Beso de la Muerte BarcelonaQuería dedicar este post macabro a una de las maravillas escondidas de la ciudad de Barcelona. La escultura del beso de la muerte.

El Bes (o Petó) de la Mort es sin duda la composición más conocida y destacada del Cementiri de Poble Nou de Barcelona y, según mi opinión y aún a riesgo de que me toméis por gótico, es la escultura más hermosa de Barcelona.

El conjunto está compuesto de un esqueleto con alas, representando la Muerte, que en una actitud casi erótica besa la sien de un joven que se desploma en sus brazos. La obra representa a la muerte con alas (y sin la guadaña que la caracteriza normalmente) e intenta captar el momento en el que el alma abandona el cuerpo y la persona pasa a manos de la Muerte que la acoge con fuerza, casi como una enamorada.

El conjunto escultórico tiene un aire teatral que sorprende al visitante del cementerio y que contrasta con el resto de obras funerarias del entorno. La importancia de esta obra es tal que sus réplicas se han expuesto en muestras de arte mortuorio alrededor de Europa.

La historia de tan curiosa (y macabra) figura gira en torno a la familia Llaudet, una acaudalada familia de Barcelona que en los años treinta perdió a uno de sus hijos en plena juventud y quiso hacer una escultura para su tumba, que representase los siguientes versos de Mossèn Cinto Verdaguer:

Mes son cor jovenívol no pot més;
en ses venes la sanch s’atura y glaça
y l’esma perduda amb la fe s’abraça
sentint-se caure de la mort al bes.

Mas su joven corazón no puede más;
en sus venas la sangre se detiene y se hiela
y el ánimo perdido con la fe se abraza
sintiéndose caer al beso de la muerte.

 

La obra escultórica del beso de la muerte, así como el Cementerio del Pueblo Nuevo bien merecen una visita para apreciar la belleza de las obras de arte funerario allí expuestas.

Fuente e inspiración: Piscolabis Librorum (en catalán)

Dónde dormir en Barcelona.

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

Leave a Reply