Preparando la maleta
Preparando la maleta

El año pasado decidí pasar mis navidades haciendo una ruta por Centroeuropa, en un viaje de 10 días que me llevaría a conocer Viena, Bratislava, Praga y Dresde.

Fue hacer clic en el botón «comprar ahora» de la página de Swiss y pensar «Me voy a pelar de frío». Casi llegué a arrepentirme, pero el daño estaba hecho, el billete comprado y la ruta pensada. De esta forma, pese a mi caótica forma habitual de hacer la maleta para un viaje, decidí que esta vez iba a ser diferente.

Preparé una lista con los artículos imprescindibles para viajar en invierno a Praga, Viena y compañía y decidí escribir un post al respecto.

Así que esta es la lista de artículos en mi mochila para Centro-Europa en diciembre.

Ropa abrigada: Lo más obvio es meter en la mochila jerséis de distintos grosores, camisetas de manga larga, manga corta y sin mangas. De esta forma, cada día puedes hacer un mix de capas que te ayudarán a vencer el frío pero que te permitirán desahogarte quitándote capas cuando entres en lugares con calefacción. Además hay que incluir un gorro, unos guantes, una bufanda y muchos calcetines.

Ropa térmica: Una camiseta de esquiar y unos pantalones térmicos son imprescindibles. La ropa térmica es algo cara (alrededor de 25 euros la unidad) pero se agradece cuando te enfrentas a climatologías extremas.

Lo imprescindible: Un viaje de 10 días requiere de ropa interior a mansalva.

Artículos de higiene y salud: botiquín de viaje, champú, gel de ducha, gel antibacteriano, pasta de dientes, cepillo, etc.

La guía de viaje: al ser un viaje multi-país y con ruta, para no comprar cuatro guías de viaje diferentes, al final me decanté por la Guía de Centro Europa de Lonely Planet , que incluye Alemania, Polonia, Suiza, Liechtenstein, Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría y la República Checa. Es una guía resumida pero a la vez bastante completa, ideal para viajes como el mío.

Los papeles: los resguardos de las reservas de hotel, billetes de avión, del seguro de viaje y mi pasaporte.

El material informático: el ordenador y mi precioso iPhone.

El material fotográfico: no podía irme sin mi despliegue de chismes de fotografía, cámara, trípode, tarjetas de memoria, kit de limpieza, etc.

Y como me gusta viajar ligero, me negué a agregar nada más a mi maleta, aunque me hubiese llevado muchas cosas ya que Swiss incluye las maletas en el precio del billete. Sin embargo, al final no facturé mi mochila y no tuve problemas de peso.

¿Tú qué hubieses agregado a mi lista?

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.