teide

Una de las islas afortunadas que posee un clima de eterna primavera, uno de esos sitios que guardo para esas vacaciones de invierno y se me ocurren cinco motivos por los que quiero visitarla.

Un baño en las playas de Motaña Roja

Es una de las sorpresas naturales que guarda la isla en lo que es un espacio protegido cercano al municipio de Granadilla de Abona, al sur dela isla. Debe su nombre a un volcán de color rojizo y reciente creación, que alcanza los 171 metros de altura y en su paisaje se encuentran los denominados médanos o playas de arena volcánica, en un entorno que roza la imagen de un digno paisaje marciano, algo surrealista.

Si quieres alojarte en un lugar cercano puedes buscar apartamentos en el sur de Tenerife

Subir al Teide

Porque es sin duda la gran atracción de la isla, el pico más alto de España y Parque Nacional y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El poder visitar un volcán aún en actividad y con una altitud de 3.718 metros, cuyo nombre según etimología guanche significa “infierno”.

Aunque para el ascenso a pie se requiere de un permiso especial, en teleférico se puede subir hasta La Rambleta, un antiguo cráter, que va desde la falda del volcán hasta los 3.555 metros en muy poco tiempo. Tambén visitar Las Cañadas del Teide que dieron origen a la isla y los Roques o antiguas formaciones rocosas que con la erosión han originado caprichosas formas como la famosas ilustraciones reproducidas en el reverso de los antiguos billetes de mil pesetas.

Un paseo por Santa Cruz de Tenerife

Por ser la capital de la isla y de la Comunidad Autónoma, conjuntamente con Las Palmas de Gran Canaria. La ciudad se encuentra al nordeste de la isla, entre la bahía de Santa Cruz y el Macizo de Anaga. Conocida por celebrar uno de los más populares carnavales, tiene un importante puerto que contacta con Europa, África, América y la península. En la capital canaria se pueden encontrar desde iglesias renacentistas y barrocas, como la de San Francisco, hasta edificios art-decó de principios del XX como la Torre del Reloj del Cabildo Insular o edificios tan modernos como el Auditorio de Tenerife del arquitecto Santiago Calatrava, en el que disfrutar de alguna de sus muchas actividades culturales.

Ver la Orotava

Si por algo se caracteriza la isla de Tenerife es por poseer una rica colección de microclimas, y la Orotava es un ejemplo de ellos. Del desierto y agreste paisaje del sur, pasamos al frondoso norte. La Orotava es un municipio localizado en la zona norte de la isla, en la falda del Teide en el Valle que da nombre al municipio. A destacar importantes monumentos como la Parroquia de la Concepción del siglo XVIII, la Casa de los Balcones o el curioso Parque de la Victoria, unos jardines neoclásicos con siete terrazas escalonadas y adornados con fuentes y caminos que originalmente fueron creados para albergar la tumba del masón Marqués de la Quinta Roja.

Comer pollo con papas y mojo en Adeje

Uno de los manjares más populares de la isla es una sencilla receta de pollo frito acompañado con unas típicas papas y el mojo, rojo o verde. En el bonito municipio de Adeje se encuentran populares restaurantes, algunos con unas vistas impresionantes al Barranco del Infierno.

5 Comments
 
  1. Anónimo 5 septiembre, 2013 at 1:16 pm Responder

    Me encanta tomar arepas en La Laguna (Rte. Punto criollo). Me gusta tu blog, volveré. Gracias

  2. Judithtiral 27 julio, 2013 at 11:11 pm Responder

    ¿He oído papas? :D

  3. Maria 24 julio, 2013 at 5:33 pm Responder

    Yo tengo otra razón: ver Garachico desde las alturas. Es que ese pueblo me encanta!

Leave a Reply