¿Quién dijo que quedarse en hoteles cinco estrellas sólo tiene ventajas?, a continuación explico las cinco cosas que más odio de los hoteles de lujo.

Obviamente, no se puede englobar a todos los hoteles de 5 estrellas  en solo saco, no todos son iguales y las generalizaciones son odiosas (pero divertidas). En este post me concentro básicamente en los hoteles de lujo “clásicos”.

1. Precios desorbitados

Ya, lo entendimos, sois exclusivos, chics y mega-ultra fashion. Los quinientos euros de tarifa por noche en habitación estándar me lo han dejado claro. Ahora me gustaría saber, ¿Qué me ofrecen por mi dinero? ¿vale la pena pagar 500 euros pudiendo pagar 80 en un 4 estrellas?

2. Aquellas viejas glorias

Lo peor es que la mayoría de hoteles de cinco estrellas no ofrecen absolutamente ningún servicio extra aunque las habitaciones cuesten 10 veces más.

A decir verdad, la mayoría son edificios antiguos, con decoración digna de abuela que era la cumbre del estilo en los años setenta pero que ahora parece vieja, desgastada y un tanto hortera.

3. Wi-fi de pago

Esto es, por goleada, lo que más me molesta de los hoteles de cinco estrellas. La mayoría cobra un extra por el internet.

¿Por qué debo pagar en un hotel de 500 euros la noche algo que en un albergue de 15 está incluido en el precio? Estamos en el siglo XXI, cobrar extra por el internet es como cobrar extra por el agua o la electricidad de la habitación.

4. Encima todo es extra

Además del interet, en los hoteles de cinco estrellas hay cargos por prácticamente cualquier cosa que no sea una almohada. Hacer fotocopias, más o menos 3€ por página, por pedir un taxi, dependiendo de la distancia son sobre unos 15€ más, el servicio de habitaciones, unos 20€ de media.

El desayuno, ese gran (y caro) desconocido. Un desayuno buffet consistente en bollería, fiambre y pan puede costar hasta 40€ en un hotel de lujo, mientras que muchos 3 y 4 estrellas lo incluyen en el precio de la habitación.

5. Dinero, dinero, dinero

Los hoteles de lujo, además de los 500 euros de habitación, los 20 al día de internet y los 40 de desayuno, no solo esperan dejarte seco con cobros directos, también van a comisión sobre otros servicios que ofrecen.No te puedes fiar de un recepcionista de un hotel de lujo. Siempre te va a recomendar el restaurante / bar / atracción que le reporte la mayor comisión.

Bonus track: los otros clientes

Los cinco estrellas están repletos de snobs estirados, viajeros de negocios con trajes y poca paciencia y turistas americanos con sandalias y calcetines, muchas veces sus lobbys me dejan con la pregunta: ¿qué hago yo aquí?

Los comentarios están abiertos para tus opiniones, experiencias, sugerencias y reclamaciones varias.

Sobre el autor

Fundador de xixerone.com. Amante de los viajes y los gatos.

Artículos relacionados

Viajar en Crucero Nunca me han llamado mucho la atención los cruceros, desde siempre me han...

Tenemos que hablar, y no eres tú, soy yo. Hoy me apetece contarte cosas que a lo mejor no sabías...

Si llevas ya tiempo leyendo el XIXERONE, sabrás que salvo contadas ocasiones, no soy muy de contar...

8 Comments
 
  1. Jorge M 17 julio, 2017 at 6:16 pm Responder

    Hola.
    Años después de tu publicación hoy en 2017 yo arribo aquí, y tu artículo parece ser vigente aún. Leyendo y de primera idea opino que un hotel “de prestigio” o de renombre, o un hotel “de lujo” cobra mucho más por todo con la mentalidad de que si el cliente puede pagar 150 euros , puede pagar por 5 EUR de wi-fi, si el cliente tiene para pagar 250 EUR, puede pagar 10 EUR por una botella de agua; yo creo que consideran el perfil de los clientes, gente de trabajo o empresas, políticos o clientes con mayor poder adquisitivo. Mientras un hotel menos lujoso o de menor precio, ofrece instalaciones muy buenas, servicios muy buenos y por mucho menor precio hasta más servicios incluidos, igual: porque consideran el perfil del cliente o “viajero promedio”. En resumen: a) hoteles para clientes a los que seles puede cobrar más y b) hoteles para clientes que no quieren pagar tanto.
    La relación “calidad/precio” ya es relativa, leyendo reviews en tripadvisor, hay hoteles como un Barcelo en MEX, que tiene el mismo número de opiniones malas que el de opiniones buenas.

  2. El Boquerón Viajero 21 marzo, 2012 at 11:46 am Responder

    Es cierto lo que dices aunque no siempre pasa. En cada categoría de hoteles se producen situaciones en las que uno se plantea qué política se habrá seguido para entregarle las estrellas. Un saludo!

  3. ROSA 21 marzo, 2012 at 11:35 am Responder

    completamente de acuerdo, me ha encantadooooooooo!!!

  4. Ines_tables 9 septiembre, 2011 at 10:21 am Responder

    En el hotel Ercilla de Bilbao tuve la siguiente conversación con la recepcionista.-Disponéis de wifi?-Sí, pero es bastante caro.-Cómo? Cuánto cuesta?-9€ la hora.-Bufff, sí que es caro…-¡MAS IVA!No es de 5* sino de 4*, pero me sigue pareciendo increible que en el año 2011 sigan cobrando por algo tan barato como el wifi. Opino, como tú, que es lo equivalente a que te cobren un extra por ducharte con agua caliente. En contraposición con este tipo de hoteles, me he alojado en hostales ultrabartos en Ucrania y en Moldavia y ¿sabes qué? Wifi gratis en todos y algún ordenador común por si no llevas ningún dispositivo para conectarte. Un abrazo Luis!

  5. tupersonalshopperviajero 8 septiembre, 2011 at 3:43 pm Responder

    totalmente de acuerdo contigo:-)

  6. xixerone 8 septiembre, 2011 at 8:59 am Responder

    Hola Charlitox!Tienes razón, no se puede generalizar. Por lo general los hoteles de 5 estrellas modernos son más "avanzados" en muchos sentidos. En este post me refería un poco más a los hoteles de 5 estrellas de "toda la vida", que por lo general viven anclados en el siglo pasado.

  7. charlitox 8 septiembre, 2011 at 8:28 am Responder

    Interesante post, Xixerone, pero creo que no se puede generalizar. Puede que en algunos hoteles de cinco estrellas ocurran las cosas que dices, pero yo conozco algunos que se merecen las cinco estrellas por su servicio esmerado, su lujo y su diseño. Sin duda son caros, pero a veces vale la pena pagar, en serio. Pronto hablaré de uno de estos hoteles en mi blog, porque creo que vale la pena recomendarlo.Salu2

  8. Anonymous 8 septiembre, 2011 at 9:59 am Responder

    Efectivamente no se puede generalizar pero como bien dices los hoteles de 5 estrellas de toda la vida posiblemente se han quedado anclados como su decoración.No hace mucho en Madrid, 36 euros + iva, el café sin comentarios, pido un expresso de máquina y suplemento de 5 euros…Creo que los 4 estrellas han sabido desarrollar y dirigirse a un tipo de cliente exigente pero dispuesto a pagar por una relacion alta calidad/precio.Chelo

Comentar