

El vocablo castellano “esvástica” viene la palabra sánscrita svasti, que significa buena suerte y bienestar. Los orígenes de este símbolo se encuentran en las religiones antiguas de India. Desde aquí se expandiría a través de la Ruta de la Seda hacia el Lejano Oriente.

La esvástica es un símbolo muy antiguo y es especialmente común en Asia. Sin embargo, sus representaciones pueden apreciarse también en el arte egipcio, romano, griego, celta, de los nativos americanos, y los persas, con distintos significados.

En la India, la cruz orientada en sentido de las agujas del reloj representa al sol y al dios Vishnu, mientras que la esvástica que mira a la izquierda representa a la diosa Kali y la magia.

La esvástica budista está casi siempre en sentido de las agujas del reloj, mientras que la esvástica adoptada por los nazis se orienta en sentido contrario.

En el budismo, la esvástica es un amuleto de buena suerte, además de un símbolo de las huellas y el corazón de Buda que normalmente acompaña a sus representaciones y generalmente es superpuesto en su frente, su pecho o las palmas de sus manos. La esvástica también es empleada a menudo para marcar el comienzo de los textos budistas. En China y Japón, la esvástica representa pluralidad, eternidad, abundancia, prosperidad y larga vida.

En los mapas urbanos de Japón, los templos budistas son representados con una esvástica, llamada manji.

Por lo general las manji se representan en el sentido de las agujas del reloj, aunque no es raro verlas en sentido opuesto sin que esto tenga relación alguna con los nazis. De hecho, en los libros de historia japoneses no se asocia la esvástica nazi al Manji, sino que se le da a la primera un nombre diferente, Ha-kenkoroitsu (que viene de la palabra alemana Hakenkreuz, cruz torcida).

Las cruces gamadas en este mapa son en realidad templos budistas
Las cruces gamadas en este mapa son en realidad templos budistas

De hecho, en Occidente, antes de la llegada al poder del partido Nacional-socialista en Alemania y de que su simbología fuese asociada a los horrores del Holocausto, la esvástica no sólo no tenía connotaciones negativas, sino que se empleaba como amuleto de buena suerte.

esvastica-coca-cola

¿Pero entonces, por qué adoptaron los nazis la esvástica hindú/budista?

Hacia finales del siglo XIX, los nacionalismos europeos estaban en pleno auge.

Los jóvenes nacionalistas de Alemania, que se encontraba pleno proceso de unificación, empezaron a emplear la esvástica como emblema, a modo de nexo de unión que los conectaba con las raíces más profundas de su germanidad.

La cruz gamada se usaba entonces como exaltación de la herencia de los arios, una designación étnica que ubicaba los orígenes de la gente de Europa en pueblos provenientes de la India e Irán.

Poco a poco, la esvástica fue ganando popularidad y en los últimos años del siglo XIX ya era parte del logo de varios periódicos nacionalistas alemanes y emblema oficial de la Liga de Gimnastas de Alemania.

A comienzos del siglo XX, la esvástica se había convertido en un símbolo común del nacionalismo alemán, presente en multitud de lugares como el emblema de la Wandervogel, un movimiento juvenil alemán, en la revista antisemita Ostara, en varias unidades de milicias y como logo de la Sociedad Thule.

En 1920, Adolf Hitler decidió que el partido nazi necesitaba su propia insignia y bandera. Para Hitler, la nueva bandera tenía que ser “un símbolo de nuestra lucha”, así como “altamente efectivo como un cartel.”

El 7 de agosto de 1920, en el Congreso de Salzburgo, la bandera roja con la esvástica negra se convirtió en el emblema oficial del Partido Nazi.

El resto es historia…

Para unos es el símbolo de lo divino y para otros el estandarte de uno de los episodios más oscuros de la historia contemporánea.

Es cierto que la percepción de la esvástica varía considerablemente dependiendo desde qué zona del planeta se observa. Mientras que en Oriente es un símbolo de bienestar y buena fortuna, en Occidente es prácticamente imposible verla y no asociarla a la carga histórica que ha arrastrado los últimos 80 años y como símbolo de uno de los episodios más oscuros de la historia contemporánea.

A mí aún me produce un pequeño respingo verla cada vez que visito Asia, supongo que a mucha gente le pasa.

crédito foto niña hindú

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.