Barcelona es una ciudad con tantas cosas por ver que, a veces, pareciera que el tiempo no alcanza para conocer sus atractivos más importantes.

Una alternativa para quienes visitan esta impresionante urbe por primera vez es el bus turístico o bus turístic de Barcelona.

Estos conocidos vehículos de dos plantas recorren la mayoría de las atracciones de Barcelona en cuestión de horas, lo que los convierte en la elección de quienes cuentan con una estancia corta en la capital catalana.

Bus turístico de Barcelona: ¿Vale la pena?

Bus turístico de Barcelona: ¿Vale la pena?

En este artículo, haremos un repaso de las ventajas y desventajas del bus turístico de Barcelona, las diferentes líneas de su recorrido y todo lo que necesitas saber sobre este servicio.

¿Vale la pena el bus turístico de Barcelona?

Pros del bus turístico de Barcelona

Contratar el bus turístic de Barcelona tiene varias ventajas. La primera es que, como mencionamos anteriormente, el bus turístico permite ver la mayoría de las atracciones de la ciudad en poco tiempo.

Si, por ejemplo, haces escala en Barcelona y cuentas solo con un par de horas para conocer la ciudad, el bus turístico hace posible que te hagas una idea general de la urbe.

Otra ventaja del bus turístic es que cuenta con conexión Wifi, así que podrás mantenerte conectado durante todo momento a través de las Redes Sociales y servicios de mensajeria. Si eres fanático de la fotografía, podrás capturar y postear excelentes planos desde las dos plantas del bus.

El bus turístico de Barcelona, una excelente manera de recorrer la ciudad durante una estancia corta

El bus turístico de Barcelona, una excelente manera de recorrer la ciudad durante una estancia corta

Además, los buses disponen de audioguía en diferentes idiomas, con datos relevantes sobre la historia de atracciones como la Pedrera, la Sagrada Familia y la Casa Batlló.

Los buses turísticos de Barcelona son una buena opción para personas mayores o con movilidad reducida, ya que evita que tengan que caminar demasiado y les ahorra el ajetreo de hacer trasbordos en metro o autobus urbano.

Por otro lado, las entradas del bus turístico de Barcelona incluyen descuentos a atracciones, lo cual viene de maravilla si, durante el recorrido, decides bajarte en alguna de las paradas.

El bus turístico de Barcelona dispone de tres líneas que hacen posible conocer el lado histórico, el lado olímpico y el lado moderno de esta ciudad cosmopolita.

Contras del bus turístico de Barcelona

Una de las principales desventajas del bus turístico de Barcelona es su elevado coste, sobre todo si se viaja con un presupuesto limitado. Si optas por caminar o usar el transporte público cuando lo amerites, podrías invertir el coste del bus turístico en una buena comida, por ejemplo.

De igual manera, si las multitudes no son lo tuyo y te gusta descubrir las ciudades por tu cuenta, el bus turístico de Barcelona pueda dar la sensación de ser una excursión escolar.

Otro contra del bus turístic es que, debido a la rapidez del recorrido, puede parecer que no se llega a conocer a Barcelona tanto como se quisiera.

Para resaltar los atractivos de la ciudad, la historia que cuentan en el bus turístico de Barcelona pasa por varios filtros de belleza que, aunque no le restan veracidad, omiten detalles que podrías llegar a saber si recorres la urbe por tu cuenta.

El bus turístico de Barcelona: Cómo funciona

El bus turístic es ofrecido por Barcelona Turisme, aunque también hay otras compañías que prestan este servicio.

Los autobuses disponen de tres líneas: Una ruta azul y una roja que trabajan todo el año, además de una verde que funciona del 23 de marzo al 4 de noviembre de cada año.

Es posible comprar entradas para el bus turístico de Barcelona online que te dan acceso a los autobuses por hasta 48 horas.

Otra opción es adquirir tus entradas para el bus turístic en las oficinas de Barcelona Turisme o en el punto de encuentro de Plaça de Catalunya.

Con entradas en mano, puedes subirte a los autobuses en cualquiera de las más de 40 paradas ubicadas en distintos puntos de Barcelona.

Al subirte al autobus, se te entregarán aurículares con los que podrás escuchar la guía de audio en el idioma de tu preferencia, además de un talonario de descuentos para atracciones de Barcelona y una guía informativa impresa en tres idiomas.

Puedes bajarte del bus en cualquier punto de las tres rutas, bien sea para hacer fotos, entrar a alguna atracción o conectar con otras líneas.

La frecuencia del bus turístico de Barcelona va de 5 a 25 minutos, dependiendo de la temporada y, sobre todo, del tráfico.

¿Cuáles son las rutas del bus turístico de Barcelona?

La ruta roja tiene una duración aproximada de 120 minutos y tiene como punto de partida Plaça de Catalunya. Esta línea pasa por sitios de interés como la Casa Battló y la Pedrera de Antoni Gaudí, el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Barri Gòtic.

Ruta roja - Bus turístico de Barcelona

Ruta roja – Bus turístico de Barcelona

Por su parte, la ruta azul también parte desde Plaça de Catalunya y permite movilizarse a atracciones como la Sagrada Familia y el Park Güell.

Ruta azul del bus turístico de Barcelona

Ruta azul del bus turístico de Barcelona

La ruta verde tiene un trayecto más corto que las otras líneas y un recorrido que inicia en el Port Olímpic y continúa a través de lugares como Poblenou.

Ruta verde del bus turístic de Barcelona

Ruta verde del bus turístic de Barcelona

Consejos útiles

Como siempre recomendamos, para movilizarte tranquilamente por Barcelona, es necesario llevar zapatos y ropa cómoda, acorde a la temporada de tu viaje (abrigos si vas en invierno, sombreros y gafas de sol si vas en verano, por ejemplo).

Del mismo modo, es primordial que te mantengas hidratado durante el recorrido y uses protector solar, sin importar las temperaturas.

Conclusión

Al final, decidir si el bus turístico de Barcelona vale la pena o no va a depender de cada viajero, sus intereses y disponibilidad de tiempo.

Si cuentas con varios días para recorrer la capital catalana, bien podrías hacerlo a tu ritmo, usando el transporte público de la ciudad y caminando.

No obstante, si solo tienes un par de horas libres en Barcelona y no te molesta seguir a la multitud, el bus turístic te ayudaría a ver rápidamente las atracciones principales de la urbe y saber un poco de us historia sin temor a perder un vuelo.

Si tu presupuesto te lo permite, el bus turístico de Barcelona es una buena forma de conocer la ciudad, sin profundizar demasiado.

 

 

 

¿Qué te pareció este artículo? No dejes de visitar la web oficial del bus turístico de Barcelona para más información.

Leave a Reply