Vistas de París desde Montmartre

Ya has subido a la Torre Eiffel, visitado el Louvre, pasado por debajo del Arco del Triunfo y tienes una carpeta llena de fotos de tu primer viaje a París.

Probablemente la Ciudad de la Luz te ha dejado con tan buen sabor de boca que ya estés buscando un vuelo directo a París para tu próxima escapada de fin de semana.

La buena noticia es que si algo define a la capital francesa es la abundancia de cosas para hacer. Con una oferta cultural incombustible, gastronomía de primer orden y la que probablemente sea la arquitectura más bella de Europa, París es una ciudad para visitar infinidad de veces y siempre hacer algo nuevo.

Una ventaja es que París está muy bien conectada con varios aeropuertos españoles, por lo que siempre encontrarás ofertas de Air France, Vueling, Iberia o Easyjet que se adapten a tu bolsillo y disponibilidad.

Esta es mi elección de 5 lugares para ver en París en una segunda visita.

Musée de l’Orangerie

En una ciudad que acoge museos del calibre del Louvre, Orsay o Pompidou, l’Orangerie es una pinacoteca relativamente secundaria pero llena de pequeños grandes tesoros de la pintura universal.

De hecho, parte de su encanto reside en sus pequeñas dimensiones, al vivir a la sombra de los grandes museos parisinos, l’Orangerie no recibe las hordas de turistas de sus primos mayores, sino más bien pequeños grupos de connoisseurs y familias.

Pero que no te engañe su tamaño, las obras de l’Orangerie incluyen la obra maestra de Monet Les nymphéas (Los nenúfares), pintado en su jardín de Giverny y posteriormente donado por el artista al Estado Francés.

Los inmensos paneles de esta obra están distribuídos en su manera actual por petición expresa de Monet.

L’Orangerie también acoge la colección de obras post-impresionistas de Walter-Guillaume

Institut du Monde Arabe

Instituto del Mundo Árabe

Se estima que unos 7 de los 62 millones de habitantes de Francia tienen raíces árabes, por lo que no es de extrañar que el país galo, junto a 22 naciones árabes, fundase el Instituto del Mundo Árabe. Lo que sí sorprende es la arquitectura de su sede, considerada el edificio moderno más bonito de París.

En su fachada sur, el arquitecto Jean Nouvel diseñó un intrincado retículo de aperturas fotosensibles, que se abren y cierran en función de la luz que incide sobre el edificio como una reinterpretación de las típicas celosías moras.

En el interior existe una colección permanente que recorre siglos de arte, cienncia y diseño de la civilización árabe.

Las catacumbas de París

Arrête! C’est ici l’empire de la Mort
(¡Deténgase! Este es el imperio de la Muerte)

Este encantador mensaje te recibe a la entrada del osuario de las Catacumbas de París. Las catacumbas son una serie de pasadizos largos y sinuosos que se extienden un par de kilómetros por debajo de la ciudad que albergan gran cantidad de huesos, en su mayoría exhumados durante el siglo XVIII.

La mayor parte de estos huesos procede del antiguo Cimetière des Innocents, ubicado en el barrio de Les Halles. Llegado el siglo XVIII, el camposanto había sobrepasado con creces su capacidad.

Los entierros tenían que hacerse a tan poca profundidas que algunos escritos de la época recogen historias de cuerpos que quedaban al descubierto con la lluvia, tumbas abiertas con restos putrefactos y ese tipo de cosas. La existencia de estos problemas en el centro de la ciudad era para los parisinos no sólo una molestia, sino un serio problema de salubridad, así que a alguien se le ocurrió la idea de excavar todas las tumbas y trasladar los huesos a los túneles del sur de la ciudad. Con el paso del tiempo se fueron agregando más huesos provenientes de otros cementerios e incluso de víctimas de batallas.

El resultado es uno de los rincones más macabros de París.

Paseo por el Montmartre

El mítico Moulin Rouge

A primera vista el barrio del Montmartre parece poco más que una zona de prostitución y un boulevard repleto de neones algo depresivo. Sin embargo, un paseo por sus callejuelas revela un prisma de color local que dificilmente se puede ver en el centro de la ciudad. No en vano este distrito, junto al vecino Pigalle ha sido el epicentro de artistas, intelectuales y bohemios desde finales del siglo XIX.

Descubre los senderos bordeados por arces del cementerio de Montmartre, donde descansan los vanguardistas Degas, Moreau y Picabia, sube en funicular a la Basílica del Sacré-Coeur, construida para expiar los pecados de la nación tras la derrota de Francia frente a los alemanes. Desde aquí las vistas de la ciudad sucumbiendo al dorado del atardecer son imperdibles.

La Defense

Bulliciosa, apabullante y futurista, el distrito de La Defense de París es sin duda el punto álgido de todo lo que es contemporáneo en París. Durante la noche, los rascacielos cobran vida y se convierten en un escenario increíble de luces y colores.

No es la estampa típica de París bohemia y romántica que tenemos en mente, pero bien vale la pena visitarla.


Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Paris

Ver todos los tours en Paris

Recomendado: No te pierdas nada sobre la Ciudad de la Luz con la Guía de París del Cicerone y descubre dónde dormir en París, las mejores zonas, los mejores hoteles y los mejores precios.


About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

One Comment
 
  1. Unai 16 marzo, 2016 at 11:24 am Responder

    Muchas gracias por las recomendaciones. Seguimos tu consejo y decidimos visitar Montmartre porque se nos queda la espinita de no haber podido visitarlo cuando fuimos la anterior vez. Un barrio increíble, por todo lo que lo envuelve. Os comparto con quien realizamos el tour: (link editado)

Leave a Reply