Andorra es una pequeña nación que destaca por sus increíbles paisajes naturales, gracias a las montañas, lagos y bosques que cubren la mayoría de su territorio.

Este país , cuyo nombre oficial es Principado de Andorra o Principat d’Andorra en catalán, está ubicado al suroeste de Europa, en los Pirineos, y se ha convertido en uno de los destinos preferidos de quienes quieren evitar las aglomeraciones de turistas en las atracciones europeas más populares.

Consejos para viajar a Andorra en invierno

Consejos para viajar a Andorra en invierno

Cuando la temperatura baja, el país de los Pirineos es una opción atractiva para quienes buscan disfrutar de la naturaleza y, en este artículo, te daremos algunos consejos para viajar a Andorra en invierno que te permitirán aprovechar al máximo tu estancia.

Consejos para viajar a Andorra en invierno

Si te preguntas cómo llegar a Andorra, lo primero que tienes que saber es que este diminuto país no cuenta con aeropuerto ni estación de trenes, así que la única manera de visitarlo es en coche o en los buses que conectan a Andorra con España (a través de la carretera CG1) y Francia (por la carretera CG2) a diario.

Los aeropuertos más cercanos a Andorra son el de Toulouse (a 180km), el de Barcelona (a 225km) y el de  Girona (a 280km), desde los cuales se puede también ir en taxi hasta Andorra, aunque, como es de esperarse, el coste suele ser bastante elevado.

Debido a la ubicación montañosa del país, el invierno en Andorra (que suele extenderse desde finales de diciembre hasta cubrir la totalidad de marzo) está marcado por nevadas y temperaturas que pueden descender hasta -2ºC, por lo que es primordial no olvidar la ropa de invierno.

En lo que a entretenimiento se refiere, el país de los Pirineos tiene opciones para toda la familia que hacen que valga la pena viajar a Andorra en invierno.

Si buscas relajación, reservar un hotel con spa en Andorra te ayudará a olvidar el estrés que la rutina diaria y la vida en las grandes ciudades puede llegar a producir.

Por otro lado, Andorra es conocida por ser un buen lugar para practicar deportes de invierno como snowboarding, trineo y, por supuesto, esquiar en los más de 300km de pistas que le otorgan el área esquiable más grande del sur de Europa.

A la hora de esquiar, reservar un hotel de lujo en Grandvalira (el resort de esquí más grande de Andorra) te permitirá perfeccionar tus habilidades sobre los esquís en pendientes de diferentes niveles. Además, al alojarte en esta zona, verás paisajes dignos de postal durante toda tu estancia.

 

Esquiar en Grandvalira - Andorra

Esquiar en Grandvalira – Andorra

Entre los consejos para visitar Andorra en invierno, no podemos dejar de mencionar que este país tiene más de 50 monumentos romanos como la Iglesia de Sant Joan de Caselles en Canillo o la de San Clemente de Pal que te encantará visitar si eres amante de la arquitectura.

 

De igual manera, si aún te preguntas qué ver en Andorra, su movimiento cultural incluye casi 20 museos de distintas temáticas para visitar, entre los cuales destacan el Museu Carmen Thyssen Andorra, dedicado al arte, y otros más curiosos como el Museo del Perfume, el Museo Nacional del Automóvil y el Museo del Comic.

El Centro Termal de Caldea es otro lugar que no puedes perderte durante el invierno andorrano. Se trata del centro de bienestar más grande del sur de Europa y, además de tener una fachada única, ofrece tratamientos de belleza y relajación con beneficios para toda la familia.

Si te gusta ir de compras, los centros comerciales y tiendas de Andorra, que son ideales para shopping de lujo o compras de última hora, pondrán a tu alcance excelentes ofertas, tanto de ropa como de artículos de invierno.

¿Qué opinas de estos consejos para viajar a Andorra en invierno? Levántate y viaja al país de los Pirineos para vivir tu próxima aventura en la nieve.