En ocasiones no tenemos el tiempo necesario para conocer una ciudad durante varios días. No obstante, las partes más emblemáticas de una urbe suelen ser fácilmente visitables durante un día, especialmente si aprovechamos algunas oportunidades como los free tours.

Qué ver en San Sebastián en 1 día
Qué ver en San Sebastián en 1 día

Si no tenemos el tiempo suficiente pero queremos conocer, por ejemplo, las principales zonas de Donosti, una buena alternativa será hacer un free tour por San Sebastián que nos lleve por las calles más turísticas. A la hora de hacer un free tour es importante tener en cuenta que este no es un servicio gratuito, sino que los guías deben ser recompensados económicamente al finalizar el itinerario. Además, para realizar un free tour hay que reservar plaza previamente. La reserva siempre es gratuita.

A continuación, podrás encontrar algunos de los lugares más icónicos para conocer la ciudad si solo estás un único día en San Sebastián.

La Playa de la Concha

Aunque San Sebastián es una ciudad con muchos rincones mágicos, si solo contamos con un día tendremos que seleccionar ajustadamente los lugares que visitaremos. De entre esa selección, la Playa de la Concha será un imprescindible. Considerada la playa urbana más bella de Europa, la Concha ocupa un total de 1.300 metros que vale la pena recorrer de arriba a abajo. Un buen lugar donde comenzar un paseo por la playa puede ser el consistorio municipal o el propio puerto.

El Mercado de la Bretxa

Inaugurado en 1870, el Mercado de la Bretxa es uno de los más antiguos de la ciudad. Actualmente, cuenta con un mercado tradicional en la planta baja y un centro comercial en la planta superior. Si lo que se busca es conocer y degustar la gastronomía tradicional de la zona, la visita al mercado tradicional será una visita obligatoria. Quesos, embutidos, carnes y pescados son algunos de los productos que se pueden encontrar en él.

El Palacio de Miramar

El Palacio de Miramar se encuentra ubicado en un pequeño montículo completamente verde, situado entre las playas de la Concha y Ondarreta. Hoy en día, el palacio es propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián, pero durante casi un siglo, en concreto desde 1887, fue utilizado como residencia de verano de la realeza. De arquitectura clásica inglesa, el Palacio de Miramar está rodeado de una zona verde, ideal para pasear, relajarse o practicar deporte.

La Plaza de la Constitución

Sin duda, la plaza más emblemática de Donosti. La Plaza de la Constitución se caracteriza por ser una plaza cerrada con únicamente dos entradas. Los edificios están pintados todos de las mismas tonalidades y en la parte superior de cada balcón podemos encontrar una numeración. Estos números están pintados porque hace años la plaza se utilizaba como Coso taurino y la gente podía alquilar los diferentes balcones. Hoy en día, las principales festividades de la ciudad como, por ejemplo, Santo Tomás, se celebran en esta plaza.

La Playa de Ondarreta

En la Playa de Ondarreta podemos encontrar una de las obras más reconocidas del escultor vasco Eduardo Chillida. Conocida como “El peine del viento”, la escultura está compuesta por un conjunto de tres piezas de acero instaladas sobre las rocas de la costa. En una ocasión, el propio Chillida afirmó que el mar debía entrar en San Sebastián ya peinado. “El peine del viento” lleva haciéndolo más de tres décadas.

El Museo de San Telmo

Situado en un antiguo convento benedictino del siglo XVI, en el Museo de San Telmo se puede conocer la cultura y la historia vasca a lo largo de la historia. En el pasado, además de convento fue un cuartel militar tras la Desamortización de Mendizábal. Años después, en 1932, el Ayuntamiento de San Sebastián lo compró para ampliar el museo municipal inaugurado 30 años antes.

El Monte Igueldo

Para ver a la perfección la Bahía de la Concha, no hay un lugar en San Sebastián como el Monte Igueldo. Hasta allí se puede subir en un funicular operativo desde el año 1912, cuya entrada tiene un coste muy económico. En la cima hay varias terrazas desde las que comprobar el diseño y estructura de la ciudad. En él también se puede encontrar un parque de atracciones donde pasar un buen rato con los más pequeños.

El Monte Urgull

El Monte Urgull es, junto al Monte Igueldo, uno de los lugares que deben ser visitados aunque sea rápidamente. Localizado en el extremo derecho de la Bahía de la Concha, el Monte Urgull es un lugar muy tranquilo desde el que contemplar la ciudad y el Mar Cantábrico. Los caminos y las escaleras se encuentran en buen estado, por lo que su acceso no es difícil.

Los pintxos

Nadie puede pasar por San Sebastián ni que sea un día y no probar sus fabulosos pintxos. La parte vieja de la ciudad, con un gran número de bares, es la mejor zona de San Sebastián para probarlos. Para acompañar los pinchos, lo más común es pedir un txikito, un pequeño vaso de vino, o un zurito, que es un corto de cerveza.

About the Author

Este es el perfil desde el que se publican artículos de notas de prensa.

Artículos relacionados

Hoy te proponemos los mejores hoteles de diseño de Madrid, para que en tu próximo viaje a esta...

Madrid es una ciudad grande y con un gran número de atracciones culturales e históricas. Por lo...

Si visitas París por primera vez, es probable que hayas planeado subir al mirador de la Torre...

Leave a Reply