Un móvil indio es más difícil de obtener de lo que parece. Mientras que en Europa puedes adquirir tarjetas prepago de operadoras alternativas, como Lebara o Simyo, por un precio más que razonable y sin apenas dar datos, en la India vas a necesitar una dirección y mucha paciencia para poder comprar una sim.

Como todo en la India, para comprar en una tienda de móviles como extranjero vas a necesitar dotes de regateo y mucha mano izquierda, además de un nivel de inglés decente. Nada más llegar a Delhi y decidir comprar un móvil, me dirigí a Vodafone, ya que es la marca que utilizo en España y supuse que en la India serían igual de no-tan-malos.

Al dirigirme a la tienda di por hecho que una tarjeta sim Vodafone en la India funcionaría en mi teléfono Vodafone español, primer error.

Para comprar una tarjeta sim siendo un NIR (Non Indian Resident) necesitas “pruebas” de que tienes una residencia permanente en el país, fotocopias del pasaporte y fotos carnet a color. Esto se debe a la amenaza terrorista que se cierne sobre el país (la forma más fácil de activar bombas a distancia es a través de un móvil). Aunque los dos últimos requisitos son absolutamente obligatorios para adquirir una tarjeta sim, el primero es “extraoficialmente” negociable.

La clave para negociar la dirección permanente está en que los vendedores de móviles (como el resto de personas que te encuentres en la India) están tan ávidos de tus rupias como tú de comprar un móvil y estarían dispuestos a hacer excepciones con tal de vender un terminal más. Juega con eso.

Si insistes lo suficiente, harán la vista gorda mientras pones la dirección del hotel donde te hospedas.

Si llevas un móvil Vodafone español con la esperanza de que la tarjeta sim de Vodafone India te funcione, lamento decepcionarte. La buena noticia es que un móvil (sencillo) de tarjeta recargable cuesta alrededor de 15 Euros.

Yo pagué en total unos 25 Euros por un LG sencillo, la tarjeta sim India y 500 rupias de saldo.

Si vas a viajar por varios estados, has de tener en cuenta que existe el roaming inter-estatal por lo que te cobran una pequeña tasa por recibir llamadas fuera de la zona en la que el móvil fue comprado.

Ya de paso, aprovecho para avisar de una práctica abusiva que aplica Vodafone en la India, aunque sé por otros viajeros que las otras operadoras lo hacen también, consiste en:

Vodafone detecta que el móvil en cuestión ha salido de la zona donde fue comprado, posteriormente procede a bombardear el móvil con llamadas de publicidad en las que te habla una operadora robotizada (en hindú).

Como ya he explicado arriba, esta llamada es cobrada por Vodafone como “roaming”, por  lo que se pagan. Es una forma de hacer un negocio redondo. Los números de teléfono siempre parecen locales, así que es difícil librarse del timo. Mi consejo es: si no estás esperando que te llamen, no cojas el teléfono.

2 Comments
 
  1. Viviana Giqueaux 7 febrero, 2013 at 10:54 am Responder

    muy interesantes todos los comentarios…. muy buenos…

  2. Gildo Kaldorana 24 octubre, 2010 at 2:44 pm Responder

    En la India, como en Indonesia las operadoras tienen un negocio monumental. Ya puedes ser del strato más bajo de la sociedad, que movil seguro que no te falta. Además en Indonesia cada persona de un nivel más o menos medio tiene dos teléfonos, uno para llamadas locales y otro para provinciales.Saludos

Leave a Reply