Casa amarilla en Cartagena

El calor era casi insoportable, el son rítmico de una conga llenaba de salsa las coloridas calles del barrio de Getsemaní. Como si de una postal idealizada de lo que debía ser una ciudad costera tropical se tratase, los sonidos, los colores, los olores y el sol abrasador indicaban que estaba en Cartagena de Indias, Colombia.

Frutas y calle

Frutas y calle

Y es que Cartagena es una de las ciudades más imponentes e interesantes de América del Sur, su importancia como puerto estratégico durante la época de colonia española hacen que además de la típica oferta de sol y playa que se podría esperar de una ciudad caribeña, también tenga un añadido componente cultural y arquitectónico fantástico y digno de explorar.

Centro Histórico - Qué ver en Cartagena

Centro Histórico – Qué ver en Cartagena

Viajar a Cartagena es mezclar playas de arena blanca y mar cristalino con iglesias barrocas y palacios de influencia española, es adentrarse en una tierra de leyenda en la que piratas, corsarios y esclavos tienen el protagonismo en un contexto de luchas e intrigas coloniales. Cartagena de Indias posee un pasado histórico de un calado trascendental para América.

Qué ver en Cartagena - Centro histórico

Qué ver en Cartagena – Centro histórico

En Cartagena de Indias, la historia se ve y se siente nada más aterrizar. Perderse por las calles del centro histórico, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es todo un espectáculo, con sus preciosos edificios de estilo colonial y ese colorido extraordinario que pinta cada rincón.

La ciudad de Cartagena se fue convirtiendo desde el siglo XVI en una mega urbe de una importancia vital para el comercio y la economía del Caribe. Puerto principal de importantes rutas comerciales de materias primas provenientes del Virreinato de Nueva Granada, de Colombia y de Perú hacia España.

Dar un paseo por las calles de la vieja ciudad es iniciar un viaje al pasado, hacia los orígenes de una de las ciudades más hermosas del continente americano. Aquí no hay que preguntarse qué ver en Cartagena de Indias. Lo más inteligente es dejarse llevar por los pies y patear las bellísimas calles rodeadas de elementos defensivos, murallas, baluartes…

Calle del centro de Cartagena

Calle del centro de Cartagena

Y es que la piratería se ensañó en esta zona neogranadina del mar Caribe y fue nada más y nada menos que el famoso pirata Francis Drake quien, en el siglo XVI, la embistió con toda su furia, causando gran perjuicio a los habitantes de la época.

Los colonos españoles no tuvieron más remedio que ponerse manos a la obra e iniciar una de las construcciones más laboriosas y espectaculares de la época, destinada a ejercer de fortaleza defensiva de la ciudad, como buena obra española, la construcción tardó dos siglos en completarse. El resultado es una de las ciudades amuralladas mejor conservadas del mundo. Dentro del perimetro de la muralla es donde se encuentran las principales joyas arquitectónicas de Cartagena de Indias.

Murallas y cañones de Cartagena de Indias

Murallas y cañones de Cartagena de Indias

Es aquí donde se encuentra la Catedral, una de las más antiguas de América, junto a la de México. Se construyó en el último cuarto del siglo XVI y sirvió para sustituir la antigua, que estaba edificada en barro y caña. Hoy es un punto ineludible, si de verdad quieres empaparte de los monumentos históricos de Cartagena de Indias. Por cierto, este fue uno de los edificios sobre el que más se ensañó el pirata Drake, quien consiguió volar la nave obligando a su reconstrucción.

Catedral de Cartagena de Indias

Catedral de Cartagena de Indias

Paseo por Cartagena - Catedral

Paseo por Cartagena – Catedral

El Museo del Oro, la Torre del Reloj o el Palacio de la Inquisición, con su tétrico pasado de autos de fe y torturas, son también unos de los mejores ejemplos de arquitectura civil, con todos los elementos, sobre todo en su fachada, de las casas coloniales de la época; y sin olvidar la Plaza de Simón Bolívar, donde los habitantes celebraban sus corridas de toros.

Centro de Cartagena

Centro de Cartagena

Plaza Bolívar

Plaza Bolívar

Balcón del casco antiguo

Balcón del casco antiguo

Pero también hay vida más allá de las murallas y hay más cosas que ver en Cartagena fuera de la “Ciudad Amurallada”. Uno de los que más vale la pena es el el Muelle de los Pegasos, con sus fabulosas estatuas, y al lado del famoso barrio de Getsemaní, uno de los más representativos de la ciudad colombiana.

Esta zona bien merece la pena visitar. Se ha convertido en una de las zonas “alternativas” de la ciudad, donde se mezclan de manera muy viva los antiguos habitantes nativos con yuppies, turistas y expats que llegan para vivir Cartagena.

Mural

Mural

Artistas callejeros, cafetines, malabaristas, salas de exposiciones colectivas, bares, trattorias, puestos de comida callejera… Estás, sin duda, en el lugar preferido por los jóvenes, por su ambiente desenfadado y mucho más barato, frente a los sitios más enfocados al turismo. Getsemaní es también famoso por ser uno de los epicentros de la salsa del Caribe colombiano, y una vez se visita la zona no es difícil entender el porqué de esa fama, la salsa retumba en cada rincón del barrio.

Vendedor ambulante de café - Cartagena de Indias

Vendedor ambulante de café – Cartagena de Indias

Barrio de Getsemaní - Cartagena

Barrio de Getsemaní – Cartagena

Casas coloridas - Cartagena de Indias

Casas coloridas – Cartagena de Indias

Vendedor de Sandías

Vendedor de Sandías

Evidentemente, si vamos de paseo por Cartagena de Indias, hay que guardar un poco de tiempo para el bronceado y el aire marinero del auténtico Caribe. En ese sentido las playas de Bocachica o la isla de Barú son las mejores opciones. Las islas del Rosario son recomendables para los amantes del snorkel y la vida marina.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Cartagena de Indias

Ver todos los tours en Cartagena

Sobre el autor

Me llamo Luis Cicerone. Cuando era pequeño me paseaba por casa con un atlas en la mano. Mis domingos lluviosos transcurrían memorizando mapas y capitales. A los quince años hice mi primer viaje en solitario y desde entonces viajo cada vez que puedo. Trabajo en marketing turismo en una agencia de viajes online como International Manager para el Medio Oriente y África. Me encanta la fotografía, las películas en versión original y los vídeos de gatos en Youtube.

One Comment
 
  1. noralma menoscal 2 junio, 2016 at 9:51 pm Responder

    este es un lugar turístico donde hay mucho que aprender su cultura sus historias son imnovidables..

Leave a Reply