Si bien Nashville puede parecer un lugar un poco extraño para ver una réplica exacta de un famoso templo griego, el Partenón del Centennial Park es un famoso monumento local que no es conocido más allá de los confines de Tennessee.

Frente del Partenón de Nashville

Frente del Partenón de Nashville

Este curioso monumento fue creado para la Exposición Centenaria de 1897.

El Partenón de Nashville fue construido originalmente en madera y yeso, ya que, como sucede normalmente con los pabellones de las “expos”, la estructura debía ser derribada al finalizar la feria.

Tal y como sucedió con la Torre Eiffel de París, que también estaba condenada a su destrucción tras la Expo Universal de 1889, El Nashville Parthenon fue un éxito rotundo entre locales y visitantes de la feria, por lo que las autoridades de la ciudad decidieron preservarlo.

En la década de los años 20 del siglo pasado, la estructura, que como mencionaba arriba no había sido construida para soportar el paso del tiempo, se encontraba en un estado de ruina no muy diferente al de su homólogo griego. Las estatuas de yeso habían perdido sus facciones por la erosión, hiedras y malezas varias crecían en sus columnas y la madera que sostenía la estructura daba signos de estar a punto de ceder al peso.

Fue entonces cuando se decidió iniciar un proceso de renovación y reconstrucción del monumento.

Si bien se quería lograr una reconstrucción que reflejara los más exactamente posible las características del Partenón de Atenas, el presupuesto del proyecto no alcanzaba para sustuir el yeso por mármol y se optó por teemplazar la estructura original de madera y yeso por acero y hormigón.

Partenón de Nashville, Tennessee

Partenón de Nashville, Tennessee

El Partenón de Nashville es la única réplica del Partenón de Atenas del mundo (Edimburgo empezó a construir una, pero no pasó de doce columnas del peristilo).

Además de la exactitud de sus medidas y formas exteriores (completas con reproducciones escultóricas de los relieves en los frisos y tímpanos del edificio), en el interior del templo, los visitantes pueden echar un vistazo a las fotografías históricas y exposiciones de la Exposición del Centenario.

Pero el mayor atractivo que hace que valga la pena visitar el interior del Partenón de Nashville es su espectacular estatua de 13 metros de altura de la diosa Atenea, una copia exacta basada en grabados antiguos de la escultura que decorara el templo griego, desaparecida hace siglos. Como curiosidad, la Nike alada (diosa de la victoria) que se encuentra en la mano derecha de Atenea es del tamaño de una persona.

Réplica de la estatua de Atenea del Partenón

Réplica de la estatua de Atenea del Partenón

El Partenón también contiene en su interior una sala para exposiciones temporales y una réplica de las estatuas del tímpano del Partenón griego en su estado actual, tal y como pueden ser vistas en el Museo de Pérgamo de Berlín.

Réplica de las estatuas del tímpano del Partenón tal y como se muestran en el Pergamonmuseum de Berlín

Réplica de las estatuas del tímpano del Partenón tal y como se muestran en el Pergamonmuseum de Berlín

Otra curiosidad, el Partenón de Nashville fue utilizado como escenario en la batalla contra la Hidra en la película Percy Jackson y el ladrón del rayo.

Información útil

Dirección: 2500 West End Avenue, Nashville, TN 37203
Tarifas: Adultos US$6, niños y personas mayores US$4

Tours y actividades en Nashville

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

Leave a Reply