aprender idiomas viajando

Aprender un idioma nuevo mientras descubres un país y una nueva cultura es una experiencia que puede llegar a ser tan enriquecedora como excitante. No hay nada mejor que conocer cómo es el día a día de una cultura diferente para entender y absorber una lengua. Sin embargo, este proceso puede parecer un tanto abrumador si no tenemos la información o la experiencia necesaria para lanzarse a la aventura. A continuación vamos a ofreceros algunos consejos y recomendaciones que os podrán ayudar a la hora de hacer un viaje pare aprender una nueva lengua.

1. Haz un curso de idiomas

Aunque sólo por el hecho de que estar en un país diferente te obligará a desenvolverte en la vida cotidiana, es muy importante respaldar el aprendizaje con un curso de lengua que se adapte a tu nivel. Estudiar el idioma es muy beneficioso para ir adquiriendo soltura tanto en el nivel oral y la escucha, al mismo tiempo que adquieres nuevo vocabulario para usar en tu día a día. La gran ventaja de hacer un curso de idiomas en el país de origen reside en que la mayoría de los profesores son nativos y tienen mucha experiencia con estudiantes internacionales, por lo que pueden adaptarse a su nivel para ayudarles a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.

2. Ponte metas

Aunque aprender un idioma es un proceso muy divertido, también requiere mucho esfuerzo y dedicación. Por ello, es importante que te conciencies de que vas a tener que trabajar mucho para aprovechar al máximo tu estancia. Lo primero que tendrás que hacer es asegurarte de que escoges el curso ideal, teniendo en cuenta las horas semanales y el nivel. Es importante mantener un buen equilibrio entre las horas de clase y el tiempo libre, y no por elegir un programa con más horas o un nivel más alto vamos a aprender más. Sé honesto contigo mismo y elige el curso que mejor se adapte a tus necesidades.

3. Sé constante

Cuando uno está de viaje en un nuevo país es muy fácil dejarse distraer por la cantidad de cosas que se pueden hacer. Sin embargo, es aconsejable intentar acudir a todas las clases y sacar el máximo partido de tu tiempo y tu dinero. Además, cada momento es bueno para aprender, ya sea viendo la tele, hablando con la gente de tu alrededor o leyendo todo lo que puedas.

4. Escoge el tipo de alojamiento adecuado

El alojamiento que escojas tendrá un impacto directo sobre tu inmersión lingüística. Quedarse en un hotel o en un apartamento privado tiene la ventaja de darte un gran nivel de independencia, pero tendrás menos oportunidades para practicar el idioma con otras personas. Si buscas un ambiente más social y con más interacción, te puedes quedar en una residencia de estudiantes, donde la diversión está casi garantizada. Otra opción sería quedarse con una familia de acogida, con la ventaja de que te empaparás aún más de la cultura local. Además, este tipo de opción a menudo incluye comidas.

5. Planifica bien tu viaje

No dejes nada al azar y asegúrate de que lo tienes todo preparado antes de lanzarte a la aventura. Cuando se viaja a un sitio desconocido, lo mejor es tener ya decidido de antemano dónde te vas a alojar y, si quieres hacer un curso, a qué escuela vas a ir, e incluso valorar la posibilidad de que tanto tu residencia como tu escuela estén cerca la una de la otra. Una opción segura para ello es recurrir a una plataforma online como Linguago (haz clic aquí para acceder al sitio www.linguago.es, que ofrece cursos de idiomas en todo el mundo incluyendo alojamiento y traslado desde el aeropuerto, sin ningún tipo de comisión de agencia. Si quieres aprender un nuevo idioma, ¡no lo dudes y planifica tu viaje lingüístico hoy mismo!

Créditos imágenes: 1

Leave a Reply