Midi-Pyrénées es una región francesa con grandes atractivos especialmente indicados para los tortolitos que quieren pasar San Valentín o el Día de los Enamorados juntos viviendo nuevas experiencias. En el artículo de hoy vamos a hacer un recorrido por los lugares más especiales que hemos encontrado.

Relais de Castelnau

El Relais de Castelnau

El Relais de Castelnau se encuentra en Loubressac, un pequeño barrio cercano a Rocamadour, un pequeño pueblo realizado en un acantilado y con evidente historia medieval. Los visitantes consideran que se trata de un lugar encantado.

Cerca podemos visitar la localidad de Gouffre de Padirac donde podremos disfrutar de una maravilla arquitectónica realizada durante miles de millones de año por el agua.

El Quercy Blanc

Se trata de una localidad ubicada en el suroeste de Francia, lugar en el que podemos encontrar el fantástico Hotel le Belvédere, un lugar envuelto en la magia y la paz de la naturaleza.

Este hotel tiene magníficas vistas al valle de Bargelonne y la ciudad medieval de Lauzerte. Además, cerca de este lugar encontramos Moissac, parte por la que transcurre el Camino de Santiago de Francia y con un rico contenido románico.

La Château de Larroque

A 55 kilómetros de Tolouse hemos encontrado un palacete romántico con fantásticos jardines y todas las comodidades necesarias. Además, podemos aprender cocina Gáscon preparando el fabuloso foie gras o elegir entre una gran cantidad de recetas.

El Castillo de Labro

Ahora nos dirigimos a Rodez, donde cerca encontraremos uno de los lugares más tranquilos que podamos imaginar. Todo es un auténtico paraíso de viñedos que rodean un castillo con 14 habitaciones en las que nos podremos hospedar. Pero si no quedan plazas, podremos optar por un apartamento o incluso pasar una romántica velada en su cabaña sobre las ramas de un viejo roble.

Otros atractivos que hemos encontrado son un campo de golf y pistas de tenis. Además también podremos hacer ciclismo de montaña e incluso senderismo.

Leave a Reply