La mañana de invierno de París era fría y gris, pero en el interior del vagón de metro apenas se notaba. La megafonía anunciaba el final de la línea, Porte de Clignancourt, la útima parada de la línea 4 era mi destino. var uri = 'http://impes.tradedoubler.com/imp?type(js)g(21278958)a(1986966)' + new String...