Siempre que me voy de city-break o de finde a alguna ciudad europea, intento escaparme aunque sea medio día y visitar zonas de los alrededores, a veces son pueblos, a veces pequeñas ciudades, a veces son zonas rurales; la idea es huir de la urbe y visitar algún lugar con encanto. Lisboa no podía ser la excepción. Como...