La Cripta de los Capuchinos – El lugar más macabro de Roma

Todo lector habitual de este blog sabe que buena parte de su contenido se basa en descubrir los aspectos menos conocidos o más curiosos de los lugares sobre los que habla, aunque esta costumbre a veces resulte en artículos un tanto fúnebres.

Con esta breve introducción a modo de advertencia, quería hablar de uno de los lugares más macabros de Roma. La Cripta de los Capuchinos.

En la Ciudad Eterna, a escasos metros de la Fuente del Tritón y de la Plaza de España, hay una pequeña iglesia dedicada a la Inmaculada Concepción y administrada por monjes capuchinos.

Lo más famoso de este templo no es la iglesia en sí misma, sino la cripta adyacente, decorada con los huesos de más de 4.000 monjes.

Este lúgubre osario muestra criptas, relieves y demás ornamentos hechos enteramente de huesos humanos.

Algunos esqueletos enteros, ataviados con sus túnicas franciscanas, descansan en dramáticas posiciones, como si se tratase de estatuas decorativas en una tétrica catedral.

Alrededor de tan siniestras figuras, se muestran sobre los muros motivos decorativos como espirales de pelvis, candelabros de omoplatos o pedestales de cráneos humanos.

Esta singular obra de arte está compuesta por un pasillo de 40 metros de largo y seis compartimentos abovedados.

En el siglo XVI, el papa Urbano VIII ordeno que se trajese tierra de Jerusalén para rellenar la cripta de la iglesia y proveer así de un cementerio a sus monjes. Posteriormente, el papa Pío VI concedió una indulgencia plenaria a los fieles que lo visitaran en el primer domingo de octubre.

Sin embargo, el cementerio no tardó mucho tiempo en saturarse. Cuando la tierra dejó de dar abasto a los enterramientos, los cuerpos de los religiosos muertos eran amontonados en la cripta.

La “decoración” del osario, que probablemente data del siglo XVIII, es de autor desconocido.

Se estima que la Cripta de los Capuchinos de Roma contiene los restos mortales de unos 4.000 monjes fallecidos entre 1528 y 1870.

La última bóveda, que es además la más impresionante, muestra los esqueletos de tres niños, príncipes de la casa Barberini y sobrinos del papa Urbano VIII.

El recorrido finaliza con una frase:

Lo que tú eres nosotros fuimos, lo que nosotros somos tú serás.

Información Práctica de la Cripta de los Capuchinos de Roma

Dirección

Chiesa dell’Immacolata in via V. Veneto, 27
Convento dei frati cappuccini – Roma

Metro: Barberini

Horarios

9:00 – 12:00 ; 15:00 – 18:00

Jueves Cerrado

Precio

Gratis (aunque se pide una “donación” de mínimo 1 euro)

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.