Este es un post invitado por Jesús Martínez Reneo, colaborador en el blog vero4travel.

La entrada de hoy puede parecer un poco extraña a priori.

Quiero hablaros de cómo la numismática y los viajes pueden ser una buena mezcla.
A través de este post os muestro algunas de mis monedas más características y su relación con los viajes.

 

Considero que la numismática puede ser un aliciente en los viajes. Gracias a ella, podemos entender mejor el país que estamos visitando, su historia y su cultura.

En esta imagen se puede apreciar como Filipinas conserva aún algo de herencia española a través de la inscripción “Bangko sentral Pilpinas, 25 sentimo”.

Las monedas nos ayudan también a ver, por ejemplo, si en ese país existe una dictadura o simbología muy patriótica. Para mi el mayor exponente es este: Patria o muerte.

No he visto nada igual en la vida, también tengo otra moneda del Che Guevara con el mismo mensaje.

Además, podemos averiguar si ha sido una nación comunista, una república soviética o si ha sufrido una guerra muy importante, y Polonia reúne estos requisitos ya que fue invadida por la URSS durante la Segunda Guerra Mundial, entre otros.

Ejemplo: Moneda de Polonia que simboliza los 50 años de defensa de la nación polaca en la Segunda Guerra Mundial.

Considero que gracias a ello se puede hacer un análisis del pasado para entender el presente. Por ejemplo, un país que ha sobrevivido a la caída del telón de acero y a la caída de la unión soviética es Transnistria.

Esta nación sigue siendo comunista. Prueba de ello es el símbolo de la hoz y el martillo en sus monedas. Además, como curiosidad, cuentan con una estatua de Lenin en su parlamento.

Otra posibilidad es conseguir monedas de países que ya no existen, por ejemplo Yugoslavia. Al fallecer Tito, la nación yugoslava se extinguió. Es muy fácil y económico hacerse con una de estas monedas, apenas unos céntimos de euro en los países ex-yugoslavos.

También, si desean, las monedas os pueden servir como souvenir, yo nunca compro souvenirs, pero entiendo que haya gente que lo haga.

Retomando el tema del principio, he de decir que mi familia, novia y amigos siempre me traen monedas de sus viajes, cosa que agradezco infinitamente. Pero no son las típicas monedas de circulación, aunque a veces no quede más remedio, estos souvenirs van más allá. Son normalmente monedas conmemorativas de circulación, que son monedas con una edición limitada, pero de curso legal y que conmemoran algún evento o monumento del país.

 

Estas monedas de la foto son de circulación actual, se llaman Quarter dollar, al cambio al euro son 18 céntimos de euro. ¿Se os ocurre algún souvenir más económico y que sea tan característico de la ciudad de Nueva York?. Hay una moneda por estado, además de monedas de los estados libres asociados como Puerto Rico, que es la única moneda en la historia de Estados Unidos que está escrita en castellano.

Algunos supondréis que comprar una moneda del siglo pasado o fuera de circulación puede ser caro. Pues nada más lejos de la realidad, hay monedas que por un par de euros podéis adquirirlas en mercadillos de antigüedades, hay muchísimos por las grandes capitales, no os confundáis con las monedas especiales que conmemoran algún evento, la clave para que sea económica es que haya sido de circulación,
Evitad comprar monedas de materiales preciosos, vuestro bolsillo lo agradecerá.
Aunque a veces vale la pena.

Esta moneda la compré en Ucrania por menos de 1 euro, y es una moneda de época de la URSS, debe tener una gran tirada pero es algo que no me preocupa. Simboliza los 50 años de la victoria ante la invasión nazi en suelo soviético.

Si viajáis por la Unión Europea, también podéis coleccionar euros, cada año son muchos países los que realizan monedas conmemorativas de 2 euros y que no es necesario comprarlas. Si tenéis suerte podréis obtenerla como cambio en el país que visitéis, algunos ejemplos son estos:

En el caso que queráis evitar el euro, podéis adquirir liras italianas, pesetas, marcos alemanes, entre otras monedas. Hasta hace 12 años estas monedas eran de circulación oficial. El precio suele ser irrisorio, prácticamente a facial (el valor de la moneda).

Si pensáis en monedas como souvenir, mirad que imagen más bonita aparece en las 50 pesetas, la Sagrada Familia.

La moneda de 100 liras simboliza la nación italiana mediante una heráldica histórica que muestra a Minerva en el Olivo.

Siempre me ha gustado que los monumentos y personajes importantes de un país estén reflejados en una moneda, por ejemplo, Pedro Nunes fue un matemático, astrónomo y geógrafo inmortalizado en una moneda.

También añadir que la diferencia entre la moneda y el billete, es que los billetes son mas caros, ya que su valor es más elevado. Por ejemplo, un billete de 5.000 liras italianas son al cambio unos 2 euros y medio, pero no vais a encontrar este billete por menos de 4 euros, ya que 2,50 ya se los da el banco al portador del billete.

Para terminar, si coleccionáis monedas y billetes, consigues tener un pequeño tesoro. Aunque sea de valor económico nulo, tiene un gran valor sentimental, no ocupa mucho espacio y algunas son realmente preciosas, para mi es un gran recuerdo.

El Autor

Jesús Martínez Reneo de 22 años, es colaborador de www.vero4travel.com, diplomado en Relaciones Laborales por la Universidad de Alicante, realizó ERASMUS en University Of Limerick (Ireland) y es experto en marketing online y redes sociales.

Ama los viajes desde pequeño, cuando viajaba con sus padres a todos lados, actualmente realiza viajes con su pareja, familia y amigos.

4 Comments
 
  1. Luis Cicerone (@xixerone_) 10 septiembre, 2012 at 8:00 am Responder

    La numismática en los viajes o por qué una moneda es el mejor souvenir http://t.co/LdodiUVU
    #BloggersInvitados

  2. vero4travel 13 mayo, 2012 at 11:44 am Responder

    Hola Carlos, me alegro que te haya resultado interesante.

    Si, podemos compararlo a los sellos, pero esto tiene un poco más de dificultad ya que no puedes encontrarlo tan fácilmente en la calle.

    No se como serán las monedas de oro, no tengo ninguna :).

    Claro lo de Odissey da para un blog entero, tengo muchísima información al respecto :).

    un saludo.
    Jesús Martínez
    vero4travel.com

  3. Jesús Martínez Reneo 29 febrero, 2012 at 10:43 pm Responder

    Si, los sellos puden ser otra forma de aprender esto, lo que ocurre es que me gustan las monedas ya que ”les otorgo” algo especial, han pasado de mano en mano, ”han tenido vida”, y me gusta más el material que ”el papel del sello”. Me alegro que te haya gustado.

    Por cierto una pasada lo de Odyssey, ya están en casa por fín :)

  4. Carlos Calvo 25 febrero, 2012 at 10:32 am Responder

    Muy interesante y muy buenas fotos, es algo parecido a los sellos, las monedas simbolizan las raíces de un país, y si son de oro pues mejor, como las del tesoro del Odyssey que ya están en España, la historia de ese hundimiento puede ser otro buen artículo no ? Ahí lo dejo…

Leave a Reply