Toma del vídeo Someone LIke You de Adele
Toma del vídeo Someone LIke You de Adele

¿Dónde se rodó el vídeo de Someone Like You de Adele?

A estas alturas, probablemente ya hayas escuchado la canción Someone Like You de Adele unos cuantos millones de veces en la radio, pero ¿sabes dónde se rodó el videoclip de esta cantautora londinense?.

Después de verlo varias veces en youtube, quedé fascinado por la fantástica manera en la que el vídeo, de una sencillez impresionante, describe un estado de ánimo a la perfección.

De qué trata Someone Like You

«Someone Like You» es una canción de la cantante británica Adele, está incluida dentro de su disco «21», lanzado a la venta en el 2011.

Es la última pista del álbum, una balada melodiosa y nostálgica con una gran fuerza y una sentida letra.

Habla de una ruptura romántica. Según palabras de Adele:

La relación sobre la que se basa el disco entero está resumida en Someone Like You. Puedo imaginarme con cuarenta años, buscándole y enterándome de que él tiene una hermosa mujer, hermosos hijos y que ha continuado con su vida y es absolutamente feliz mientras que yo sigo sola.

El otro lado de la letra habla de superarlo, de que todo va a estar bien. De que encontrará a otro como él.

El vídeo

Toma del vídeo Someone LIke You de Adele
Toma del vídeo Someone LIke You de Adele

Una canción tan dramática merecía un vídeo a su altura. Aunque se ha popularizado adicionalmente gracias a una actuación que la cantante realizó en su piso de Londres, el clip original fue rodado en París y en blanco y negro.

Es fácil adivinar por qué se escogió la Ciudad de la Luz para grabar este vídeo. París es la capital mundial del amor, sin embargo, es también un lugar de personajes solitarios y bohemios, de historias trágicas y finales no tan felices.

Adele empieza el vídeo en una caminata solitaria por el Port des Champs Elysées, en el fondo son visibles el Pont de la Concorde y los Palacios el Louvre. El ambiente solitario y otoñal de la ciudad acrecienta el sentimiento de soledad y tristeza de la canción.

Tras un corto trayecto durante el cual Adele le canta a la cámara, la perspectiva gira mostrándonos en la distancia la Torre Eiffel y más cerca el impresionante Grand Palais.

Un giro repentino de cámara nos deja ver a Adele cruzando el Puente de Alejandro III y al fondo la Iglesia de San Luis de los Inválidos.

Cerca del final de la canción, el puente se desvanece y Adele se encuentra frente a un café en el que ve cómo se marcha un cliente misterioso.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

xixerone
Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.