La iglesia más antigua del mundo

La Iglesia de Urnes es considerada como la iglesia más antigua del mundo. Se encuentra localizada en Noruega, más concretamente en Luster, una ciudad situada a 358 kilómetros de Oslo.

La Iglesia de Urnes ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979, y está fabricada en madera. Está catalogada como la Iglesia más antigua de Noruega, y cuenta con una construcción basada en materiales que nos llaman la atención.

Como ya hemos comentado, está fabricada en madera, pero esta madera fue obtenida de árboles entre los años 1129 y 1131, es decir, que fueron talados hace cerca de 900 años.

Si queremos disfrutar de las vistas impresionantes de la zona, es recomendable ir a visitarla por la parte alta, de forma que podamos ver las vistas del Sognefjord que se encuentra situado junto a la iglesia. Sin duda se trata de un lugar totalmente fascinante.

La madera de la iglesia se encuentra totalmente oscurecida, lo que crea un interesante contraste con el color azul turquesa de las aguas del fiordo, así como con el color blanco de las cumbres nevadas.

En Noruega podemos encontrar hasta 28 iglesias de este tipo, las cuales son conocidas como Stavkirke. La forma de construirlas era colocando tablones de madera sobre unos cimientos de roca, hasta conseguir completar la nave.

Dentro de esta Iglesia de Urnes aparecen dragones y serpientes tallados de forma entrelazada, algo que nos lleva a recordar la mitología vikinga.

Lo más curioso es que, pese a haber sido fabricadas en madera, todas estas iglesias se mantienen en perfecto estado.

Apúntate a nuestro boletín

Únete a nuestra comunidad de adictos a los viajes y recibe nuestro mejor contenido por correo electrónico.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos tus datos con terceros.

Valverde
Estudié Arquitectura Técnica en la UCAM e Ingeniería Industrial en la UNED. Me gusta viajar y he vivido en distintos países. En la actualidad combino mis negocios con mi pasión por la música y la escritura para conseguir vivir plenamente.